Poder salir en moto durante la desescalada no equivale a dar un banderazo de salida

Poder salir en moto durante la desescalada no equivale a dar un banderazo de salida

Incremento alarmante de la siniestralidad sobre dos ruedas tras la desescalada


Tiempo de lectura: 3 min.

Aunque nunca estuvo prohibido usar la moto (la gente podría seguir usándola para ir a trabajar, repostar, comprar, etc.), parece que alguien hubiese impedido a la gente usar la moto durante estos meses. Y claro, ha ocurrido como cuando tenías 15 años y tus padres te castigaban por el verano sin salir: muchos han intentado recuperar el tiempo perdido durante las diferentes fases de la desescalada.

No habría mayor problema si esto se tradujese en motoristas que usan la moto todos los días aprovechando el buen tiempo, o que los fines de semana han ido a visitar parientes (Fase 1) o ya hacer recorridos más lúdicos (Fase 2). Pero cuando alguno intenta poner en marcha su propio Gran Premio de Motociclismo, empiezan a aumentar los accidentes y con ello los fallecidos sobre dos ruedas. Y esto no es nada bueno, ni como colectivo ni tampoco a la vista del resto de usuarios de la vía.

Ya el año pasado se alcanzó el mayor número de fallecidos en vías interurbanas desde 2010. Se totalizaron un total de 264 fallecidos con lo que la media de motoristas fallecidos era, respecto al resto muertos en carretera, pasó a ser de un 24 % cuando en los anteriores años estaba cifrada en un 19 %.

Motorcycle crash 02

2020 no empezó bien, con 34 motoristas fallecidos hasta el 14 de marzo (día en el que empezó el estado de alarma) y que suponían dos más que el año pasado. Hasta el 17 de mayo fallecieron otros seis, lejos de los 57 en el mismo periodo. Pero el problema viene ahora, ya que desde el 18 de mayo (fecha de la desescalada en algunas comunidades), el número de motoristas fallecidos se ha duplicado respecto a los que lo habían hecho antes del estado de alarma.

Un total de siete accidentes mortales (del total de 12 fallecidos en tres fines de semana), que suponen los mismos que el año pasado, pero con un tráfico generalizado mucho menor. Hablamos de un repunte de la siniestralidad para las motos del 41 %, sin que todas las comunidades estén en Fase 2 de la desescalada, que podría ser todavía peor.

Con estos datos en la mano es más que lógico que la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil, preste especial atención durante el fin de semana a los motoristas con el fin de evitar accidentes de tráfico. Más de la mitad de los fallecidos lo hicieron debido a una salida de vía (no siempre es culpa de los coches), lo que normalmente es sinónimo de despiste, exceso de velocidad o conducir por encima de nuestra propia capacidad.

Hay otro problema casi igual de grave, y este ya es social. Salir en moto es una actividad que normalmente se hace en grupo y, las normas de distanciamiento social no se están respetando. Demasiados abrazos, demasiados apretones de mano y demasiadas charlas informales en corrillo a menos de 2 metros.

Si no somos nosotros los que nos ponemos límite a la hora de enroscar el puño de gas o quedar con los colegas, acabaremos de nuevo encerrados en casa. O peor, encerrados en una caja de pino.

COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto, la charla sería de órdago.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado