Moto del día: Honda NM4 Vultus “Ghost in the Shell”

Moto del día: Honda NM4 Vultus “Ghost in the Shell”

Tras la nueva apariencia se escondía una Honda NM4 Vultus


Tiempo de lectura: 3 min.

Es habitual ver cómo en las películas las motos forman parte de la acción. Por desgracia, les pasa como a los gatos, suelen ser aliados del villano, pero qué narices, sin villanos el “bueno” no tendría razón de ser. Hoy queremos rescatar una motocicleta Honda que apareció en la adaptación a la pantalla del manga “Ghost in the Shell”, no porque sea espectacular, sino porque supone una de las pocas colaboraciones de una marca para la gran pantalla.

“Ghost in the Shell” -o GITS- es un manga creado por Masamune Shirow, lanzado por primera vez en 1989. Basado en él se creo un anime en 1995, que dirigió Mamoru Oshii y que junto con Blade Runner y Akira, se ha convertido en uno de los referentes del género Cyberpunk.

Le siguieron series de animación por televisión y, finalmente, el live film estrenado en 2017 y que fue dirigido por Rupert Sanders. Scarlett Johansson fue elegida para ser la protagonista, interpretando el papel de la Mayor Motoko Kusanagi. Su influencia en películas como “Matrix” es más que evidente, siendo la saga de los hermanos las hermanas Wachowsky inspirada a su vez por el universo japonés.

Honda Ghost In The Shell 01

En el manga y el anime se puede ver a la Mayor Kusanagi a lomos de una moto futurista, por lo que en la película se quiso también darle cierto protagonista a las dos ruedas. Hay también preciosas y acertadas preparaciones de coches, tomando como base un par de Lotus Esprit Type 82 y Excel Type 89 o un Subaru XT, por ejemplo. En contra de lo que suele ocurrir ,que es la propia productora la que se encarga de transformar las motocicletas para las películas, Honda participó activamente en el proyecto realizando los bocetos de la moto que aparecería en pantalla. Posteriormente sería la propia gente de la película la que se encargaría de darle forma real.

Honda Ghost In The Shell 02

El modelo de partida fue una Honda NM4 Vultus. Realmente, si no hubiesen tocado nada, podría haber formado parte de ella sin problemas. Su estética “manga” alejada de los cánones habituales la han convertido en una moto que cuenta tanto con admiradores como detractores, más en países asiáticos que en Europa. Por debajo de todos los carenados no deja de ser una Honda Integra, con el motor de las NC 750 (tan robusto como falto de chispa para algunos).

Una vez que Honda plasmó en papel la idea que tenía, fue Dominic Taylor de Human Dynamo Workshop el encargado de darle forma para conseguir el resultado que veis en las imágenes. Encaja perfectamente en la época y en el ambiente general de “Ghost in the Shell”. En el siguiente vídeo podéis ver algunos detalles del rodaje y de la construcción de la moto:

Por cierto, si os fijáis en el minuto 1:06, se puede ver como el especialista pilota la moto arrastrando a otra persona. Lleva un casco de motocross, pero en las imágenes que se van intercalando aparece sin él. Como parte del proceso de posproducción, la cabeza de Scarlett Johansson fue añadida pero, una vez más, Honda obligó a todo aquel que pilotase lo hiciese con casco, especialistas incluidos.

Ya vimos en su momento que Honda prefirió no aparecer en “Top Gun” a que una de sus motos fuese pilotada sin casco en la pantalla, por eso la moto que acabó conduciendo Tom Cruise fue la Kawasaki GPZ 900 R (1984), eso sí, sin la colaboración de Kawasaki.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Jiménez