Moto del día: Husqvarna Vitpilen 401

Moto del día: Husqvarna Vitpilen 401

En los extremos se encuentra la genialidad


Tiempo de lectura: 7 min.

O la odias o la amas. No hay término medio en la Husqvarna Vitpilen 401 que hoy ilustra la sección de Moto del día. Es una mezcla de sensaciones extrañas cuando la ves por primera vez. En mi caso sería a finales de 2019, llevando ya prácticamente un año en el mercado, cuando visualicé por primera vez una de estas. Fue en un centro oficial en el que estuve trabajando durante un corto periodo de tiempo, y donde en una de las zonas de exposición se encontraba una unidad de esta motocicleta tan diferente a lo que hoy en día se fabrica de un modo general.

“¿Qué moto es esa?” Fue lo primero que se me pasó por la mente y que automáticamente transformé en forma de pregunta. Supongo que mi nuevo compañero en ese preciso momento no creería en mis condiciones comerciales y por supuesto mucho menos en mis conocimientos dentro del mundo de las dos ruedas. Qué se le va a hacer.

Pero dejando atrás las batallitas laborales o los encuentros con resultado final de amor a primera vista, he de decir que si lo que buscas es una motocicleta diferente, casi con total seguridad no te equivocarás haciéndote con una Vitpilen 401, o en su defecto con su hermana mayor la 701. “Vitpilen” significa en sueco “flecha blanca”.

Husqvarna Vitpilen 401 1

Presentado el primer prototipo en el EICMA celebrado en Milán de 2014, un año después sería su hermana, la 701, la que tomaría el stand de Husqvarna en el mismo lugar. Dos años después, en 2016, se presentaría lo que serían las versiones definitivas junto a la Svartpilen (“flecha negra”) y para gozo de muchos estas no variarían prácticamente en nada respecto a los prototipos iniciales. También ese mismo año mostrarían una versión denominada Vitpilen 701 Aero, cubierta con un carenado parcial que la hacía aún más recurrente si cabe, aunque nada más se supo de ella.

La Husqvarna Vitpilen 401, al igual que el resto de versiones dentro del modelo, es una motocicleta que no entiende de “medias tintas” en ningún aspecto dentro de su filosofía particular

Fruto del trabajo realizado por la empresa austriaca Kiska Design -implicada en diseños para CFMOTO, KTM o Audi– y de su diseñador al mando del proyecto, Piers Spencer-Phillips, la Vitpilen en versión 701 recibiría varios reconocimientos el mismo año de su presentación oficial, como por ejemplo el IF Design Award 2016 celebrado en Múnich o el Grand Clio de oro otorgado en la ciudad de Nueva York. Todo gracias a un diseño rompedor y a la vez sencillo, que según la propia marca estaría inspirado en la Silverpilen de 1953.

Ya metidos en la primavera de 2018, es cuando la marca austriaca se decide a poner en venta a su atrevida moto. Para ello la dota del archiconocido propulsor ya visto en las KTM Duke y RC 390, enrejado dentro del chasis de la primera. El monocilíndrico de 373 cc con cuatro válvulas y refrigeración líquida cuenta con unas cotas internas de diámetro por carrera de 89×60 mm, quedando sometido a una compresión de 12,6:1.

Husqvarna Vitpilen 401 3

La alimentación es por medio de inyección controlada mediante un sistema de gestión electrónica Bosch. El cambio es de seis relaciones accionado por un embrague antirrebote PASC™ y dotado del sistema Easy Shift, con el que no tendríamos que accionar la maneta del embrague salvo para insertar la primera velocidad, gracias a la gestión electrónica que emite señal a la centralita por medio de un sensor en el momento que accionamos la palanca, adaptando la ECU los parámetros del motor a cada cambio entre marcha y marcha.

A nivel prestacional, la Vitpilen 401 es capaz de ofrecer una potencia final de 43 CV a 9.000 RPM, con un par máximo a la rueda trasera de 37 Nm a 7.000 RPM. La velocidad máxima se sitúa en aproximadamente unos 180 km/h. Una moto que se puede llevar con el carné A2 sin limitar.

Adoptando el monocilíndrico de sus hermanas de KTM de 373 cc, la Vitpilen 401 es capaz de convertirse en un arma afilada en una carretera “ratonera”, así como la moto ideal para nuestro uso cotidiano

Por otro lado, nos encontramos con una parte ciclo de primera, donde el sacar el máximo potencial del propulsor austriaco se convierte en una experiencia muy positiva a los mandos de la Vitpilen 401, gracias a componentes de primer nivel tanto en suspensiones como frenada, así como una rigidez totalmente garantizada por el bastidor tubular en acero con recubrimiento de pintura al polvo.

Husqvarna Vitpilen 401 5

El equipo de suspensiones viene firmado por WP, contando con una horquilla invertida formada por barras de 43 mm en el frontal y 142 mm de recorrido, siendo un monoamortiguador progresivo anclado al basculante y 150 mm de recorrido el encargado de la amortiguación atrás.

La frenada, por su parte, corre a cargo de ByBre (acrónimo de “hecho por Brembo”), con un disco frontal de 320 mm y pinza de cuatro pistones con anclaje radial en el eje delantero, y un solo disco de 230 mm de diámetro accionado por una pinza monopiston en el trasero, todo ello asistido por un sistema ABS desconectable de doble canal e instalado en unas llantas radiales con aro en fundición de aluminio en 17 pulgadas, calzadas con neumáticos 110/70 delante y 150/60 en la zaga.

Así que nos encontramos con una motocicleta ligera, con un peso en vacío de apenas 150 kilogramos, y que además es muy compacta, con una distancia entre ejes que llega hasta los 1.357 mm. Por otro lado, cuenta con un depósito de 9,5 litros de capacidad y una distancia entre la base del asiento del piloto y el suelo de 835 mm.

Husqvarna Vitpilen 401 6

Estéticamente, y si en algo destaca en este aspecto la Vitpilen 401, es por el minimalismo de su diseño, donde cualquier elemento que no sea realmente necesario no debía estar presente en la motocicleta austriaca. De algún modo, y siguiendo el concepto que ya Miguel Ángel Galluzzi aplicó en el diseño de la icónica Ducati Monster 900, en nuestra protagonista de hoy prima por encima de cualquier cosa la conducción. Para ello el equipo de Kiska Design aplica aquella filosofía del diseñador argentino empleada en lo motocicleta de Borgo Panigale en 1993.

Con unas cotas y medidas de modo general muy contenidas, la Vitpilen 401 se convierte en una motocicleta ideal para principiantes poseedores del A2, en la que no falta ese toque único que Husqvarna imprime a todos sus productos

En cuanto al equipamiento, ese minimalismo se transformaba en detalle en cada rincón de la Vitpilen 401. Ya sea su iluminación LED en cualquiera de sus dispositivos luminosos, rematando el piloto trasero de una manera soberbia siguiendo la línea del asiento y quedado debajo de este sin estridencias de ningún tipo. También sus semimanillares anclados a la tija fabricada en aluminio mecanizado.

Por otro lado, tenemos una carrocería llevada a la mínima expresión, donde cada pieza esta rematada de manera exquisita, tanto por acabado como por elección de colores. Asímismo, un cuadro de instrumentos instalado por delante de la tija hace las funciones como anclaje del faro delantero. En él podemos encontrar toda la información necesaria -velocímetro, cuentavueltas, indicador de marcha engranada, nivel de combustible y temperatura, etc.- que queda aglutinada a diferentes niveles.

Husqvarna Vitpilen 401 4

Con un precio de salida de 5.849 euros, impuestos de matriculación aparte, sus rivales directos son la propia KTM Duke 390, Yamaha MT-03 o la Benelli Leoncino 500, que quizas por filosofía es la que más se asemeja a esta exótica Vitpilen 401. Lo que no cabe ninguna duda es que la motocicleta austriaca es sin duda un soplo de aire fresco que a veces, y solo a veces, da un poco de esperanza en este mundo tan previsible y automatizado en todos los sentidos en el que vivimos actualmente.

Calcula cuánto cuesta asegurar una Husqvarna Vitpilen con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

3
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
J
Invitado
J

Es chula, pero debe ser un poco incómoda, ya hay bastantes a la la venta usadas

Álvaro
Invitado
Álvaro

Hola! creo que el precio actual de la Vitpilen es de 5.549 € con lo que se hace todavía más atractiva de comprar.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.