Moto del día: Victoria Bergmeister V35 Sport

Moto del día: Victoria Bergmeister V35 Sport

Demasiado cara para venderse en su día, es una de las motos más cotizadas de la historia


Tiempo de lectura: 2 min.

Victoria (no confundir ni con la desaparecida Victory americana ni con la británica Victoria Motorcycle Company), era una empresa alemana afincada en Núrenberg y especializada en fabricar bicicletas, pero que en 1901 empezó a fabricar motocicletas hasta aproximadamente 1966. Entre el gran número de modelos que desarrolló, hay uno que destaca por méritos propios, siendo hoy un objeto muy apreciado en colecciones de todo el mundo por el poco número de ellas que ha sobrevivido. Hablamos de la Victoria Bergmeister V35 Sport.

Tras reanudar la fabricación de motos en 1946 una vez terminado el conflicto de la Segunda Guerra Mundial, los primeros modelos en volver a salir de la cadena de montaje fueron aquellos de menor cilindrada y que habían sido desarrollado años antes. pero en 1953 y paralelamente al que fue su modelo más conocido, la Victoria KR 16 Aero, la marca alemana presentó nuestra protagonista de hoy, con Küchen como encargado de diseñarlo.

Victoria Bergmeister 01

Foto: Mecum

Seguro que lo primero que os ha llamado la atención ha sido la configuración del motor. Efectivamente se trata de un bicilíndrico en V ubicado en posición transversal, como por ejemplo las Moto Guzzi. Y es que precisamente la marca italiana tiene mucho que decir en el desarrollo de este motor, puesto que los ingenieros de Victoria se basaron en los motores fabricados por la centenaria marca de Mandello del Lario.

Cubicaba 347 cc (64×54 mm), con dos cilindros en un ángulo de 80º (las Guzzi van a 90º), refrigeración por aire, culata OHV y una potencia cifrada en aproximadamente 21 CV. Esto se traducía en una velocidad máxima aproximada de 130 km/h y un peso total de unos 176 kg.

La caja de cambios (separada y de cuatro velocidades) recurría a una combinación mixta. Desde el motor, el movimiento llegaba a la propia caja de cambios a través de un sistema de cadena y de aquí, llegaba a la rueda trasera gracias a un eje cardán. Contaba con frenos de tambor en ambas ruedas, una horquilla telescópica delante y amortiguadores de émbolo traseros.

La Victoria Bergmeister V35 Sport (Bergmeister significa en alemán inspector de minas, no sabemos si guarda relación), estaba extremadamente bien diseñada y cuidada hasta el más mínimo detalle. Esto hizo que para la época fuese extremadamente cara, mucho más que lo que una marca pequeña como Victoria se pudiese permitir. Tras poco más de 1.000 unidades fabricadas, el modelo fue descartado debido a sus bajísimas ventas. Hoy en día sobreviven unas pocas unidades, y por ello decíamos que se trata de una de las motos de la posguerra más cotizadas, con precios que se aproximan y en algunos casos superan con facilidad los 15.000 euros.

victoria kr261 Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.