Menu

Moto del día: Harris Matchless G80

La última británica mono de 500 fue una "Eurobike"

Moto del día: Harris Matchless G80

Hubo una época en las que las británicas monocilíndricas de medio litro dominaban el mercado, antes de la invasión de las japonesas. En los años 70 esa configuración inició su declive y la industria motociclística del país. A finales de los años 80 un tal Les Harris, conocido por ser un respetado fabricante de componentes de motocicletas, adquirió los derechos para fabricar la Matchless G80, un modelo que se fabricó desde 1949 a 1966, y del que en otra ocasión hablaremos.

No hay ninguna relación entre ese señor y los hermanos Steve y Lester Harris de Harris Performance (Hertfork, Reino Unido). Les Harris se encargó de conseguir todos los componentes necesarios. Partiendo de un diseño de Brian Jones, un hombre con mucha experiencia, se emplearon componentes de European Parts Supply Co. En otras palabras, suspensión Paioli, escape Lafranconi, frenos Brembo, batería Varta, cambio Magura, llantas Radelli de radios, etc.

Hubo tres colores: plata, negro y borgoña (rojo) metalizado

Todas se fabricaron a mano en el Reino Unido a partir de 1987. El chasis con depósito interno de aceite -ya que la lubricación es de cárter seco- se heredó de la Triumph Bonneville T140, y hay quien cree que el depósito es de Laverda. Vamos, un Frankenstein en toda regla que no tenía tanto de británico. Sin embargo, parecía todo una buena idea, especialmente en lo referente al motor.

Matchless Les Harris Rotax G80 3

Es un Rotax monocilíndrico de cuatro tiempos y refrigerado por aire que inicialmente iba a ser utilizado por KTM, pero acabó en marcas muy diversas, como Aprilia, CCM, Jawa o MZ. Parece ser una copia del motor de la Honda XL 500, ya que coincide el diámetro y desplazamiento del pistón (89×79,4 mm, 494 cc), válvulas y ángulos, la distribución por cadena con monoárbol de levas en cabeza (OHC), etc. Rinde unos 35 CV. Acabó siendo más conocido por motorizar algunas BMW.

La alimentación de gasolina corre a cargo de un carburador Dell’orto de 36 mm, componente utilizado en algunas Moto Guzzi de motor V2 transversal. El gran monocilíndrico podía resistirse al arranque en frío, que se hacía mediante patada a una palanca a la izquierda, aunque también hubo unidades con arranque eléctrico y doble disco de freno, que eran opcionales.

El equipo de frenos de serie corre a cargo de un disco Brembo de 260 mm con circuito hidráulico, mientras que el eje trasero se frena con un tambor Grimeca de 160 mm de diámetro. La horquilla telescópica es ajustable, y los amortiguadores traseros tienen preajuste con cinco posiciones. El neumático delantero es un 100/90 en llanta de 19″ y el trasero 110/90 en llanta de 18″, originalmente calzaba unos Avon Roadrunner F2.

Matchless Les Harris Rotax G80 2

El carburador original daba prioridad a la potencia a medio y alto régimen, no al arranque sencillo y bajos ágiles. El problema radica en que era demasiado grande, ya que la boquilla a la que se acoplaba era de 34 mm. Una modificación habitual es reemplazar ese carburador por uno más pequeño, y el resultado es mejor; por ejemplo, un Mikuni de 34 mm o un Keihin de 32 mm.

Si se pone un carburador más pequeño pierde algo de fuelle a alto régimen, pero se convierte en una moto un poco más utilizable en general. Del motor se dice que es indestructible, que no vibra (lleva árbol contrarrotante) ni pierde líquidos. De la moto se comenta que pese a la variedad de componentes que tiene, el resultado es bueno: peso moderado (150 kg en seco), ajuste de suspensión, geometría de la suspensión delantera o distancia entre ejes (1.372 mm), etc.

No fue una moto especialmente exitosa en el mercado, y la prensa de la época tuvo su responsabilidad al exagerar sus fallos. En el Reino Unido tenía un precio de 2.700 libras -unos 8.700 euros actuales-, una cantidad 500 libras superior a una Honda equivalente. En 1990 se dejaron de fabricar, resultaban muy caras para lo que ofrecían. Es lo malo de la producción de baja tirada, y contra las japonesas -como Yamaha SRX 600 u Honda GB 500 TT– no podían competir.

Básicamente, era un diseño anticuado para los ochenta y con un precio más digno motos más modernas y complejas

Como solo se fabricaron 865 unidades la Harris Matchless G80 se ha convertido en una pieza de coleccionista. En años recientes salieron a la luz ejemplares prácticamente nuevos, como uno que se vendió a principios de 2017 en Coldwater (Ontario, Canadá) con apenas 17 kilómetros recorridos, teniendo 19 años la moza. Hay que estar pendiente del óxido en componentes como las llantas, depósito o escape. Algunas ya han sido transformadas en café racer, el que encuentre una en buen estado y sin modificar ha hallado un tesoro.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo Gallego

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!