Moto del día: Peugeot Jet Force 125 Compressor

Moto del día: Peugeot Jet Force 125 Compressor

Un scooter sobrealimentado con piel de cordero


Tiempo de lectura: 2 min.

Seguro que muchos de vosotros consideráis a los scooters con más o menos el mismo entusiasmo que un electrodoméstico importante, como los Toyota Prius de las motos. Sin embargo, ¿qué ocurriría si a un scooter le metiésemos algún tipo de sobrealimentación? Ahora la Ley establece una potencia máxima de 15 CV para los motores de 125 cc pero, en sus tiempos mozos, estas motos podían llegar a ofrecer incluso más de 20 CV.

En el aparentemente no tan lejano 2005, Peugeot lanzó el Jet Force 125 Compressor, algo así como un scooter sport. Era como el Yamaha Jog/Aerox, pero a una escala superior. El Jet Force demostró que el scooter es capaz de ir más allá de un mero transporte básico que te lleva de un punto A a un punto B, puede llegar a ser divertido y hacer de tus recorridos diarios un auténtico parque de atracciones, más barato incluso. ¿La clave de Peugeot? Instalar un compresor volumétrico en el pequeño motor monocilíndrico de 125 cc.

La música que emana del compresor no es repicable en la carretera, y todo sin ningún retraso en la aceleración, también sea dicho. Mientras que los turbocompresores hacen esperar un poco hasta que la potencia se entrega en su totalidad por tener que cargar las turbinas, los compresores volumétricos no lo hacen gracias a que entran en funcionamiento nada más arranca el motor. En su día contaba con una versión de 20 CV a 9.000 RPM y otra de 15 CV para poder conducirla con el carné B de coche o A1 de motocicleta. Siguiendo su planteamiento deportivo, el chasis es de doble viga de acero y las suspensiones son convencionales: horquilla telescópica hidráulica delante y monoamortiguador atrás.

No he tenido la suerte de probar este misil de 125 cc, del cual las lenguas dicen que superaba los 130 km/h sin muchos problemas, pero a buen seguro que dejaría a más de una 250 cc o de cilindrada superior con la boca abierta ante la superioridad de este “electrodoméstico” de la firma del león.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

7
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
ALFONSO
Invitado
ALFONSO

Desde q me la compré.. la primera vez q la llevé al mecánico este me dijo q vaya mierda me había comprado…Pues esa mierda lleva ya 17 años conmigo sin hacerle apenas nada…En ciudad soy el rey y en carretera las 250 se quitan pa q pase…Tamb le saqué unos cuantos caballitos más….

Giovanni
Invitado
Giovanni

Hola y cuanto es el consumo de combustible cada 100km

Javier Costas
Suscriptor

Entre 4 y 5,2 l/100 km si te portas bien. Aquí tienes datos de un usuario de Suiza: https://www.spritmonitor.de/es/detalle/167315.html

Hector Rodriguez
Invitado
Hector Rodriguez

Yo tengo una! De 15cv.
Empuja sin parar hasta el corte 126km/h a 10.000 rpm. No hay 125 igual salvo los de 2 tiempos. Me ha dado algún problemilla y los repuestos son caros y difíciles de conseguir. . Pero como me divierto!

Giovanni
Invitado
Giovanni

Que tal son? Se consiguen repuestos de que otra moto le sirve

Litbea
Invitado
Litbea

Vaya fusilada de otro artículo original de 2009 ( https://www.motorcyclistonline.com/peugeot-jet-force-125-compressor ), ¿no?

Luis Blázquez
Invitado
Luis Blázquez

No te quito la razón. Muy poco tiempo y un día intenso para redactar una reseña que merecía más mérito propio como periodista. Entono el mea culpa por mi error y corregido queda.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.