Moto del día: Cannondale E 440 R

Moto del día: Cannondale E 440 R

Se buscaba la exclusividad, y esta se convirtió en debacle


Tiempo de lectura: 4 min.

Nuestra protagonista de hoy, la Cannondale E 440 R, es el vivo ejemplo de la sentenciosa frase: “Manolete, si no sabes torear ¿p’a que te metes?”. Y eso mismo es lo que le paso a la marca estadounidense cuando a finales del siglo pasado decidió dar el salto a las dos ruedas, pero en este caso motorizadas.

Porque como bien sabréis, la marca norteamericana es puntera en su sector, las bicicletas, tanto de carretera como de campo, pero por algún motivo vio un espacio en el segmento de las motocicletas de cross e intentó revolucionar el sector con su novedosa Cannondale MX 400, algo que no le resultó exitoso, precisamente. A pesar del tropezón inicial, más allá de ladearse y seguir a lo suyo, se obcecó en la creación del modelo de enduro que hoy os traemos hasta espíritu RACER.

Quizás las altas exigencias que se autoimpuso la propia marca, y el querer llegar y besar al santo a las primeras de cambio, fueron los detonantes del desastre. Si además tenemos en cuenta que buscaron a toda costa crear una moto revolucionaria en todos los sentidos, con modificaciones sobre el modelo inicial para intentar mejorarla, podemos pronosticar cuál fue el bagaje final de la E 440 R.

Cannondale E 440 2

Fotografía: rockit4me2006 (Bikepics)

La Cannondale E 440 R venía de algún modo a intentar solventar los problemas  iniciales de su antecesora, algo que finalmente no se consiguió, sobre todo en lo que respecta a fiabilidad mecánica y rendimiento frente a sus rivales

Y es que como ya hemos comentado, en esta nueva versión los de Cannondale realizaron una profunda revisión sobre la base de la que partían, la MX 400. Uno de esos cambios fue el incremento de cilindrada del monocilíndrico refrigerado por agua para llevarlo hasta los 432 cc.

Además, se modificó por completo el sistema de refrigeración, algo que en la MX 400 los llevó por el camino de la amargura con un nuevo radiador de grandes dimensiones, además de un novedoso sistema de alimentación por medio de inyección electrónica, arranque eléctrico o el uso de materiales nobles como el el titanio en sus tapas laterales del motor, todo en aras de rebajar el peso en la mayor medida posible.

A todo esto había que sumarle un chasis de doble viga de aluminio con la cuna desmontable, unas suspensiones suministradas por los suecos de Öhlins, conformadas por una horquilla invertida con barras de 46 mm delante y un monoamortiguador trasero con sistema PDS en el eje posterior, la única del mercado en llevarlo de serie. Para la frenada recurrieron a Nissin con sendos discos delante y detrás de 240 mm y 220 mm, respectivamente, mordidos por una pinza de dos pistones en la zona delantera y de pistón simple en el eje posterior.

Cannondale E 440 3

Fotografía: rockit4me2006 (Bikepics)

El sueño de tener una división dedicada a la fabricación de motocicletas se tornó en pesadilla cuando en el año 2003 Cannondale se declaraba en quiebra, con una deuda millonaria y una motocicleta que nunca llegó a funcionar como se esperaba

Queda patente que la calidad de los componentes usados para su fabricación no era precisamente el origen de sus problemas. De hecho, en este aspecto estaba por encima de la mayoría de sus rivales, y por si esto fuera poco, se anunció una versión que vendría dotada de un cambio automático, algo que definitivamente se haría inviable.

Pero la realidad es que tanto el elevado precio de la Cannondale E 440 R como la falta de rendimiento de esta frente a sus rivales, y sobre todo su fiabilidad a nivel mecánico, llevó a la empresa estadounidense prácticamente a la quiebra en el año 2003, con una deuda cercana a los 80 millones de dólares, en el que se creía que sería el despegue definitivo del modelo.

Quizás esta Enduro, que venía con la intención de convertirse en un modelo de élite, llegó demasiado temprano, teniendo en cuenta por ejemplo que pasó más de una década hasta que las japonesas emplearan la inyección electrónica en sus mecánicas, pero que evidentemente habían contrastado y probado una y mil veces antes de ponerlas en sus motores, algo que nunca ocurrió en las Cannondale.

En la actualidad encontrar una unidad de esta exótica motocicleta es algo bastante complicado, y seguramente las que se llegaran a fabricar están en manos de coleccionistas y diferentes empresas del sector, que las conservaran como pequeñas joyas de museo dada su escasez e historia.

Calcula cuánto cuesta asegurar un Cannondale E 440 con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto, la charla sería de órdago.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado