Moto del día: Rieju Tango 125

Moto del día: Rieju Tango 125

Polivalencia para aprender a montar en moto


Tiempo de lectura: 8 min.

El otro día me pidieron consejo sobre que moto comprar en base a una serie de criterios y circunstancias personales que paso a detallaros: sería una moto para alguien que no ha tenido experiencia previa en el mundo de las motos y quiere dar sus primeros “pasos”, necesita que sea económica tanto en adquisición como en mantenimiento y dado que le gusta hacer rutas en mountain bike querría poder salir con ella por campo.

Como no dispone de carnet A2, poco a poco el listado de candidatas se iba reduciendo, ya que solo podríamos movernos entre ciclomotores y 125 convalidadas, así que según me iba diciendo necesidades y requisitos un modelo iba resonando en mi cabeza. Os voy a contar en base a estas necesidades porque le recomendé a nuestra moto del día de hoy: la Rieju Tango 125.

El primer motivo es el precio, ya que te puedes hacer con una nueva por un precio de 3.149 euros, pero lo bueno es que si quieres hacerte con una de las generaciones anteriores las tienes a precio de risa en el mercado de segunda mano y si, además, tenemos en cuenta que son motos que han dado un resultado bastante fiable -las versiones anteriores, ya que la nueva es muy reciente para hablar de esto- y en general el concepto de moto no ha cambiado en exceso, tenemos un producto redondo a precio de chollo.

Rieju Tango 2008 2

Rieju Tango 125 (2007)

Y ¿por qué me centro en el precio? Porque gran parte de la gente que busca este tipo de motos lo hace como una moto de iniciación, por lo que comprarte una moto muy costosa que quizá te dure poco tiempo a priori no tiene mucho sentido, aunque quizá te enamore y te la quedes como una urbanita todo uso con la que hacer tus trayectos diarios con un gasto de risa.

Y vale, quizá no sea la moto con la mejor parte ciclo, o la más puntera del mercado dentro del segmento de las 125, pero se defiende genial en ciudad gracias a la estrechez del conjunto y gran ángulo de giro, y quizá tampoco sea la mejor en campo, pero gracias a un peso muy contenido si lo que quieres es únicamente “pistear” o meterte por zonas complicadas de una forma “tranquila”, no te defraudará.

Esto nos lleva a hablar de otro de los puntos fuertes del modelo, el peso. Es cierto que hay motos tipo trail con unas características, componentes y motores algo más potentes (3 o 4 CV más a lo sumo, siempre que hablemos de 125 4T), pero suelen ser motos que están del orden de 20 o 30 kg por encima de esta peso pluma, y esto para alguien que empieza a montar en moto es algo a tener en cuenta, ya que unido a sus dimensiones de moto pequeña y a no tener un asiento muy alto hace que muchas posibles caídas sean salvadas gracias a una agilidad que en estas Tango es irreprochable.

Para no salirnos de la marca, pongamos dos ejemplos actuales, por un lado, tenemos la Tango 125 2.0, con 109 kg en seco y 11 CV, y por otro lado la Marathon 125 Pro con una parte ciclo más elaborada, un motor algo más potente de 15 CV -en el límite de la legislación- y un peso de 121 kg en seco, pero a 4.499 euros, es decir, un mayor peso y 1.350 euros más que la Tango, y eso que no la he comparado con una de las competidoras más caras.

Pero es que las Rieju Tango no son tampoco motos trail al uso, son motos que la marca denomina como fun bike, que quiere rememorar a aquellas motos de los años 70 que partían de una moto de trial como las Ossa Explorer o las Bultaco Alpina, buscando hacer motos algo más polivalentes, aunque igualmente muy ágiles y ligeras.

Y este concepto que tan bien funciona en campo, lo han trasladado a la ciudad donde sus virtudes también salen a relucir con un motor muy suave, con buenos bajos y unas dimensiones capaces de meterse por cualquier recoveco junto con unas suspensiones capaces de tragarse cualquier bordillo, resalto o bache que se encuentre.

Rieju Tango 2008 6

Rieju Tango 125 (2007)

Aunque han habido varias versiones de la Rieju Tango 125 desde que salió al mercado en 2007, la receta ha sido la misma en su esencia, un chasis discreto de acero -pero bien resuelto- con rigidez suficiente para el uso al que está destinada la moto, una parte ciclo que nació con freno radial delantero y suspensión trasera progresiva mediante bieletas.

Componentes que cambiaron en su segunda generación por otros algo más sencillos, pero igualmente eficaces, para rebajar su precio ante una competencia voraz, y un motor que en un principio era de origen Yamaha Minarelli -con los que la marca colabora desde los años 60- y que tanto en la segunda actualización del modelo como en el actual a la venta es de origen Zonghsen.

Si repasamos las características del último modelo, lanzado a la venta en 2019 y denominado Tango 125 2.0, veremos que el concepto de moto ágil, de componentes sencillos y económica con la que desenvolvernos de una forma divertida en ciudad y permitirnos excursiones camperas, concuerda igualmente con el de las generaciones anteriores.

Como decía, el motor de las Tango 125 2.0 es de origen Zonghsen, cuya patente originaria provenía de Honda -en la Derbi Senda 125 de 2004 ya hablamos de una evolución previa al mismo- y aunque la marca no declara la potencia en sus datos oficiales, ya que este mismo propulsor lo podemos ver montado en otros modelos de moto y fabricantes podemos intuir que no llega al máximo permitido de 15 CV para el carnet A1 o B convalidado, quedándose en unos 11 o 12 CV.

Es un propulsor monocilíndrico cuatro tiempos con refrigeración por aire, con dos válvulas y configuración SOHC, está alimentado mediante inyección electrónica y posee un diámetro/carrera de 52,4×57,8 mm. Está asociado a una caja de cambios de cinco relaciones con transmisión final por cadena y, en líneas generales, podemos decir que es un motor poco sediento, de tacto agradable y que le gusta girar bastante revolucionado, no es un motor deportivo, pero es cierto que te invita a llevarlo arriba para divertirte.

El chasis es de tipo perimetral de acero -doble viga superior unido a una doble cuna inferior-, un chasis sencillo que va en consonancia con el resto de parte ciclo del modelo, que monta suspensiones con una horquilla convencional delantera con barras de 37 mm y tarado blando orientado a conducción offroad sin posibilidad de regulación. Detrás lleva un monoamortiguador -sin bieletas- en el que se puede cambiar el punto de anclaje mediante herramientas en pasos sencillos, para así variar la dureza del mismo según la zona donde vayamos a utilizar la moto, nuestro peso y preferencias personales.

Rieju Tango 2011 4

Rieju Tango 125 (2011)

Mención aparte merece el sistema de frenada, ya que actualmente la ley obliga a que las motos de 125 lleven ABS o un sistema de frenada combinada (CBS), los de Rieju han preferido decantarse por esta última opción. Lo han hecho bajo mi punto de vista de una manera más sensata que la mayor parte de fabricantes

Eso es porque lo que hace el sistema de frenada es que cuando accionas la maneta de freno delantero se manda potencia a la pinza trasera en forma de apoyo, pero el pedal de freno trasero no actúa sobre el disco delantero, dejando el mismo para accionar únicamente el freno trasero. Algo que agradeceremos enormemente cuando circulemos con ella por campo donde el uso del freno trasero de manera independiente es esencial.

El equipo de frenos es de componentes sencillos pero efectivo, cuenta con una pinza delantera axial de un pistón y un disco de 260 mm, y una pinza trasera igualmente de un pistón con un disco algo más pequeño de 200 mm. Los neumáticos de origen son de marca Vee Ruber y están como el resto de la moto a medio camino de un concepto entre trail/trial. Van montados sobre llantas de radios de 19 pulgadas en la delantera y de 16″ en la trasera con medidas 90/100 y 120/90, respectivamente.

En el plano estético es donde más ha mejorado la moto, con una línea algo más fresca y actual, quizá pierde algo de parecido con las motos de trial al tener un asiento algo más ancho -disponible en dos alturas- y una figura menos en “V”, pero mantiene intacto el espíritu polivalente y excursionista que han tenido estas motos desde su origen.

Sin duda la Rieju Tango 125 en cualquiera de sus generaciones es una moto ideal para empezar, que reúne los requisitos que comentaba al inicio del texto, y dentro del segmento que creo que más se puede disfrutar con una 125 4T, ya que son motos con potencia justa para circular por carretera, pero capaces de hacerte disfrutar de lo lindo en campo, que como siempre recomiendo suele ser un entorno más “amistoso” para soltarnos y aprender, y si además es también divertida dentro de la ciudad, ¿qué más se puede pedir?

Calcula cuánto cuesta asegurar una Rieju Tango 125 con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.