Orcal SK 01 y SK 03, las agresivas naked francesas

Orcal SK 01 y SK 03, las agresivas naked francesas

Disponibles por 3.399 euros la 125 cc y 3.799 euros en 300 cc


Tiempo de lectura: 2 min.

Hace aproximadamente un año os contábamos que Orcal ya tenía presencia en España. La marca francesa que llega a nuestro territorio de la mano de Keeway ya contaba en su catálogo con tres modelos de 125 cc con base común pero enfoques diferentes: Orcal Sirio (scrambler), Orcal Astor (urban) y Orcal Sprint (Cafe Racer). Ahora amplía su catálogo con otro modelo naked de aspecto moderno, agresivo y que está disponible tanto en cilindrada de 125 cc como 300 cc. Se trata de las Orcal SK 01 y Orcal SK 03.

Excepto el motor comparten casi todos los elementos por lo que lo que decimos de una es válida para ambas. Chasis multitubular de acero (el basculante es también del mismo material), horquilla invertida delante, monoamortiguador atrás, disco de freno delantero y trasero con frenada combinada (la pinza delantera es de tres pistones con lo que uno de ellos se activa al frenar con el pedal) y moderna instrumentación digital. El faro ubicado en una posición baja nos puede recordar a los de la saga «Z» de Kawasaki. Llama poderosamente la atención las dos tomas de aire laterales, muy sobredimensionadas.

La Orcal SK 01 cuenta con un propulsor monocilíndrico de 125 cc que desarrolla 15 CV. Es por lo tanto más potente que el usado en las Sirio, Astor y Sprint que se quedan justo por debajo de los 10 CV ya que están pensadas para un uso más tranquilo. En el caso de la Orcal SK 03 su motor es de 300 cc y desarrolla ya unos más que interesantes 28 CV de potencia. Ambos modelos están disponibles en dos colores: gris titanio y plata. El asiento contrasta con los colores de base.

orcal sk 01 2020 01

El principal atractivo de las nuevas «SK» es su precio. La Orcal SK 01 cuesta 3.399 euros mientras que la Orcal SK 03 solamente ve incrementado su precio en 400 euros para quedar fijado según tarifa en 3.799 euros.

Si pensamos en algunas de sus posibles competidoras nos encontramos por ejemplo con la Benelli BN 251 (25 CV y 3.299 euros), Benelli 302 S (38 CV y 4.299 euros), CF Moto 250 NK (26 CV y 3.195 euros) o la Zontes R-310 (34,8 CV y 3.995 euros).

COMPARTE
Sobre mí

ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.