Así es la nueva Malaguti Drakon 125

Así es la nueva Malaguti Drakon 125

Una naked con estilo italiano a la medida del carné A1


Tiempo de lectura: 2 min.

Acabamos de conocer la Malaguti Drakon 125, una naked de octavo de litro apta para los “convalidados” con el carné de coche y que pone el acento en el diseño y la estética como principales reclamos. El grupo austriaco KSR es el que está detrás de la mítica firma boloñesa y últimamente se están poniendo las pilas con una serie de nuevos productos muy interesantes.

En este caso KSR pone la nota en que han sido ellos quienes han diseñado la Malaguti Drakon desde 0, sin ingerencias ni ataduras por parte de China, que es donde se ensamblan las motos. En este caso el reto era doble porque desde el equipo de diseño tenían que parir desde cero un nuevo lenguaje estético que definiese el camino que van a seguir las nuevas Malaguti a partir de ahora en el apartado visual.

Esto de la estética siempre es subjetivo e interpretable, pero ahí tenéis las fotos para juzgar por vosotros mismos. A mí personalmente me gusta lo que veo. Es un vehículo con personalidad y con un aroma más europeo que el que podemos encontrar en las 125 de los fabricantes japoneses, que son motos con una orientación más global, genérica y descafeinada. Este es un producto diseñado por europeos para europeos, al menos en lo que a estética se refiere.

Malaguti Drakon 125 12

A nivel de diseño el conjunto es muy minimalista, con unas líneas muy limpias y depuradas, sin apenas elementos de diseño ni recargo necesario. Presenta unas fibras planas, afiladas y ligeras. El principal guiño estético es el lateral del faro con una especie de faro en color granate que contrasta con el negro y el blanco del conjunto.

Es la única nota de color y se prolonga por el lateral del tanque de combustible, justo donde los diseñadores han aprovechado para ubicar el logotipo de la marca con maestría. El faro LED con forma de… ¿manillar? es el otro reclamo estético.

Desde KSR hacen hincapié en que no es solo estética, sino que han querido dotar al producto de un cierto carácter deportivo, entendemos que todo el que es posible conseguir en estas cilindradas. De momento podemos ver la unidad monocilíndrica de 125 cm3 que ya conocemos de otras motos del grupo austriaco, un propulsor que eroga 15 CV y que es el mismo que equipa Aprilia en sus motos de octavo de litro.

COMPARTE
Sobre mí

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.