La SEAT MÓ eScooter 125 ya está disponible en España

La SEAT MÓ eScooter 125 ya está disponible en España

Los precios arrancan en 6.250 euros, que bajan a 5.500 con el Plan Moves II


Tiempo de lectura: 3 min.

SEAT, como otros fabricantes, se ha propuesto convertirse en una empresa “de movilidad”, más que un fabricante de coches, sobre todo en lo referente a movilidad sostenible. Así, se creó SEAT MÓ, que entre otras cosas, se centra en la movilidad personal ecológica, como los patinetes eléctricos o un scooter también con motor eléctrico. De hecho, es el scooter eléctrico el que nos ocupa en esta ocasión, el llamado SEAT MÓ eScooter 125, que fue presentado hace unos meses y que ahora se pone a la venta en España.

Que indique el número 125 en su denominación se debe más a temas de marketing que a su motor, pues el SEAT MÓ eScooter está animado por un motor eléctrico que no entiende nada de cilindradas. El caso es que por prestaciones, es equiparable a un scooter de 125 centímetros cúbicos convencional y al indicarlo en la denominación, avisa a muchos usuarios que se puede conducir con carnet de coche si se tienen al menos tres años de antigüedad.

No se trata de un modelo totalmente desarrollado por SEAT, ni mucho menos. Se trata de una moto suministrada por otra empresa y adornada con detalles MÓ. La base de la SEAT MÓ eScooter 125 es la Silence S01, un scooter con motor eléctrico que se fabrica en Barcelona con desarrollo y tecnologías propias aunque más que basarse, hay que decir que ambos modelos son idénticos salvo los detalles específicos de cada marca.

seat mo escooter 125 (2)

Las Silence S01 son las motos que se usan en el servicio de motosharing de Acciona, de algunos servicios encargados de las zonas de estacionamiento regulado e incluso de la policía. Son las motos más vendidas de España. Que Silencie sea la marca que se usa en motorsharing le viene que ni pintado a SEAT, que también ofrecerá su propio sistema de motosharing como ya hizo con el carsharing de Respiro.

En lo referente a la SEAT MÓ eScooter 125, comparte todo con el Silence S01, por tanto, el motor eléctrico rinde 9 kW (12 CV) de potencia máxima y 7 kW de forma nominal (unos 9,50 CV). El par instantáneo es de 240 Nm en el motor, en rueda son 30 Nm. La velocidad máxima es de 95 km/h, más que de sobra para recorridos urbanos, al igual que la aceleración de 0 a 50 km/h, que se completa en 3,9 segundos. La autonomía de las baterías es de 125 kilómetros en recorridos por zonas urbanas. Baterías, por cierto, de tipo extraíble.

Los precios de la SEAT MÓ eScooter 125 arrancan en 6.250 euros, aunque si se aprovechan las ayudas del nuevo Plan Moves II se puede adquirir por 5.500 euros. SEAT también ofrece financiación a 48 meses desde tres euros al día. Además, el pack de bienvenida, que está valorado en 300 euros, incluye casco jet de Hebo personalizado, guantes específicos, soporte para el móvil, luz auxiliar Smart Light de Cosmo y función llamada de emergencia.

Son tres las opciones en la gama SEAT MÓ eScooter 125;

  • SEAT MÓ eScooter 125 Blaco Oxygen desde 6.250 euros
  • SEAT MÓ eScooter 125 Gris Aluminium mate desde 6.325 euros
  • SEAT MÓ eScooter 125 Rojo Daring desde 6.350 euros.
COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.