Moto del día: Lazareth LM 410

Moto del día: Lazareth LM 410

Donde la ciencia ficción se convierte en realidad


Tiempo de lectura: 4 min.

Ludovic Lazareth se graduaba en la primera promoción que salía de la recién inaugurada École Espera Sbarro allá por 1992, de la mano de su referente a nivel creativo, Franco Sbarro, creador de aquel lugar donde la imaginación puntuaba por encima de cualquier otra cosa. Esa misma filosofía la llevaba a la práctica su discípulo unos años más tarde cuando fundaba su propia empresa en 1998, Lazareth Auto-moto, con el lema “Con imaginación, la creación no tiene límites”.

Siete años después, en 2005, la empresa obtendría la condición de fabricante y comenzaría a producir sus primeros vehículos bajo su propia marca. Desde entonces han surgido alrededor de 100 unidades diferentes, entre prototipos y modelos llevados a la serie, donde una cosa brilla por encima del resto: la imaginación.

La prueba es que a lo largo de los últimos 15 años la empresa francesa con sede en Annecy-le-Vieux ha fabricado vehículos de todo tipo y condición, al punto de ser el primer fabricante en el mundo en conseguir homologar una moto voladora, la Lazareth LMV 496, además de otros modelos como la LM 847, con motor V8 y 4,7 litros de origen Maserati.

Esta Lazareth LM 410 es la versión “lógica” del modelo LM 847, que con un V8 anclado a su bastidor es cualquier cosa menos utilizable y práctico

Lazareth LM 410 2

Pues para el pasado 2020 y partiendo de la base de esta última, el diseñador francés ha creado una nueva variante denominada LM 410, en la que prescindiendo del enorme bloque italiano e incorporando un propulsor de motocicleta, ha logrado acercarse más al mundo de las dos ruedas que con sus anteriores modelos, además de hacer a esta LM 410 mucho más manejable y utilizable que el resto de versiones hasta ahora fabricadas.

A pesar de todo, este nuevo modelo de la marca francesa sigue manteniendo las cuatro ruedas originarias de versiones anteriores, calzadas con unos neumáticos Metzeler Marathon ME880, que le permiten mantenerse en equilibrio una vez parada, gracias a un mecanismo que bloquea el sistema pendular que una vez en marcha le permite tener el mismo funcionamiento dinámico que una motocicleta normal y corriente, algo similar a lo que emplea por ejemplo Piaggio en su triciclo el MP3.

Todo queda aderezado con el tetracilindrico nipón de 998 cc (de la Yamaha YZF-R1) y una potencia en torno a los 200 CV, además de unas suspensiones elaboradas especialmente para los modelos de Lazareth por los holandeses de TFX y diversos de los componentes fabricados con aluminio mecanizado que son obra de Rizoma. La frenada corre a cargo de doble un disco de 300 mm en el tren delantero y pinzas de cuatro pistones, siendo estos de 260 mm en el tren posterior y mordidos por pinzas de doble pistón.

Con el propulsor procedente de la Yamaha YZF-R1, la LM 410 consigue tener un funcionamiento dinámico mas semejante a una motocicleta que el resto de modelos de la marca francesa

Lazareth LM 410 4

La carrocería fabricada en poliéster y partes en fibra de carbono envuelve un chasis de tipo perimetral fabricado en aluminio, y cuenta con unas cotas finales de 2.475 mm por 800 mm por 1.080 mm en lo que respecta a longitud total, anchura máxima y altura final, declarando un peso en vacío según la propia marca de 354 kilogramos.

Lo que queda claro es que el fabricante francés no tiene límites y que no solamente sus vehículos están diseñados para ser usados en películas como, “Babylon AD” del director Mathieu Kassovitz y protagonizado por el polifacético Vin Diesel, que se mide a una banda de criminales a bordo de artilugios mecánicos creados por Lazareth. Ahora más que nunca, y sin dejar de lado su filosofía de trabajo, crea vehículos más mundanos como esta LM 410.

Eso sí, según anunció la marca gala, solo habrá 10 unidades disponibles y el precio base será de aproximadamente 100.000 euros, así que el número de afortunados que puedan tener una de estas en su garaje particular será muy pequeño concediéndole, aún más si cabe, ese halo de exclusividad que portan todos los vehículos salidos de la factoría de Ludovic Lazareth.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto, la charla sería de órdago.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Rodrigo

Sinceramente, el "bicho" de las motos me picó ya siendo adulto y desde entonces no he parado de disfrutar una y otra vez hasta que lo he convertido en parte de mi profesión. Tan pronto te hago una sesión de fotos que te destripo un motor o te transformo una moto en cafe racer. Las motos son mi pasión y me encanta todo lo que les rodea