Moto del día: Gilera Nexus 125 i.e (2009)

Moto del día: Gilera Nexus 125 i.e (2009)

Una buena opción para los que quieran un scooter de 125 por poco dinero


Tiempo de lectura: 4 min.

El Gilera Nexus 125 i.e desembarcó en el año 2009, como una actualización del anterior Gilera Nexus 125 de carburación, preparándose para poder afrontar las normativas anticontaminación cada vez más restrictivas -Euro 3-.

Este Gilera Nexus no sufrió un simple lavado de cara, sino que se desarrolló como un scooter diferente al anterior, con un nuevo motor que unía tecnologías que el grupo Piaggio ya tenía desarrolladas.

En concreto, para su planta motopropulsora mezclaba componentes del motor Quassar -alternador, arranque eléctrico e inyección- y del Leader -cilindro, pistón y culata-.

Pese a fusionar componentes de los dos motores mencionados, curiosamente y como es tradición en Piaggio, no se le asignó un nuevo nombre, sino que siguió manteniendo la denominación Quassar 125.

A nivel visual, podemos observar que se trata de un scooter de aspecto bastante deportivo, con unas dimensiones bastante generosas para tratarse de un scooter de únicamente 125 cc, esto es debido a que emplea el mismo chasis y paneles de carrocería que sus hermanos de cilindrada de 300 cc y 500 cc.

Gilera Nexus 125 02

Es un scooter como decía, de apariencia y tacto deportivo, pero de capacidad casi GT, ya que cuenta con un gran hueco bajo su asiento, dos guanteras en su escudo, una gran pantalla derivabrisas regulable -mediante herramienta- y un enorme asiento para que dos ocupantes puedan desplazarse a gusto en sus trayectos.

Sin embargo, su chasis de doble cuna de acero con una espina central que discurre entre los pies del piloto, le condiciona a no tener una plataforma totalmente plana. Esta singularidad le obliga a equipar un par de plataformas laterales a cada lado de este túnel central, que aun así, son bastante generosas con el espacio en los pies del piloto.

El propulsor como podéis imaginar y con la información que ya os he adelantado, es un monocilíndrico de cuatro tiempos de 125 cc, refrigerado por agua con 4 válvulas, que por primera vez en el modelo incorporaba inyección electrónica.

La potencia que es capaz de entregar, se queda en el límite superior de potencia máxima que pueden tener las motocicletas que se pueden conducir con los carnet A1 o B con tres años de antigüedad. Concretamente, rinde 14,8 CV a 9.750 RPM y genera un par de 11,7 Nm a 8.000 RPM.

Gilera Nexus 125 06

No es una potencia para romper la barrera del sonido, pero sí suficiente para alcanzar una punta cercana a 105 km/h reales. Esto es debido a un desarrollo algo largo que repercute en unas aceleraciones no demasiado intensas, pero dentro del rango de los rivales que podemos encontrar en esta cilindrada.

El equipo de suspensión que utiliza, consta de una horquilla telescópica de tipo convencional con barras de 35 mm que no dispone de ningún tipo de posibilidad de ajuste, otorgándole a la rueda delantera un recorrido de 94 mm.

La amortiguación trasera recurre a un sistema de doble amortiguador, -uno en cada lateral- que en su caso si es regulable en precarga de muelle en tres posiciones.

Un conjunto delantero y trasero de componentes sencillos para su equipo de suspensiones, pero con un tarado durito que hace no descomponerse a este Nexus 125 en frenadas fuertes, ni rodando al límite de sus posibilidades.

Gilera Nexus 125 05

 

La frenada corre a cargo de un equipo que cuenta con un sistema de doble disco sin posibilidad de equipar ABS ni sistema de frenada combinada.

Sobre la rueda delantera encontramos un disco de 260 mm que es mordido por una pinza axial de doble pistón. En la rueda trasera un disco de 240 mm de diámetro con pinza de dos pistones opuestos se encarga también de la detención de la moto.

La llanta delantera pasa a ganar una pulgada más respecto al modelo precedente, siendo en este caso de 15 pulgadas con un neumático en medidas 120/70. La rueda trasera, sin embargo, es de 14 pulgadas y monta un neumático más ancho en medida 140/60.

En líneas generales, podemos decir que este Gilera Nexus 125 i.e resultó ser una compra bastante redonda en su momento, pues a nivel de fiabilidad son scooters a los que poder hacer un buen puñado de kilómetros sin grandes males ni averías, y con un mantenimiento bastante barato y sencillo de realizar.

Por lo que son una buena opción para aquellos que busquen un scooter de 125 cc de estética y tacto deportivo, con dimensiones generosas, por poco dinero en el mercado de segunda mano.

Gilera Nexus 125 03

A nivel dinámico, como se encuentra muy sobredimensionado tanto por chasis como por parte ciclo -ya que recordemos utiliza componentes de sus hermanos mayores-, destaca por una estabilidad y paso por curva muy bueno, así como por una frenada con mordiente capaz de detenerlo en pocos metros.

Por el contrario, sus generosas dimensiones le hacen no brillar demasiado serpenteando entre el tráfico de la ciudad, donde se dejará notar su longitud de 1.755 mm, su asiento algo elevado de 810 mm, su peso de 169 kg y sobre todo su ángulo de giro que no es demasiado amplio.

Calcula cuánto cuesta asegurar una Gilera Nexus 125 con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.