Llegan las Brixton Crossfire 500 y 500 X, dos modelos naked con identidad propia

Llegan las Brixton Crossfire 500 y 500 X, dos modelos naked con identidad propia

Estarán a la venta el próximo mes de agosto desde 5.999 euros


Tiempo de lectura: 3 min.

Fue en el Salón de Milán de 2018 cuando Brixton, la marca perteneciente al grupo austriaco KSR, presento la Brixton BX 500 Concept. Ya por aquel entonces nos dimos cuenta que estábamos ante una moto de diseño particular, sobre todo por un depósito de combustible en el que se remarcaba claramente una X en su lateral. Ahora ya están listos para lanzar el modelo de producción y, además en dos versiones ligeramente diferentes. Conozcamos las Brixton Crossfire 500 y 500 X.

Lo primero que hay que resaltar es el cambio de denominación, desde las siglas “BX” a Crossfire. Bajo este nombre se conocerá una línea de diseño que será independiente al resto de modelos de la gama de Brixton Motorcycles. Se ha elegido ese nombre porque fusiona la palabra “Cruz” (Cross – X) que está presente en el tanque y, por otro lado, “Fuego” (Fire), para representar la pasión, la visión y el fuego en los corazones de la marca. Dicho textualmente por ellos.

La base de este modelo (o modelos) es un nuevo motor bicilíndrico de 486 cc y refrigeración líquida en el que 20 ingenieros han trabajado durante dos años. En cifras, son 80.000 horas de ingeniería a las que hay que sumar 40.000 km en bancos de prueba y otros 40.000 ya en carretera y pistas de pruebas, consiguiendo así la fiabilidad que buscaban. Con 35 kW (48 CV) a 8.500 vueltas está al límite de lo que se permite conducir con el A2 sin tener que limitar la moto. El par máximo es de 43 Nm a 6.750 RPM y la caja de cambios, de seis velocidades.

Brixton Crossfire 500 X

Al rededor de él se ha fabricado un nuevo chasis y, posiblemente al contrario de lo que muchos piensan, todos los componentes de la parte de ciclo han sido suministrado por marcas reconocidas. La horquilla invertida y el amortiguador (regulable) vienen firmados por KYB. Los neumáticos son Pirelli y el sistema de frenado, de la empresa española J.Juan. El ABS de dos canales es de la alemana Bosch. No es una moto para nada pesada ya que declara un peso de 180 kg. El asiento está a unos más que razonables 795 mm.

Las llantas son de radios (120/70-R17 y 160/60-R17)) y destaca en el depósito el tapón que no está enrasado como suele ser lo habitual. El sistema de escape es de acero inoxidable y discurre por el lado derecho de forma convencional. La iluminación es de LED. Todos estos elementos son comunes en ambos modelos, tanto la Brixton Crossfire 500 como la 500 X. Las diferencias entre ambas son fácilmente reconocibles de forma visual, dejando claro que la 500 X cuenta con un aspecto más rudo.

En la Brixton Crossfire 500 nos encontramos un soporte de matrícula flotante (anclado al basculante), un depósito con una ligera joroba en la zona del pasajero, un manillar de 757 mm de ancho y neumáticos Pirelli Angel ST. Por su parte la Brixton Crossfire 500 X ubica la matrícula en un lugar más habitual (bajo el asiento). Precisamente el asiento también es diferente porque es plano, el manillar crece hasta los 851 mm de ancho y por último, los neumáticos son mixtos ya que monta los PIrelli MT 60.

Según el planing de Brixton, las primeras unidades de la Brixton Crossfire 500 llegarán a las tiendas en agosto de este año y a un precio de 5.999 euros. Por su parte la Brixton Crossfire 500 X estará disponible entre agosto y septiembre, siendo su precio ligeramente superior: 6.299 euros. Ambos modelos estarán disponibles en colores Backstage Black (negro) y Bullet Silver Matt (gris). No serán las únicas novedades que llegarán desde Brixton, y de ellas os hablaremos en otro artículo.

Galería de fotos:

COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.