KYMCO Agility City 50, la ofensiva de los ciclomotores

KYMCO Agility City 50, la ofensiva de los ciclomotores

A la venta por 2.099 euros incluyendo seguro el primer año


Tiempo de lectura: 3 min.

Con puntualidad inglesa la marca taiwanesa ha presentado el primero de sus tres ciclomotores que lanzará durante 2020. Ya os adelantamos que tras unos años de ausencia, KYMCO volvería a traer motos de 49 cc a España animados por nuevas mecánicas de cuatro tiempos. El KYMCO Agility City 50 es una réplica a escala de la superventas de 2019, el Agility City 125, del cual os hemos hablado recientemente sobre todos los cambios que han incluido para 2020.

Hoy en día y con la abundancia de opciones en 125 cc podemos pensar que un ciclomotor no tiene mucho sentido en el mercado, sobre todo si como en este caso el precio para la versión de 50 cc y la de 125 cc es exactamente el mismo. Pero debemos pensar que tanto para aquellos que no disponen del permiso B como quien busca un vehículo exclusivamente urbano, muy ligero y de consumo y mantenimiento reducido, el ciclomotor sigue siendo la mejor opción.

El nuevo KYMCO Agility City 50 cuenta con un motor de cuatro tiempos de inyección y ventilación forzada que desarrolla 3 CV a 7.500 vueltas (2,9 Nm a 6.000 rpm) y su consumo es de solamente 2,2 l/100. Cumple actualmente la Euro 4 pero el año que viene evolucionará a la Euro 5, la cual entra en vigor en 2021. El chasis es tubular abierto en acero y a él se acopla una horquilla telescópica delantera con barras de 33 mm y 95 mm de recorrido mientras que detrás se opta por un monoamortiguador regulable en precarga (tres posiciones) y con 81 mm de recorrido.

agility city 50 general marrn 1 96081

Para la frenada se confía en un disco delantero de 260 mm con pinza de un pistón y detrás le basta con un sencillo freno de tambor y diámetro de 127,5 mm. Las llantas son de 16″ delante y 14″ detrás con medidas de neumáticos 100/80 y 120/80 respectivamente. El depósito de gasolina cuenta con una capacidad de siete litros (autonomía teórica de más de 300 km) y la altura del asiento se encuentra a 815 mm. El peso total es de 120 kg.

Incorpora una completa instrumentación que incluye un pequeño display digital (kilómetros totales y parciales) además de un reloj horario. El velocímetro y el medidor de nivel de gasolina son analógicos. La iluminación es halógena pero para las luces de posición se confía en la tecnología LED.

El KYMCO Agility City 50 arrancará su comercialización el 1 de febrero estando disponibles en tres colores: marrón, blanco y negro. Al igual que el hermano mayor el asiento es bitono consiguiendo así un aspecto más elegante. Fabricada en la planta de Changzou (China) su precio es de 2.099 euros incluyendo un año de seguro obligatorio de serie con Allianz. Es el único ciclomotor del mercado que ofrece esta ventaja para los usuarios, los cuales pueden aumentar la garantía dos años más por 75 euros.

COMPARTE
Sobre mí

ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.