Moto del día: SIS-Sachs Saxy

Moto del día: SIS-Sachs Saxy

El ciclomotor "sexy" llegado desde portugal


Tiempo de lectura: 3 min.

Hoy os traemos uno de los productos de mediados de los 80 de la marca portuguesa, SIS-Sachs Saxy, un ciclomotor para competir con las Derbi Variant del momento o la Puch Maxi. Se buscaba una línea fresca y actual que encandilara a los jóvenes del momento, para intentar compensar la falta de prestaciones, algo por otro lado entendible teniendo en cuenta el pequeño propulsor que montaban.

Por lo tanto, en la SIS-Sachs Saxy teniamos por un lado la sencillez mecánica que se podía esperar de cualquier ciclomotor de la época, donde su propulsor de origen alemán, construido por Sachs, asociado a un cambio automático era el encargado de darle vida. Por otra parte, nos encontrábamos con una fabricación de buena calidad a base de componentes de marcas reconocidas del momento.

Volviendo al motor, este estaba compuesto de un cilindro de 49 cc refrigerado por aire y con unas cotas internas de 38×42 mm, en cuanto a diámetro y carrera se refiere. La alimentación corría a cargo de un carburador Bing de 12 mm y el encendido por medio de un volante magnético. El arranque era mediante pedales.

El SIS-Sachs Saxy llegaba a nuestro país para competir con las ya establecidas Puch Maxi y Derbi Variant, entre otras

SIS Sachs Saxy 2

El bastidor era de tipo U, construido a base de chapa estampada, y apoyado sobre una horquilla telescópica en el frontal y un par de amortiguadores laterales en la parte trasera. Por su parte, la frenada quedaba a cargo de sendos tambores de 90 mm integrados dentro de unas llantas Grimeca de 16 pulgadas y calzadas con neumáticos de 2,5 pulgadas de ancho, unos 63 mm.

El nivel de acabados venía acorde al tipo de vehículo, donde la sencillez y utilidad primaban por encima de cualquier otro aspecto. Para ello la marca portuguesa confiaba en Magura para la fabricación tanto de las empuñaduras como las piñas de mando. Por otro lado, disponía de una pequeña careta frontal tras la que se encontraba un pequeño cuadro de instrumentos con velocímetro, llave de contacto y chivatos luminosos de corta y larga.

Si hablamos de equipamiento, “la Sexy” disponía de intermitentes, fuelles protectores de horquilla y caballete central, entre otros. Además, este ciclomotor se había diseñado en origen para el mercado portugués, por lo que estaba enfocado para poder albergar dos pasajeros y por ello también montaba parrilla trasera y asidero. Otro detalle era un hueco bajo el asiento con cerradura exterior, en el que podíamos guardar la documentación, cartera o pequeños objetos.

SIS Sachs Saxy 3

Un buen equipamiento y una estética atrevida eran argumentos fundamentales si lo que se deseaba era triunfar entre los más jóvenes

Con un precio de 93.500 pesetas, unos 1.600 euros actuales, se situaba dentro de la órbita de la Derbi Variant California y la ya mencionada Puch Maxi. Otras, como la Honda PX-50, costaban hasta un 50% más si optábamos por la versión R.

Aquel pequeño ciclomotor portugués tuvo una repercusión en nuestro mercado prácticamente testimonial, por lo que a día de hoy encontrarse con alguna circulando por nuestras carreteras es una quimera.

En su país natal, al igual que el SIS-Sachs Minor que se comercializaba paralelamente con este Saxy, fueron los encargados de motorizar a toda una generación de jóvenes, y es allí donde podemos encontrar aun hoy ejemplares de ambos en pleno funcionamiento.

Calcula cuánto cuesta asegurar un SIS-Sachs Saxy con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.