Moto del día: Aprilia FV2 1200 Concept

Moto del día: Aprilia FV2 1200 Concept

La marca italiana volcó toda su tecnología en este interesante prototipo


Tiempo de lectura: 2 min.

Durante el Salón EICMA de Milán 2007, Aprilia presentó un prototipo con el que mostrar todos los conocimientos adquiridos hasta el momento. Era además un escaparate de las tecnologías que podía desarrollar en un futuro. Hace 13 años, la Aprilia FV2 1200 Concept nos adelantó lo que podemos disfrutar hoy en día.

Como buena moto concept, es revolucionaria en todos los sentidos. Únicamente el motor es convencional, ya que se trata del motor de dos cilindros en V y casi 1.200 cc que posteriormente se montaría en la Aprilia Dorsoduro 1200. Hay que tener en cuenta que, además, Aprilia fue la primera marca en poner en la calle una moto con acelerador electrónico (la Shiver 900), por lo que aquí también adaptó esa tecnología por aquel entonces puntera.

Además de ABS, el uso del acelerador Ride By Wire les permitió añadir control de tracción, varios mapas de motor seleccionables a voluntad, e incluso en aquellos años, suspensiones electrónicas. Pero esto merece una mención aparte, ya que aunque detrás monta un monoamortiguador anclado directamente (sin bieletas) al basculante, delante optaba por una sofisticada suspensión de paralelogramos desarrollada en el mundial de 250 cc.

Aprilia FV2 1200 Concept 02

El chasis de la Aprilia FV2 1200 Concept era nada menos que de fibra de carbono, usando el motor como elemento estructural. Para el subchasis una viga de aluminio asistida por dos tirantes, también de fibra de carbono, se unían al colín trasero. Justo bajo el basculante, dos imponentes salidas de escape se situaban en una posición algo más retrasada de lo habitual. El peso era increíblemente bajo, y anunciaban únicamente 160 kg.

La instrumentación era una “pirada de pinza” de las buenas ya que montaba… ¡una PSP! Sí, una PlayStation Portable, novedad en aquellos años y que consiguieron adaptar con una conexión CAN-BUS para que hiciese las veces de cuadro de instrumentos TFT. Incluía además datos como telemetría, conexión a Internet mediante un módulo GPRS, navegador y nos imaginamos que, mientras esperábamos al resto del grupo en el bar, podríamos echar una partida.

En la carrocería encontramos algunos detalles que nos recuerda a algunos modelos actuales, como el colín, que es muy similar al de la Aprilia RSV4. El resto es minimalista e incluso ya utilizaba aletas frontales aerodinámicas. Interesante el detalle de los intermitentes montados en la horquilla, la cual parece formar un todo con el frontal. Además, su particular concepción hace que el radiador esté situado en una posición más baja de lo habitual.

Aprilia FV2 1200 Concept 03

A veces parece que los prototipos no llegarán a hacerse nunca realidad y, sin embargo, en muchas ocasiones son una ventana al futuro más real de lo que creemos.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.