Moto del día: Honda NX 125

Moto del día: Honda NX 125

Una trail polivalente que nadaba a contracorriente


Tiempo de lectura: 5 min.

Corría el año 1988 cuando los japoneses de Honda presentaron a nuestra protagonista de hoy, la Honda NX 125, también conocida como NX 125 Transcity. Un modelo de carácter dual que podríamos categorizar como trail, y que con una mecánica cuatro tiempos peleaba sin mucho éxito dentro de nuestras fronteras en un segmento dentro de un ring en el que en la época estaba dominado por modelos de dos tiempos, como su hermana CRM 125 R.

Esta NX 125 utilizaba los patrones de su hermana mayor, la Honda NX 650 Dominator, siguiendo a pies juntillas tanto el lenguaje de diseño como su concepto de uso. Se trata de una moto en la que prima la comodidad de una posición relajada y una estética “dakariana”, que junto con el buen hacer de una parte ciclo efectiva para circular en campo, no ser incómoda a la hora de rodar por ciudad o carretera, y la utilización de un propulsor muy fiable, la hacían un producto que se me antoja muy atractivo.

Otra de las similitudes con la Honda NX 650 Dominator es que, al igual que le sucedía a aquella con la XR 650 L, la NX 125 también disponía de una versión prácticamente de enduro realizada con la misma base, la Honda XLR 125, que disponía aún más de aptitudes offroad.

Honda NX 125 1988 1

A nivel mecánico cuenta con un motor bastante conocido y fiable, que se ha seguido versionando incluso hasta nuestros días por marcas chinas como Zongshen, y montado en motocicletas mucho más actuales como en la primera generación de Derbi Senda 125. Este propulsor refrigerado por aire es muy sencillo, con una arquitectura OHC con dos válvulas y un único árbol de levas en cabeza.

Este propulsor, cuyo diámetro/carrera es de 56,5×49,5 mm, es capaz de entregar una potencia de 12 CV a 9.000 RPM y un par de 9,8 Nm a 7.500 RPM. Unos valores bastante decentes para esta arquitectura de propulsor y que incluso en propulsores mucho más actuales de estas características, que se montan en motocicletas actuales, no superan.

A nivel de chasis y parte ciclo monta elementos sencillos pero de calidad, que aguantan bien el paso del tiempo y las torturas sometidas por la tierra y el polvo. El chasis es de simple cuna interrumpido fabricado en acero, al que se une un basculante de doble brazo de sección rectangular. Una solución que, como he comentado, no es un alarde de sofisticación, pero que para la potencia y peso que tiene que soportar cumple perfectamente.

Honda NX 125 1988 3

La suspensión cuenta con una horquilla telescópica convencional con barras de 35 mm protegidas por unos fuelles de plástico, para que no sean dañadas por los elementos. No posee regulación y su tarado es más bien blando, con gran capacidad para absorber las irregularidades del terreno y, como suele ocurrir en este tipo de motocicletas, tendente a descomponerse con facilidad si decidimos aplicar con fuerza el freno delantero.

Detrás, encontramos el sistema Pro-link de la marca, equipando un monoamortiguador regulable en precarga que nos ayuda a configurarla según el peso que vayamos a cargar, y que se encuentra montado sobre un sistema de bieletas que le aportan progresividad y unas reacciones menos secas.

El equipo de frenado cuenta con un único disco perforado delantero de 240 mm, que es asistido por una pinza de doble pistón. En la trasera, sin embargo, hay que conformarse con un vetusto sistema de tambor de 110 mm sobre el que apoyaremos la frenada. Un equipo que se podría haber mejorado con un disco trasero, pero que resulta suficiente para las pretensiones del modelo si atendemos a su peso de 110 kg en seco -118 kg con todos los llenos- y la mencionada y contenida potencia.

Honda NX 125 1989

El diámetro de las llantas es toda una declaración de intenciones para saber que esta moto se ideó para circular convenientemente por caminos y pistas, con una llanta delantera de 21 pulgadas y una trasera de 18 pulgadas, que son medidas típicas de motos offroad.

Quizá esta moto no la supimos entender en su día, debido a la popularización de las mecánicas dos tiempos más potentes y rápidas, pero mucho menos fiables y económicas. Es una muy buena opción para aquellos que buscan una primera moto de doble propósito con la que poder recorrer senderos y caminos o realizar desplazamientos cómodamente por ciudad.

No está, sin embargo, tan orientada a realizar trayectos por carretera, como su estética con un pequeño carenado te invitará a creer. En autovía o secundarias te tendrás que tomar las cosas con mucha calma, ya que el conjunto alcanza velocidades puntas cercanas a 100 km/h y se siente a gusto rodando sin forzar por debajo de 90 km/h.

Hay que tener en cuenta que encontrar una unidad dentro de nuestras fronteras no va a ser una tarea sencilla, pues no fue una motocicleta de grandes masas, aunque si afinamos la búsqueda seguramente encontremos alguna unidad a un precio no muy superior a 1.000 euros si su estado es correcto.

Eso sí, aunque hemos dicho que se trata de una moto fiable y bien acabada, debemos pensar en la edad del modelo y en la posibilidad de que haya que realizar algunos mantenimientos, sobre todo de juntas plásticas y retenes. Más aún si la moto no se usa de manera habitual o ha pasado largas temporadas parada.

Calcula cuánto cuesta asegurar una Honda NX 125 con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Gerardo
Invitado
Gerardo

Ya no sé fabrican motos como ésas,una lastima


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto :  ¡Gas amigas!