Moto del día: Moto Villa BO 400 Sport

Moto del día: Moto Villa BO 400 Sport

El último canto del cisne de la marca italiana


Tiempo de lectura: 2 min.

Hace unos días os hablábamos del fallecimiento de Francesco Villa, el último de la saga de hermanos fundadores de la marca italiana Moto Villa. No es una marca demasiado conocida en España a pesar de que fabricaron grandes modelos de motocrossenduro, por ello hemos querido rendirle homenaje hablando de la última moto que lanzaron como prototipo en 2018 y en la que el propio Francesco estuvo involucrado: la Moto Villa BO 400 Sport.

Moto Villa llevó al Salón EICMA de Milán 2018 varias novedades de cross, endurosupermotard. Pero la que más nos llamó la atención y que al mismo tiempo pasó desapercibida fue el bonito prototipo que también tenían en expuesto. Según nos comentaban, esta moto representaba su propia interpretación de lo que debe ser una motocicleta en su forma más pura.

El aspecto “retro” entra rápidamente por los ojos, con la combinación de colores rojo y blanco propio de la firma de Módena. Es una moto baja, de depósito alargado y semimanillares, con el fin de buscar un claro look cafe racer. El asiento es monoplaza con un colín bajo y plano que termina con una aleta trasera de claras reminiscencias crosseras.

El motor utilizado en la Moto Villa BO 400 Sport era un monocilíndrico de refrigeración por aire, culata de doble árbol de levas en cabeza (DOHC) e inyección electrónica. Como curiosidad, decir que este motor fue desarrollado por el propio Francesco Villa. Tratándose de un prototipo no se hacía referencia a su potencia máxima, pero podemos calcular que estaría en torno a los 25-30 CV. El escape está firmado por los italianos de SC-Project.

Alrededor fabricaron un chasis de doble cuna de acero con un basculante de sección cuadrada y construido en fundición de aluminio. Manteniendo la estética clásica se optó por una configuración de doble amortiguador trasero con depósito separado tipo piggy-back. Delante hay una masiva horquilla invertida multirregulable y para detener el conjunto, pinza Brembo radial que muerde un disco tipo wave.

Aunque la Moto Villa BO 400 Sport era una moto de carretera, se le quiso dar un aspecto gamberro y por ello se le montaron neumáticos de corte mixto (unos Pirelli Scorpion Rally STR) más propios quizás de una scrambler. Las llantas de 17″ eran de radios en color dorado y permitían montar ruedas sin cámara. Por último la instrumentación era también muy old school, con un conjunto formado por dos relojes en el que el tacómetro presidía la esfera central y el velocímetro a la izquierda.

Una pena que esta moto no llegase a convertirse en real.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Pedro
Invitado
Pedro

Un calco de la SWM Gran Milano 440. Sin más.

Javier Costas
Editor

Gracias por la idea, mañana hablaremos de ella.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto :  ¡Gas amigas!