Moto del día: Motul-Bultaco TSS MK2 Ricardo Tormo

Moto del día: Motul-Bultaco TSS MK2 Ricardo Tormo

Compradas por Motul a la moribunda Bultaco, en 1981 las TSS de 50 cc consiguieron su último Mundial de la mano de Ricardo Tormo


Tiempo de lectura: 4 min.

Si en el motociclismo español hay una historia que cumpla con la expresión “ canto de cisne “ posiblemente sea la de las Motul-Bultaco en 1981. Año en el que Ricardo Tormo se hizo con su segundo Mundial de 50 centímetros cúbicos, llevando nuevamente a la victoria a las Bultaco TSS Mk2 a pesar de que, la histórica marca, se estaba descomponiendo aceleradamente en medio de su triste y errático final financiero. De hecho, aquella gesta de campeones siquiera se pudo hacer con el apoyo del departamento de carreras de Bultaco. Inexistente para aquellas fechas, recurriendo por tanto a la creación de un equipo privado fundado por Motul con el patrocinio del fabricante de muebles Tabervall. Un episodio crepuscular y complejo, en el cual es mejor transitar paso a paso. Veamos.

En primer lugar, hemos de señalar cómo se encontraba Bultaco rallando el final de los setenta. Y es que, a pesar de haber logrado dos títulos mundiales de 50 centímetros cúbicos con Ángel Nieto – 1976 y 1977 – y otro más con Ricardo Tormo – 1978 – , el fabricante catalán se hallaba enfilando sus pasos hacia una crisis económica y laboral responsable de obligarla a echar el cierre a medio plazo. Sobre los motivos de ello, la verdad es que estos resultan harto variados. Para empezar, en 1976 comenzó una oleada de huelgas responsables de afectar seriamente a la producción debido a la extensión de las mismas. Además, aunque en aquel momento Bultaco era el principal fabricante motociclista de España – con una producción anual fijada en más de 22.000 unidades – lo cierto es que comenzaban a aflorar errores del pasado relacionados con una mala planificación.

Y es que, comparada con las marcas japonesas que en aquel momento copaban buena parte de los mercados mundiales, Bultaco había carecido de una correcta estrategia a largo plazo. De esta manera, el desarrollo de la gama tenía mucho de errático, con decisiones tomadas sin la suficiente información. Además, la logística de stock tampoco era la deseable. En suma, un cúmulo de errores imperdonables para cualquier empresa que aspirase a ser masiva y global en un contexto internacional cada vez más competitivo, dominado por los eficientes directivos japoneses. Con todo esto, en 1979 la familia Bultó cedió la empresa a los trabajadores, constituidos en una cooperativa que intentó desesperadamente continuar con la producción hasta que, en 1983, cedió a la realidad parando definitivamente su cadena de montaje.

bultaco motul 1981 (3)

Para finales de los setenta múltiples factores se concitaron para hacer que Bultaco entrase en una espiral endiablada hacia su fin, todo ello a pesar de que su participación en el Mundial iba viento en popa

Motul-Bultaco TSS MK2 50, una Bultaco sin Bultaco

En 1980 la cooperativa de trabajadores al frente de Bultaco se vio obligada a liquidar buena parte del departamento de competición. Así las cosas, Ricardo Tormo se quedó sin infraestructura con la cual seguir disputando el Mundial. La crónica de una muerte anunciada. Ya que aunque se venía de ganar el título de 50 centímetros cúbicos en 1978, lo cierto es que en 1979 los resultados se resintieron bastante debido al constante decrecimiento de los recursos. Todo ello con la familia Bultó saliendo de su propia empresa y la negativa de los bancos a dar más crédito a la misma.

Llegados a este punto, Ricardo Tormo tenía un importante problema de cara a 1981. Ni más ni menos que dónde poder competir. Afortunadamente, bajo la intercesión de Salvador Gascón – amigo y aliado de Ricardo Tormo – Motul adquirió las Bultaco TSS MK2 del equipo oficial. Nacían las Motul-Bultaco. Además, la buena fama del piloto valenciano logró sumar a la empresa de muebles Tabervall como necesario patrocinador. Con todo ello se pudo disputar la temporada, ganando ni más ni menos que seis de las ocho citas del calendario para alzarse así con el título mundial.

Y eso que, para aquel momento, la TSS MK2 no era precisamente una motocicleta de última hora. Lejos de ello, su estreno se había producido en 1976. Nombradas con el recuerdo de las míticas TSS de los años sesenta, todas ellas se montaron en torno al curioso chasis monocasco en acero al cual iba adherido el motor en una posición prácticamente horizontal.

bultaco motul 1981 (2)

Esta Bultaco sin Bultaco fue el último gran paso de la marca en la competición a pesar de que se realizara a través de la escudería Motul

Todo en nombre de la ligereza y la aerodinámica, guardando similitudes con diseños que aparecerían después como el de las Garelli llevadas por Ángel Nieto. Respecto al motor, las TSS portaron diversas cilindradas. No obstante, en el caso de aquellas Motul-Bultaco supervivientes para la temporada de 1981 su monocilíndrico de dos tiempo rendía 17 CV a 16.000 revoluciones por minuto para un peso en seco de 57 kilos. Una verdadera virguería que, desgraciadamente, fue el canto del cisne de la marca en el Mundial. En fin, toda historia tiene su final.

COMPARTE
Sobre mí

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto, la charla sería de órdago.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Rodrigo

Sinceramente, el "bicho" de las motos me picó ya siendo adulto y desde entonces no he parado de disfrutar una y otra vez hasta que lo he convertido en parte de mi profesión. Tan pronto te hago una sesión de fotos que te destripo un motor o te transformo una moto en cafe racer. Las motos son mi pasión y me encanta todo lo que les rodea