Moto del día: Harley-Davidson XRTT

Moto del día: Harley-Davidson XRTT

Nacida de forma inesperada, esta montura fue capaz de poner contra las cuerdas a los fabricantes ingleses en 1972


Tiempo de lectura: 4 min.

Aunque su historia dentro de las carreras en Europa y el mundial es de sobra abundante, lo cierto es que aún existe una gran parte de la afición al mundo de las dos ruedas que sólo asocia el nombre de Harley-Davidson a ir disfrutando tranquilamente de la senda a lomos de un motor de gran cilindrada. Una visión que la propia marca ha cuidado como lo más importante de su identidad dejando así de lado otros aspectos muy bien sintetizados en la Harley-Davidson XRTT de 1972. Una eficaz e inesperada motocicleta de gran premio con la cual la escuadra norteamericana dio un buen susto a pilotos y fabricantes ingleses en el marco del Transatlantic Trophy Anglo-American Match Races.

Celebrado desde 1971, aquí se daban cita tan sólo equipos de los Estados Unidos y el Reino Unido disputando al menos seis carreras en circuitos del segundo país. Así las cosas, el Transatlantic Trophy fue el lugar perfecto para medir el estado mecánico de cada país en lo relativo al motociclismo, aunque en verdad algunos equipos americanos acudieron propulsados por mecánicas japonesas e incluso también inglesas. Por lo demás, en los primeros años de este trofeo los nombres más habituales eran los de Norton, Triumph y BSA en el lado europeo, mientras que de la otra orilla del Atlántico sólo acudía Harley-Davidson como único y verdadero fabricante genuinamente americano.

Algo que, en verdad, no provocó demasiada preocupación a las marcas inglesas. Al fin y al cabo, éstas sabían perfectamente que las últimas motocicletas para circuito de asfalto fabricadas por Harley-Davidson a comienzos de los setenta tenían serios problemas de calentamiento. Por ello, cuando vieron aparecer en 1972 a las Harley-Davidson XRTT no movieron ni una ceja. Eso sí, cuando Cal Rayborn – piloto oficial de la marca – comenzó a ganar carreras de forma apabullante todo cambió. De hecho, ganó casi la mitad de las celebradas aquella temporada incluso disputándose en circuitos tan revirados como desconocidos para él. Todo ello gracias al estupendo rendimiento de esta moto que se quedó a muy poco de conquistar el título. Así las cosas, la pregunta entre los ingleses era obvia. ¿De dónde había salido la Harley-Davidson XRTT?

harley XRTT (2)

En 1972 se celebraba la segunda edición del Transatlantic Trophy, gracias al cual medían sus fuerzas las escuadras americanas e inglesas en circuitos del Reino Unido. De todos modos, el único equipo norteamericano en llevar mecánica realizada en su país fue Harley-Davidson

Harley-Davidson XRTT, un éxito fugaz

Muchas veces, para saber si una moto realmente ha calado dentro del imaginario del motociclismo deportivo, sólo hay que comprobar la cantidad de réplicas que de la misma se han fabricado. En el caso de la Harley-Davidson XRTT son bastantes, siendo una de las monturas de carreras más interesantes y efectivas de entre todas las fabricadas por la empresa norteamericana.

No obstante, sus inicios no fueron nada fáciles. Derivada de la XR750, tuvo que solucionar los problemas de ésta para ser ganadora. El más importante de todos fue la refrigeración. Y es que la XR750 fue diseñada con demasiada prisa. Ideada para adaptarse a nuevas homologaciones de competición en los Estados Unidos pensadas para incrementar la cilindrada de ciertos campeonatos hasta los tres cuartos de litro, básicamente se hizo uniendo piezas de otros modelos en cuestión de días.

De esta manera, cuando la pusieron sobre las pistas se dieron cuenta de que si bien cada componente era bueno por su lado en verdad esta suma de las partes no originaba un bien conjunto. Por ello, de cara al Transatlantic Trophy de 1972 Harley-Davidson decidió hacer un rediseño donde se renovaron los cilindros y se añadieron culatas de aluminio. De esta manera nació la Harley-Davidson XRTT, muy diferente a la moto de la cual deriva y con una potencia de 70 CV a 80 CV según cómo se ajuste y apriete el motor.

harley XRTT (3)

Aunque su época de esplendor duró tan sólo un año, lo cierto es que este modelo de Harley-Davidson ha pasado a la historia como uno de sus diseños para pista de asfalto más logrados

Y es que este modelo nació por y para las carreras, aunque por normas de homologación se debían fabricar al menos 200 unidades. En este sentido, ni la propia fábrica tiene claras las unidades ensambladas de la Harley-Davidson XRTT. Es todo un misterio que, posiblemente, esconda el hecho de que se homologase sin el respaldo de unidades necesarios. Por un lado, algunas fuentes indican más de 200 – lógico – pero por otro algunas sólo lo dejan en un par de decenas. Sea como fuera, lo cierto es que esta motocicleta logró ser protagonista durante 1972, siendo retirada por después al no resistir el embate de las modernas superbikes.

Galería de fotos:

COMPARTE
Sobre mí

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.