Moto del día: Malaguti RST 125

Moto del día: Malaguti RST 125

Una vieja conocida con distinta "piel"


Tiempo de lectura: 6 min.

Desde finales de 2018 la italiana Malaguti es propiedad del grupo empresarial austriaco KSR Group GmbH, que entre otras, también posee marcas de las que ya te hemos hablado en esta misma sección. Marcas como Lambretta, Brixton o Benelli, y así hasta llegar a un total de 15 firmas. Además, empleando la misma fórmula, cada vez más usual, que emplean otras marcas del sector: diseño y comercialización en Europa, fabricación en China.

Entre toda esa vorágine de modelos que posee el grupo austriaco, hoy os traemos una de sus 125 cc perteneciente a la marca que fundara allá por 1930 Antonio Malaguti. Se trata de la Malaguti RST 125, presentada en el EICMA de la temporada de 2018, que resucita las míticas siglas que a comienzos de la década de los 90 portaran tanto uno de sus ciclomotores como una variante de 79 cc que llegó, entre otros, a nuestro país, y que a su vez derivó en la icónica Rieju RST 80.

Por otro lado, y como era de esperar, la nueva dirección de la empresa no podía ponerse a diseñar modelos nuevos de manera sistémica, así que tras diversos acuerdos, entre ellos con el grupo Piaggio, emplea como base para la construcción de la Malaguti RST 125 a una vieja conocida de nuestro mercado nacional, la Derbi GPR 125, que a su vez en su día sería concebida partiendo de la Aprilia RS 125 del momento, ambas pertenecientes al grupo empresarial italiano.

Malaguti RST 125 6

La Malaguti RST 125 representa el lado más deportivo de la reflotada marca italiana, gracias a soluciones técnicas ya vistas antes en la RS 125 de Aprilia y también en la Derbi GPR 125

Pero centrándonos en esta nueva variante de aquellos modelos, que por otro lado sigue estando de plena actualidad, nos encontramos con una motocicleta que entusiasma con casi total seguridad a cualquier adolescente que quiera iniciarse en el mundo de las dos ruedas dentro del segmento de las deportivas, ya sea por su estética afilada o por unas buenas cualidades dinámicas en general.

En lo mecánico, quizás su punto más débil, nos encontramos con el propulsor monocilíndrico de cuatro tiempos y refrigerado por agua de 124 cc, con cuatro válvulas en culata y alimentado por un sistema de inyección capaz de desarrollar una potencia final cercana a los 15 CV a 10.750 RPM.

Según los datos ofrecidos por la marca, la Malaguti RST 125 lograría alcanzar una velocidad punta de 106 km/h, algo escasa si tenemos en cuenta la concepción del modelo y la parte ciclo que envuelve al propulsor de la italiana. En cualquier, caso son cifras suficientes para un uso cotidiano en casi cualquier situación.

Malaguti RST 125 2

En lo referido a la ciclística, nos encontramos con un chasis doble viga perimetral en aluminio, si bien el basculante trasero de tipo asimétrico para poder dar cabida al escape emergente por la parte inferior derecha. Se optó por fabricarlo en acero, entre otras cosas por abaratar costes finales y poder hacerla más competitiva frente a sus rivales directos. Una horquilla invertida en su frontal y un monoamortiguador trasero anclado directamente al chasis, y sin posibilidad de reglaje alguno, son los encargados de la suspensión del modelo.

En la Malaguti RST 125, a diferencia de la RS 125 de Aprilia, se ha optado por abaratar costes en algunos de sus componentes como por ejemplo neumáticos o sistema de frenada

Igualmente en el apartado de la frenada tampoco se optaba por el empleo del ABS, como sí portaba la Aprilia RS 125, nuevamente con la intención de contener los costes finales. En esta ocasión, un sistema CBS de frenada combinada junto a un doble disco son suficientes para detener a la boloñesa de manera efectiva.

Por su parte, en el frontal se decidía instalar una pinza de triple pistón con anclaje de tipo radial, mientras que atrás sería una pinza monopiston la aparejada al disco trasero. Todo ello va anclado a llantas de 17 pulgadas calzadas con neumáticos chinos CST en medidas 100/80 R17 delante y 130/70 R17 detrás,  nuevamente en la búsqueda de ahorro en los costes y poder ofrecer un precio final más ajustado.

Malaguti RST 125 7

En cuanto a cotas y medidas totales, la Malaguti RST 125 fija un peso final de 148 kilogramos con todos los llenos. La altura libre del asiento al suelo se queda en 790 mm, mientras que la distancia total alcanza una cota máxima de 1.950 mm. Por otro lado, la anchura máxima llega hasta los 770 mm, la altura en su punto máximo está a 1.100 mm del suelo y la distancia entre ejes establece una medida total de 1.355 mm.

Por último, la capacidad de su depósito de combustible nos ofrece, gracias a un consumo de apenas 3 litros cada 100 km recorridos, la posibilidad de establecer medias por encima de los 400 kilómetros sin repostar, convirtiéndola en una de las más parcas del segmento en este apartado.

Yendo al detalle en cuanto a los acabados y equipamiento, la RST 125 es muy similar a las RS 125 de Aprilia. Si bien es cierto que tiene algunos detalles mejorables, todo ello en “pro” de una reducción de costes y un mejor precio final, a esta transalpina no le faltaría detalle alguno para encandilar a casi cualquiera.

Malaguti RST 125 3

Por ejemplo, un completo cuadro de instrumentos con cuentavueltas analógico y pantalla digital adherida al lateral de este, donde encontramos velocímetro, nivel de temperatura o marcha engranada, así como una tira de testigos luminosos al otro lado del cuentavueltas, con indicación de temperatura del motor, avería mecánica, iluminación o intermitencia. Además, en la parte superior del tacómetro un piloto luminoso nos marca el sobrerrégimen, ayudándonos a exprimir de forma correcta el pequeño propulsor italiano.

Otros elementos como una pantalla frontal ahumada, asiento del piloto desmontable con cerradura independiente y hueco bajo este para llevar la documentación o cartera, iluminación LED o pata de cabra lateral con sistema automático de retirada -una vez no estuviera la moto apoyada sobre ella-, completa el conjunto.

La Malaguti RST 125 es Euro 4, se mantiene a la venta mientras haya existencias. No hay versión Euro 5 en el horizonte

Todo ello por un precio de 3.999 euros, posicionándose como una de las más baratas del segmento y además con una calidad más que contrastada gracias a los modelos de los que derivaba. De hecho, en la actualidad, dos años y medio después de su puesta a la venta, sigue manteniendo las mismas condiciones económicas de compra, incluyendo un año de garantía de forma promocional. Eso sí, cuando se acabe el stock, se acabaron.

Calcula cuánto cuesta asegurar una Malaguti RST 125 con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.