Menu

Moto del día: Kawasaki Z 1000 SX Ninja

Entre dos tierras estás

Moto del día: Kawasaki Z 1000 SX Ninja

La Kawasaki Z 1000 SX es una sport turismo de altos vuelos, una moto diseñada para viajar con cierta comodidad pero sin renunciar a sensaciones deportivas y a un dinamismo de primer nivel. Este modelo está construido sobre la base de la Kawasaki Z 1000, una naked, a la que se le coloca un carenado frontal de generosas dimensiones para proteger del viento y ligeros cambios en la ergonomía de cara a tener una posición más relajada.

El modelo se presentó en 2011 y de aquellas se complementaba con la Kawasaki ZZR 1400, que venía a ser una moto similar en orientación, pero con más de todo. Hoy en día, también podríamos sumar a la Kawasaki H2 SX como moto similar en concepto pero un nivel superior.

Ahora que lo pienso, es curioso que Kawasaki tenga estas tres supersport turismo en catálogo, motos que son bastante parecidas y que en mi opinión puede que incluso se quiten ventas las unas a las otras. Más aun si tenemos en cuenta que este segmento está un poco de capa caída en los tiempos que corren.

Kawasaki Z1000 SX 2019 4

Volviendo a la Kawasaki Z 1000 SX, es una moto que ha ido sufriendo modificaciones a lo largo de estos 8 años. En 2014 vino la primera remodelación gorda con la que se eliminaron algunos fallos de juventud del modelo, principalmente unas molestas vibraciones que aparecían en las estriberas a velocidades de crucero.

Después de eso, los japoneses han seguido metiendo gadgets y equipamiento extra con el paso de los años, como control de estabilidad, indicador de marcha engranada, más los obligatorios cambios a nivel de emisiones contaminantes para ir superando las nuevas normativas, y también actualización de la estética.

En el apartado mecánico, esta moto está animada por el mismo tetracilíndrico en linea de 998 cm3 que utiliza la Kawasaki Z 1000, y que a su vez deriva del empleado en la ZX-10R. Aunque tenga un origen deportivo, se ha llevado a cabo el tradicional trabajo de dulcificado, mediante electrónica y conductos de admisión y escape específicos, con el fin de lograr una curva de par y una entrega de potencia más acordes para el día a día.

Kawasaki Z1000 SX 2019

Kawasaki Z 1000 SX 2019

En cualquier caso, caballo arriba caballo abajo, estamos hablando de unas cifras de cilindrada y potencia impresionantes que en una conducción por vía pública nunca jamás de los jamases se nos quedarán escasas. Su peso en orden de marcha, 235 kg, no está nada mal si tenemos en cuenta el motor y el equipamiento que lleva.

Huelga decir que la Kawasaki Z 1000 SX no es una deportiva muy radical ni nada por el estilo. Es otro concepto. Podemos estar ante una moto con mucha potencia, frenos espectaculares, suspensión de primer nivel… pero no resulta una moto agresiva o salvaje, sino civilizada, suave y progresiva en las reacciones. Es capaz de mostrar una cara amable para tus viajes o tus recorridos de rutina.

Sin embargo, la falta algo para ser una auténtica viajera. Se la pueden colocar maletas de fábrica lo cual aumenta sus posibilidades, pero si nos fijamos en el colín… es fácil imaginar que ese asiento no va a ser el más cómodo del mundo en tiradas largas. Por otra parte, la postura sigue siendo demasiado al ataque, cargando bastante peso sobre las muñecas.

Kawasaki Z1000 SX 2019 5Quiere ser las dos cosas, una deportiva y una tourer y al final… el que mucho abarca poco aprieta. Otro problema del que adolece es que con las maletas laterales de fábrica, no se la puede colocar un top case trasero, algo que merma en cierta medida la capacidad de carga de la moto.

Si eras de culo delicado y gustos finos, entonces los japoneses te ofrecía la Kawasaki GTR 1400, la auténtica tourer de Akashi, pero se descatalogó hace algunos años. De hecho, si me pongo a mirar el catálogo de Kawa, puede que la mejor moto que tienen para viajar hoy en día sea la Kawasaki Versys 1000, una trail.

Volviendo a la Z 1000 SX, es una moto grande y ambiciosa en todos los aspectos, por lo que peca de ser un vehículo algo caro de mover. Consumos de 6 l/100 km son normales, y eso siempre que te portes bien. A nivel de ruedas, frenos, kit de transmisión… todo va a sufrir un desgaste extra respecto a motos más pequeñas.

En cualquier caso, estamos ante una moto muy correcta y que ralla a un gran nivel en lo que a parte técnica y equipamiento se refiere. Es un modelo algo vetusto, sí, pero ha sabido actualizarse y mejorar con los años, como el buen vino. El precio de este cóctel de polivalencia y grandes cifras es de poco más de 14.000 euros en los concesionarios.

COMPARTE
Sobre mí

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Jose
Invitado
Jose

Probé una antes de comprar mi actual moto y me pareció un avión. Pero el defecto es el que comentáis. Motor y suspensiones son más de GT que de deportiva. Pero luego es pequeña y con postura al ataque. Demasiado entre dos aguas. Y como dices…el mismo motor (aunque con 23CV menos) lo lleva la Versys, con la que te puedes mover casi al mismo ritmo que con la SX

Pedro Ivan
Mecánico
Pedro Ivan

Pues para los que no queremos «trail asfálticas» me parece de lo mejorcito del mercado y la que más fiel refleja lo que siempre ha sido una sport turismo, segmento este que ha ido sucumbiendo a las modas del mercado y que a día de hoy solo defienden dignamente esta Kawasaki y la Ducati SS, porque corregidme si me equivoco, pero la VFR se ha descatalogado no hace mucho.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.