Moto del día: SWM Varez 125

Moto del día: SWM Varez 125

Una naked deportiva con buenos detalles y argumentos


Tiempo de lectura: 4 min.

Entre el catálogo de modelos del fabricante italiano SWM, en concreto aquellos se pueden llevar con el permiso de conducir B, no solo hay modelos de inspiración retro como la SWM Ace of Spades 125 o la Outlaw 125. Hay también una naked agresiva, muy en la línea de otros modelos como la KTM 125 Duke o la Yamaha MT-125. Una moto pensada para un público joven, que busca una moto que llame la atención y al mismo tiempo, que tenga unas prestaciones más que dignas o un comportamiento deportivo. La SWM Varez 125 parece responder a todos estos argumentos.

Como parte del resurgimiento de la histórica marca italiana (el cual ya te contamos), han desarrollado una moto con estas premisas que os apuntamos, aunque curiosamente mantiene un faro delantero circular, cuando sus competidores optan por diseños angulosos de mirada cabreada. El propulsor es el mismo que hemos visto en la Ace y la Outlaw 125, es decir, un motor de origen Husqvarna y montado ahora por Shineray.

Denominado bialbero por tener una distribución con doble árbol de levas (DOHC), el motor de la SWM Varez 125 es de carrera corta: 58×47,2 mm. Cuatro válvulas, inyección electrónica, refrigeración líquida, caja de cambios de seis velocidades y una potencia de 11 kW o, lo que es o mismo, 14,75 CV a 10.500 RPM. Es un motor al que le gusta girar arriba, alegre de vueltas, tal y como se constata al ver que el par motor máximo de 11 Nm, lo entrega a 8.000 vueltas.

En este caso SWM recurre a un chasis multitubular tipo Trellis, que además de cumplir con su función estructural también es parte del encanto estético. A él se ancla una horquilla invertida (marca FastAce) con regulación en compresión, además de un monoamortiguador trasero también regulable. Los frenos son compartidos con el resto de modelos de 125 cc de la marca, confiando en un disco de 300 mm delante con pinza de tres pistones, y ayudado por uno trasero de 220 mm con pinza monopistón. No hay ABS pero sí frenada combinada CBS, accionando automáticamente uno de los pistones delanteros al frenar de atrás.

Llama la atención, para bien, que la SWM Varez 125 monte neumáticos Michelin Pilot Street en medidas 110/70 R17 y 140/60 R17. Aunque muchos elementos están fabricados en China, la moto se ensambla en la fábrica que tiene SWM en Italia. Y los neumáticos son una muestra de calidad, de ese Fatto in Italia. Declara consumos de 2,5 l/100, que será algo más en la realidad. Pero de nuevo al contar con un tanque de 13 litros no hará falta sacar tarjeta de fidelización en la gasolinera. Ojo a los detalles de las tomas de aire a los lados del depósito, cuyo tapón tiene bisagra.

El asiento está alto, aunque nada exagerado respecto a motos similares. Son 820 mm, 10 mm menos que una Duke 125 y 10 mm más que una MT-125. El problema reside en que el asiento del pasajero está en un palomar, lo que obliga a tener la misma flexibilidad que Jean-Claude Van Damme a la hora de dar patadas en la cara. Si no eres muy alto, te tocará doblar la rodilla para pasar por encima de forma más cómoda. Una vez sentado, la altura es correcta, pero es probable que el pasajero no sea la persona más feliz si hace muchos kilómetros ahí subido.

SWM Varez 125 02

Por último, y ahondando en el apartado estético, combina esa agresividad con un faro de aspecto clásico. Toda la iluminación es LED. Tras él hay una instrumentación digital, a la que no le vendría mal un reloj horario pues no hemos visto que disponga de él. Y muchas veces, en una moto pensada para la ciudad, es un complemento necesario.

A nivel dinámico, el chasis y suspensiones están por encima de las prestaciones del motor. Con la misma base, SWM quiere sacar un modelo de más cilindrada y más potente. Como en otros casos similares, el hermano pequeño siempre se beneficia. Y a pesar del sobredimensionamiento de algunos componentes, el peso no es elevado ya que declara 144 kg con todos los llenos.

La SWM Varez 125 (que no lo hemos comentado, pero su nombre hace referencia a Varese, origen de la marca), está a la venta en España por 3.895 euros, incluyendo la matriculación gratuita como promoción de SWM.

Calcula lo que cuesta asegurar una SWM Varez 125 con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.