Moto del día: Bridgestone 350 GTR

Moto del día: Bridgestone 350 GTR

Además de neumáticos también fabricaron motocicletas


Tiempo de lectura: 3 min.

Todos conocemos a Bridgestone como fabricante de neumáticos de todo tipo, pero la compañía japonesa también se dedicó a construir motocicletas hasta principios de los años 70. Fueron modelos que en su momento introdujeron interesantes soluciones que no habían sido aplicadas hasta entonces. La Bridgestone 350 GTR fue una de las últimas en comercializarse.

Pero si queremos hablar de la Bridgestone 350 GTR que estuvo a la venta entre 1967 y 1971 es necesario que conozcamos la historia de la marca japonesa. Para ello hay que trasladarse hasta 1945, cuando se fundó la marca por Soichiro Ishibashi. Una curiosidad es que Bridgestone nace a partir del significado en inglés del nombre del fundador pero dado la vuelta: Ishi (Stone) y Bashi (Bridge).

Como muchas compañías japonesas empezó fabricando bicicletas tras terminar la Segunda Guerra Mundial. En 1949 la compañía pasó a llamarse Bridgestone Cycle Company y un año después empezó a distribuir motores que podían montarse en sus bicicletas. En 1952 lanzó su primera bicicleta motorizada, la BS-21 «Bambi», y en 1958 lo que se podría llamar la primera moto como tal, la Bridgestone «Champion».

Bridgestone 350 GTR 02

La empresa estuvo en funcionamiento hasta 1971. Fue entonces cuando los cambios en la normativa de emisiones (sobre todo en Estados Unidos) hizo que los motores de dos tiempos no se pudiesen vender. La Bridgestone 350 GTR fue el último modelo que comercializó antes de que la empresa se centrara en el negocio de los neumáticos.

Contaba con un motor de dos cilindros en paralelo y dos tiempos de 345 cc con refrigeración por aire forzado que era capaz de desarrollar 37 CV a 7.500 vueltas, suficiente para que superase los 150 km/h. La admisión era por válvula rotativa (contaba con dos, una por cilindro), un sistema más eficaz que el tradicional por lumbrera. Eran alimentadas por sendos carburadores Mikuni de 26 mm.

Un detalle que no era muy común, además de su caja de cambios de seis velocidades, era que el accionamiento se podía intercambiar de un lado al otro con el freno. Es decir, podías tener el cambio en el pie izquierdo y el freno en el derecho o darle la vuelta y como las motos antiguas, seguir disfrutando del cambio en el pie derecho.

El chasis era un doble cuna de acero al que se le anclaba una horquilla convencional delante y dos amortiguadores atrás. Tanto el freno delantero como el trasero eran de tambor. Las ruedas eran Bridgestone (obviamente) y el peso total bastante bajo, ya que en báscula marcaba 160 kg en seco. El manillar, elevado y curvado hacia abajo, buscaba sobre todo la comodidad orientando la moto hacia un uso claramente cruiser.

En España estas motos no llegaron y solo se pueden encontrar en Japón o en Estados Unidos. Dada su rareza (de la 350 GTR se fabricaron unas 9.000 unidades), los precios suelen ser altos para las unidades que se encuentran en buen estado.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

ender

Japan Rules!!

4
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Gustavo Higón
Invitado
Gustavo Higón

¿Seguro que es aire forzado? Parece por aire a secas (por aire forzado entiendo carcasa y ventilador, como los vespinos)

Enhorabuena por el blog, sois de lectura diaria para mí smile

Javier Costas
Editor

Gracias por tu fidelidad, esperamos que todos los días tengas una lectura de tu agrado.

Pedro Ivan
Mecánico
Pedro Ivan

Menuda rareza!!!, como me gusta esta sección, también de lectura obligatoria para un servidor a diario.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.