Moto del día: Triumph Speedmaster 865 (2005)

Moto del día: Triumph Speedmaster 865 (2005)

Una cruiser al estilo inglés


Tiempo de lectura: 5 min.

La Triumph Speedmaster es una cruiser de estilo clásico con rasgos de la marca de Hinckley puramente genuinos. Se trata de una motocicleta que nació para conquistar el mercado americano partiendo de una base mucho más conocida -y también apreciada- en nuestro mercado, la Triumph Bonneville.

De esta forma, los ingleses se alejaban de los típicos tópicos de que las cruiser y custom debían montar enormes bicilíndricos en V. Algo por lo que siempre apostaron marcas muy potentes en este segmento, con rivales como Kawasaki con la saga Vulcan, Yamaha con las Dragstar o Harley Davidson con su gama Sportster.

En la marca inglesa se decidió tomar un camino propio, y crearon su Speedmaster entorno a un motor bicilíndrico en paralelo, que les estaba dando muy buenos resultados en las Bonnies

Triumph Speedmaster 865 04

También le dieron una vuelta de tuerca al concepto de que las customs y cruisers eran motos que debían hacerte saltar los empastes, tener cambios toscos, embragues duros y frenar mucho menos de lo que seguramente necesitarías si te encontrabas en una situación de emergencia. Por este motivo, decidieron crear una parte ciclo que sin ser radical ni contar con los mejores componentes, se encontraba a años luz de alguna de sus rivales.

Para ser justos con la marca, años antes del nacimiento de la Speedmaster, los de Triumph ya tenían la Bonneville América, que era una Bonneville ideada según los gustos americanos, por lo que podríamos encuadrar esta Speedmaster como una versión deportiva de esa Bonneville América, pensada para aquellos motoristas más gamberros y quemados.

Aunque la Triumph Speedmaster nació en el año 2003 con un motor de 790 cc, se popularizó mucho más el modelo que trataremos hoy, el de 865 cc, que tuvo una longevidad mucho mayor en el mercado y que fue el que realmente hizo despuntar a la Speedmaster, a partir del año 2005.

Triumph Speedmaster 865 03

Si repasamos su silueta, encontramos una motocicleta que da lo que promete, nada deja lugar a dudas, estamos ante una moto de aspecto clásico, con líneas redondeadas y materiales cuidados con mucha superficie cromada y un buen trabajo de pintura.

A diferencia con una Bonneville, la Speedmaster posee un manillar mucho más plano y elevado sobre torretas, unas estriberas mucho más adelantadas y un asiento más estrecho y bajo, sin olvidar que sus llantas pasan de ser de radios a llantas de aleación y equipar un sistema de frenado de doble disco mucho más elaborado.

El propulsor, como comentaba, no presenta sobresaltos si lo comparamos con su hermana Bonnie del mismo año, se trata de un bicilíndrico en paralelo de cuatro tiempos refrigerado por aire que cuenta con doble árbol de levas en cabeza (DOHC) y cubica 865 cc, gracias a un diámetro carrera de 90×68 mm. Se encuentra alimentado por dos carburadores de accionamiento electrónico en sus primeras versiones y un sistema de inyección a partir del año 2009 que simula un cuerpo de carburador para no romper la estética.

Triumph Speedmaster 865 05

Obviamente, la potencia en función de si estamos ante la versión carburada o inyectada varía. Quedando una potencia de 55 CV a 6750 RPM y un par de 69 Nm a 4800 RPM para la versión carburada, o de 62 CV a 6800 RPM y un par de 74,5 Nm a 3300 RPM para la versión inyectada.

El chasis de la Speedmaster es de tipo doble cuna cerrada construido a partir de tubo de acero de sección cilíndrica. Va unido a un basculante de doble brazo fabricado también en acero aunque esta vez con tubo de sección rectangular.

La suspensión cuenta con una horquilla telescópica convencional en la parte delantera con barras de 41 mm de diámetro que no es ajustable. Atrás monta un conjunto de dos amortiguadores laterales que en este caso son regulables en precarga para modificarla en función del peso de la carga y de si rodamos solos o a dúo.

En cualquier caso, aunque el funcionamiento de la horquilla cumple bastante bien para el propósito de la moto, los amortiguadores posteriores resultan algo secos si el firme se encuentra bacheado

En el apartado de frenada, encontramos algo difícil de ver en motos de esta época y segmento, ya que cuenta con un equipo delantero que está formado por un doble disco de 310 mm, mordidos cada uno de ellos por una pinza de doble pistón. Detrás, encontramos un disco de menor diámetro, aunque también generoso -285 mm- que es accionado también por una pinza de doble pistón. Un conjunto global con buen mordiente y tacto.

Las llantas son de fundición de aluminio, y tienen un diseño de 5 radios. La delantera es de 18 pulgadas de diámetro y sobre ella se monta un estrecho neumático en medida 100/80, la trasera sin embargo es de 15 pulgadas y equipa un generoso “balón” de 170/80.

Triumph Speedmaster 865 02

Como podéis imaginar, la Triumph Speedmaster está enfocada para aquellos que quieren una moto de estética atractiva y algo gamberra, ideal para rodar por secundarias disfrutando del paisaje, permitiéndote rodar tranquilo o jugando a rascar sus estriberas -algo relativamente fácil al ir situadas en una posición muy baja-.

Una moto con una respuesta de motor muy llena, capaz de realizar los kilómetros que tu espalda esté dispuesta a soportar debido a una posición algo baja y estirada sin ningún tipo de protección aerodinámica, un hecho, que unido a una suspensión trasera algo seca no invita a rodar por firmes rotos.

Calcula cuánto cuesta asegurar una Triumph Speedmaster con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.