Moto del día: Yamaha Red Dragonfly

Moto del día: Yamaha Red Dragonfly

Interpretando la Yamaha YA-1, su primera moto fabricada


Tiempo de lectura: 2 min.

No podemos dejar de maravillarnos con la recreación que hicieron hace unos meses en Brasil de la primera moto lanzada por la marca de Iwata, la Yamaha YA-1, lanzada allá por 1955. Esta prototipo único, creado para conmemorar el 50 aniversario de Yamaha en Brasil, toma como nombre el apodo con el que se conoció a la YA-1, Aka-tombo (libélula roja en castellano), para dar así a conocer esta preciosa Yamaha Red Dragonfly.

Para su realización, Yamaha decidió confiar en uno de los mejores talleres especializado en motos históricas, Bendita Macchina. Aunque la mayor parte de la Yamaha Red Dragonfly se ha realizado a mano, la base es una moto comercial con lo que no sería una locura poder lanzar este modelo de forma comercial.

Se empezó tomando una Yamaha Factor 125 (la archiconocida Yamaha YBR 125), la cual se desmontó por completo para poder aprovechar así tanto el motor como el chasis. El propulsor, el conocido monocilíndrico refrigerado por aire de 125 cc se dejo de serie, con lo que sigue declarando los mismos 11 CV. Aunque en esta moto, la potencia es lo de menos.

A partir de este punto, llegó el trabajo artesanal. Lo primero fue desarrollar la horquilla y los fuelles inferiores, así como la doble amortiguación de resorte trasera. Obviamente el depósito requirió la mayor parte de la atención, pues debía recrear las formas de la moto original al mismo tiempo que se adaptaba a las dimensiones y chasis de la donante.

Detalles como el asiento individual, el transportín trasero, manillar o depósito lucen iguales que en la moto de hace 65 años, pero con un ligero toque moderno que no desentona en absoluto. Fijaros por ejemplo en el detalle de la guantera con tapa y cerradura sobre el depósito, a imagen y semejanza de la original. Llantas de radios, frenos de tambor… nada se ha dejado al azar. Y por supuesto, todo se completa con el esquema de pintura rojo, que supuso en su momento una nota de color pues de aquella casi todas las motos eran negras.

Lo peor de esta moto es que se trata de un prototipo, y no hay casi ninguna posibilidad de que llegue a la producción en serie, aunque fuese en una tirada limitada. Quizás si estuviéramos hablando de Honda, quien mantiene el espíritu de sus modelos icónicos vivo (Monkey o CT 125), habría bastantes posibilidades de que viera la luz. Por lo tanto, solo nos queda soñar con ella.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto, la charla sería de órdago.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Rodrigo

Sinceramente, el "bicho" de las motos me picó ya siendo adulto y desde entonces no he parado de disfrutar una y otra vez hasta que lo he convertido en parte de mi profesión. Tan pronto te hago una sesión de fotos que te destripo un motor o te transformo una moto en cafe racer. Las motos son mi pasión y me encanta todo lo que les rodea