Menu

Moto del día: Torrot Muvi

La empresa española vuelve cargada de energía... eléctrica

Moto del día: Torrot Muvi

A los que sepáis qué es «Verano azul» no hace falta que os cuente qué tipo compañía es Torrot. Cuando era pequeño siempre soñé con una Torrot Cross MX -aunque luego tuve una muy similar, la Bicicross de BH-, lo más parecido a una mountain-bike en los 80. Hace pocos años, la compañía ha resurgido fabricando un scooter eléctrico que ha tenido gran éxito y que hoy veremos aquí: el Torrot Muvi.

La historia de Torrot está llena de luces y sombras. Nació en 1948 en Vitoria, y fue fundada por Don Luis Iriondo, cuyo nombre era Iriondo S.A. En su origen fabricaba bicicletas de paseo y carretera, pero en 1950 cerró un acuerdo con un fabricante francés de ciclomotores y motocicletas, para poder producirlos también, bajo la empresa Terrot S.A.E. En 1958 Peugeot adquiría la compañía, dejando a Iriondo S.A. sin licencia de fabricación, por lo que cambiando una letra, nacería lo que a partir de entonces se conocería como «Torrot».

La empresa tuvo relativo éxito con las motocicletas y bicicletas, hasta que en 1991 cerró sus puertas por el declive de ventas. En 2012, una asociación del Instituto Tecnológico Andaluz y la fundación catalana ASCAMM intentaron relanzar la marca con bicicletas y ciclomotores eléctricos, sin mucho éxito, hasta que en 2015 Iván Contreras adquiere el 100 % de Torrot junto a Black Toro Capital, un famoso fondo de capital-riesgo. También adquiere GasGas -que a su vez tenía Ossa-, en concurso de acreedores, con lo que de golpe, consigue tener una planta de fabricación para Torrot. Esto es lo que le da el impulso definitivo, con el lanzamiento del Torrot Muvi.

Torrot Muvi 8

El Torrot Muvi City alcanza 45 km/h de velocidad máxima, mientras la versión Executive llega hasta los 60 km/h

El Torrot Muvi es un scooter eléctrico que se lanzó en septiembre de 2016, con dos versiones: City y Executive. La primera versión es el equivalente a un ciclomotor de 50 cm3 -homologación L1e-, y la segunda a uno de 125 cm3 -homologación L3e-. En la actualidad se siguen comercializando, con algunas actualizaciones respecto a la original, pero manteniendo la misma base.

El Torrot Muvi City tiene un motor de 48 V que produce 3,5 CV y 35 Nm de par, gracias a una batería de 2,4 kWh de ión-litio, separada en dos módulos extraíbles para poder ser recargados. Por su parte el modelo Executive tiene un motor de 4,1 CV con el mismo par y una batería de 3,1 kWh. Ambos modelos comparten autonomía, con 103 km en modo ECO.

El chasis es de lo más sencillo, con doble horquilla delantera y brazo con monoamortiguador trasero, con ajuste de precarga. La llanta es de las grandes, 16 pulgadas, mientras el sistema de frenada hidráulica combinada cuenta con un disco de 220 mm delante y 190 mm detrás, en ambos modelos.

¿Queréis probar una? En nueve ciudades de España lo tenéis muy fácil: el servicio de motos compartidas Muving, también fundado por Iván Contreras, tiene como flota a la Torrot Muvi. Una empresa española de éxito, con plantas en España, China, Europa, Estados Unidos y México, que además exporta muchas de sus motos para reparto, como por ejemplo a Eddy en Alemania, Scooty en Bélgica, Domino’s Pizza en Suiza o Burger King en Andorra.

Si te ha gustado, tanto el modelo City como el Executive cuestan 5.169 euros, según la web de la marca. También puedes comprar el Quadro Oxygen, el Torrot Muvi remarcado y casi 300 euros más barato.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

3
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
J. Guillermo Pozo
Autor

Tuve la oportunidad de moverme durante un día por Sevilla con el servicio de Muving y quedé encantado, suficiente para moverse en ciudad y circunvalaciones y el servicio estupendo.

Javier Costas
Editor

Lástima que estas motos estén tan maltratadas, muchos grillos, frenos que chirrían y hasta aceleran peor de lo normal. Llegarán al mercado de ocasión a precios de risa. En Madrid las uso mucho, tengo tantos minutos acumulados en mi cuenta por darles a conocer que ya apenas necesito usar el metro o el autobús. Solo una mala experiencia, por los cojones morenos de un agente de movilidad tengo que pagar 100 euros por aparcar en una acera… por donde no pasa nadie, o si pasan, hay espacio de sobra. Eso, y 25 euros de sanción por tramitar la multa. No… Leer más »

J. Guillermo Pozo
Autor

Yo tuve la suerte de usarlas siendo casi nuevas, imagino que si el mantenimiento es bajo la experiencia no será tan grata… Y lo de la multa, nos daría para un post recopilatorio de ordenanzas municipales de cada municipio, con sus «lógicas» de aparcamiento de motos (totalmente distintas de una ciudad a otra).🤷🏻‍♂️


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.