Moto del día: Motus MST

Moto del día: Motus MST

Una sport turismo con sabor americano


Tiempo de lectura: 4 min.

Es muy probable que no hayas oído hablar de la marca Motus Motorcycles, pues sus productos solamente se han comercializado en Estados Unidos. Para solucionarlo, hoy vamos a hablar de la Motus MST, una moto sport turismo de gran calidad hecha a mano en Birmingham, Alabama, con un motor propio creado por la marca.

Motus Motorcycles nació en 2008, de la mano de sus fundadores Lee Conn y Brian Case. Ambos buscaban crear una nueva moto parecida a las K de BMW, en contraposición a las custom de Harley-Davidson o Indian Motorcycles. Buscaron un motor que encajase en su idea, pero no encontraron ninguno que se adecuara a sus necesidades, por lo que emprendieron el camino difícil de crear el suyo propio.

Para ello se unieron a una empresa de ingeniería con experiencia más que destacada: Pratt&Miller Engineering. Esta empresa lleva en las carreras desde hace más de 25 años junto a General Motors, trabajando en el área de motores. Como os podéis imaginar, tienen dilatada experiencia con motores V8, así que el corazón que impulsaría la Motus MST sería la mitad de uno de ellos: un motor V4.

El motor MV4 1650 se une a una caja de embrague húmedo de seis marchas y transmisión por cadena

Motus MTS 3

El motor MV4 1650 -denominado cariñosamente Baby Block– que impulsa la MST es un V4 a 90º con 2 válvulas por cilindro y 1.650 cm3, que rinde 167 CV -176 CV en la MSTR– y 167 Nm de par a 5.000 rpm. Cuenta con cuatro válvulas de admisión independientes de 40 mm y posee unas dimensiones compactas de 410 mm de largo, 516 mm de ancho y 667 mm de alto. Su peso con líquidos es de 68 kg, lo que no está nada mal.

Si vemos en detalle sus componentes, nos daremos cuenta que la compañía ha cuidado mucho la calidad de esta moto. El chasis es de celosía, para aportar rigidez y ligereza, sobre el que cuelga el motor en posición longitudinal según el cigüeñal, muy a lo Moto Guzzi.

En su parte ciclo encontramos algo convencional: doble horquilla invertida delantera y basculante trasero con monoamortiguador, pero empleando componentes de gran calidad. Por ejemplo, las horquillas delanteras son las NIX de 43 mm firmadas por Öhlins y 130 mm de recorrido, ajustable en precarga, compresión y rebote, mientras en la parte trasera se recurre a un muelle progresivo con 140 mm de recorrido, ajustable en precarga.

El motor MV4 se podía comprar de manera separada, por si querías fabricar tu propio vehículo, a un precio de unos 10.000 dólares

Motus MTS 5

Los frenos los proporciona Brembo, con discos dobles de 320 mm y pinzas de cuatro pistones al frente, mientras en la parte trasera se monta un único disco de 200 mm y pinza de dos pistones. Eso sí, la moto no equipa ABS como otras sport turismo de la competencia, algo que por su precio y orientación, debería ser de serie.

El asiento se sitúa a 810 mm del suelo, y es muy estrecho en su parte delantera, facilitando así en cierta medida manejar la moto en parado, o la tarea de montar y desmontar. El peso de la moto de 230 kg es algo respetable, aunque nada exagerado en el segmento. Eso sí, su velocidad punta es impresionante, con más de 271 km/h, que alcanzó en el lago salado de Boneville, batiendo el récord en 2014 de la moto de producción más rápida, en las clases P-PP y P-PG.

El primer prototipo se presentó en 2011, siendo 2014 la fecha de su comercialización. Hasta septiembre de 2018, la compañía fabricaba a mano unas 300 unidades al año. Decimos fabricaba, porque desgraciadamente tras 10 años en el mercado, no han conseguido la rentabilidad esperada, y los inversores han retirado su capital, por lo que la compañía ha decidido echar el cierre. Aún están activos hasta liquidar todas las unidades en stock, aunque sin duda es una pena que un buen producto como esta Motus MST no haya encontrado su hueco en el mercado.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Luis
Invitado
Luis

La Idea era buena pero por desgracia eran muy costosas, a mí me gustan bastante, quiero tener una así sea en modelo a escala.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.