Moto del día: Suzuki DL 650 V-STROM Mk.1

Moto del día: Suzuki DL 650 V-STROM Mk.1

Superventas por derecho propio


Tiempo de lectura: 3 min.

Hoy vengo a hablaros de una de las motos más importantes y más vendidas de los últimos 15 años. Es de esas veces que un fabricante da en el clavo y ofrece el producto perfecto, en el momento adecuado y con un precio sin competencia. La Suzuki DL 650 V-Strom salió al mercado en 2004 casi por casualidad. Suzuki ya vendía la DL 1000 V-Strom con un éxito limitado. Competir en el segmento de las maxi trail siempre es complicado, ya que la sombra de la GS es alargada. Entonces a los ingenieros de Hamamatsu se les ocurrió que había un hueco por llenar en el segmento de las trail medianas donde la competencia no era tan feroz. Cogieron el motor de la Suzuki SV 650, la parte ciclo de la DL 1000 V-Strom y dieron con la trail de media cilindrada definitiva. Aguantó en el mercado sin modificaciones hasta 2008 cuando llegó la segunda generación, que no hizo sino mejorar aun más lo que ya era muy bueno.

La Suzuki DL 650 V-Strom es una una trail asfáltica. Es una moto muy capaz para realizar grandes viajes y diseñada para conseguir la mayor comodidad de sus dos ocupantes. Estamos ante una moto grande y larga. A sus mandos la postura de conducción es cómoda y erguida y la protección aerodinámica es muy buena. A parte de eso también tiene un asiento de generosas dimensiones y viene con soporte para baúl de fábrica.

En el fondo no es una moto pensada para el off road aunque por su estética nos lo pueda parecer. La rueda delantera es de 19 pulgadas, pero nos encontramos con unas llantas de aluminio en vez de radios. Por otra parte la suspensión -de horquilla convencional delante y mono amortiguador atrás- también está enfocada para un uso asfáltico con un compromiso muy bueno entre estabilidad a alta velocidad y comodidad.

Suzuki DL650 V STROM 2

El motor es el bicilíndrico en V de 650 cm³ que ya se usaba en la Suzuki SV 650, pero bastante modificado. Pierde un poco de potencia máxima a cambio de una curva de par más llena y mejor respuesta en medios. Es un motor con un tacto muy bueno ya que está muy lleno en todo el rango de revoluciones y tiene bastante nervio pese a que sólo entrega 66 CV. Además, gracias en parte a unas relaciones de cambio algo largas, puede conseguir consumos muy razonables de unos 4,6 l/100 Km.

Racional y equilibrada son dos palabras que describen perfectamente esta moto. Es racional porque no hacen falta potencias de infarto o componentes de máxima tecnología para conseguir un producto bueno y que funciona a un precio adecuado. Y es equilibrada porque lo hace todo razonablemente bien sin destacar en nada. Es una moto que cumple muy bien como viajera, pero es que también es divertida si la carretera se torna revirada. A parte de eso también es buena utilitaria porque tiene un consumo y mantenimientos muy comedidos. Por último, no es una moto pensada para off-road; pero si te metes por pistas fáciles, gracias a sus ruedas mixtas y a su altura libre al suelo, tampoco desentonará en absoluto.

El problema de la Suzuki V-Strom es que hoy en día las trail están de moda y eso significa precios altos en el mercado de segunda mano. Es increíble ver motos en las páginas de clasificados con más de 150.000 kilómetros a sus espaldas y que siguen funcionando perfectamente. Si queremos una unidad con cifras más… confiables, tendremos que desembolsar mínimo 3.000 euros. Estamos hablando de cantidades importantes para un modelo que no deja de tener 14 años a sus espaldas.

COMPARTE
Sobre mí

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto, la charla sería de órdago.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Rodrigo

Sinceramente, el "bicho" de las motos me picó ya siendo adulto y desde entonces no he parado de disfrutar una y otra vez hasta que lo he convertido en parte de mi profesión. Tan pronto te hago una sesión de fotos que te destripo un motor o te transformo una moto en cafe racer. Las motos son mi pasión y me encanta todo lo que les rodea