Menu

Moto del día: Indian Chief (1946)

La primera moto de Steve McQueen

Moto del día: Indian Chief (1946)

Si hace un par de días hablábamos de la renovación de la Indian Chieftain, hoy traemos a su tatarabuela, la Indian Chief de 1946. Es una moto clásica, que hasta hoy se ve como una custom actual, pero donde lo más interesante no es el qué, sino el quién: esta fue la primera moto del legendario Steve McQueen.

Esta moto concreta apareció en una subasta en California, en Auctions America allá por el año 2013, justo cuando nacía la gama Chieftain, y se subastó por 143.750 dólares. Según parece, por los datos históricos de la moto, es la auténtica primera moto del actor, y como tal posee su propio certificado de autenticidad.

«La Indian Chief fue mi primera moto y me encantó. Yo estaba con una chica que comenzó a odiar la moto, porque no le gustaba viajar en el sidecar. Ella me dijo, ‘¡O la moto o yo!’ Bueno, no hubo discusión. La chica se fue.» – Steve McQueen

Steve McQueens 1946 Indian Chief 1

La moto fue restaurada en 1990 para devolverle todo su esplendor, ya que el paso del tiempo hizo que algunos componentes se deteriorasen, como es natural. Por lo que sabemos, Steve McQueen la compró en Nueva York bastante antes de ser famoso, donde la utilizó como medio de transporte personal, junto con un sidecar, que en un momento de la historia desapareció, quedando solamente la moto.

Esta Indian Chief de 1946 tenía un motor V-Twin a 42º de 1.205 cm3 que ofrecía una potencia máxima de 40 CV. Para la transmisión se podía elegir entre una caja de tres o cuatro velocidades, para alcanzar una velocidad máxima de 136 km/h. Su suspensión delantera era interesante, empleando girder forks, una especie de paralelogramo deformable, con el muelle-amortiguador justo encima del guardabarros.

La trasera era mediante una especie de basculante, con los muelles en los laterales. Todo el conjunto conseguía un peso de 250 kg, lo que la convertía en una moto pesada. Pero eso no era un problema, pues su hábitat natural eran los viajes tranquilos. Estamos seguros que Steve McQueen la disfrutó mucho.

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.