Moto del día: Aprilia SRV 850

Moto del día: Aprilia SRV 850

El scooter rey de las prestaciones


Tiempo de lectura: 6 min.

El Aprilia SRV 850, pese a haber desaparecido del catalogo de la marca de Noale, sigue ostentando el título de ser el scooter más potente jamás concebido. La verdad, es que Aprilia lo tuvo muy fácil cuando en el año 2012 presentó su nuevo maxiscooter ya que para crearlo partió de una base ya desarrollada dentro del grupo Piaggio.

Este maxiscooter no era otro que el Gilera GP 800, el cual hasta el momento de la presentación del nuevo Aprilia SRV 850 -que tan sólo es 1 CV más potente- era el que ostentaba tan prestigioso título de scooter más potente.

Con tan buena base, los de Aprilia lo único que tuvieron que hacer fue impregnar con su ADN de marca todos los detalles y mejorar algunos puntos en los que el scooter de Gilera flaqueaba, como la frenada, la suspensión y la maniobrabilidad en parado.Aprilia SRV 850 01

A nivel visual, vemos que es un scooter tremendamente deportivo que refleja las líneas de la superbike de la casa, la Aprilia RSV 4, de la cual hereda unas ópticas delanteras con un lenguaje de diseño similar y un carenado lleno de aristas afiladas. En la parte trasera los cambios también son numerosos, y se equipa un asiento con un mullido y tejidos mejorados, nuevas asas para pasajero y un piloto trasero de ledes que viene directamente heredado de la Aprilia Dorsoduro 1200.

Otro de los cambios importantes es el cuadro de instrumentos, que aúna la doble esfera que ya tenía el GP 800, con función de velocímetro y tacómetro, sumando entre medias de estos dos elementos una pantalla LCD, que realiza las funciones de ordenador de abordo y que completa la información de una serie de testigos led de información más básica.

Además, también se incorporó una versión que disponía tanto de ABS como también, de control de tracción  desconectable o ajustable en dos posiciones -que la marca denomina ATC-, algo que su prima Gilera no podía equipar.

Aprilia SRV 850 04

El motor sigue teniendo la misma base, aunque con algunas mejoras a nivel de electrónica, como una segunda sonda Lambda que ayuda a estabilizar el ralentí. En sí, es el mismo del de la Gilera GP 800 o el que podemos encontrar en la Aprilia Mana 850, sólo que con los nuevos retoques de electrónica se hace sentir aún más vivo y más lleno.

Este propulsor es sin ninguna duda lo mejor de este scooter. Se trata de un bicilíndrico en V a 90º, que va situado en el centro del chasis, con un único árbol de levas (SOHC), 8 válvulas y refrigeración líquida de 839,3 cc y transmisión final por cadena. En este caso, la Aprilia SRV 850, rinde un caballo más que la Gilera, un total de 76 CV a 7750 RPM, y un par de 76,4 Nm a 6000 RPM.

Hay que destacar que la entrega del 90% del par, es a tan sólo 3500 RPM, haciendo que las aceleraciones y recuperaciones sean fulgurantes.

El chasis tiene que tener una estructura acorde para digerir semejante potencia y no descomponerse en las fuertes aceleraciones y frenadas que tiene que soportar. Por este motivo se creó una estructura de doble cuna de entramado tubular de acero, con refuerzos a base de pletinas sobre las que se ancla un auténtico basculante de doble brazo de aluminio.

El conjunto de suspensión del Aprilia SRV 850 es heredado directamente del Gilera, aunque varía en su setup con diferentes componentes internos que hacen que sea mínimamente más firme. Así, la horquilla delantera es de tipo convencional con barras de 41 mm y 122 mm de recorrido, sin posibilidad de regulación. El monoamortiguador posterior va anclado de manera horizontal y en su caso es posible la regulación de la precarga hasta en siete posiciones.

Aprilia SRV 850 02

La frenada, difiere mínimamente del antecesor, con una nueva bomba que aporta más mordiente, aunque se mantienen las pinzas de freno delanteras Brembo serie oro de doble pistón y anclaje axial, que actúan sobre dos discos semiflotantes de 300 mm de diámetro. En la rueda trasera encontramos un generoso disco de 280 mm de diámetro que también es mordido por una pinza de doble pistón y sobre el que también actúa un práctico freno de estacionamiento que se acciona desde el escudo frontal.

Las llantas son de fundición de aluminio para tratar de minimizar las masas no suspendidas. El diámetro de la delantera es de 16 pulgadas, con un neumático 120/70, mientras que la llanta trasera es de 15 pulgadas, con un neumático 160/60.

A nivel dinámico podemos decir que este scooter tiene un comportamiento más propio de un scooter GT que de un scooter deportivo, pese a lo que su imagen nos pueda llevar a entender. Esto es debido principalmente a su peso, que con todos los llenos supera los 260 Kg, lo que hace que en conducción alegre tengas que llegar a las curvas con todo el trabajo hecho. Esto se siente así como digo principalmente por el peso, no por que sea lento precisamente, ya que es capaz de alcanzar 200 km/h y acelerar de 0-100 km/h en 5,7 sg.

Aprilia SRV 850 05

Sin embargo, aunque los cambios rápidos de dirección no sean su punto fuerte, disfrutarás como un niño pequeño en curvas amplias debido a su buena estabilidad y a la pegada que tendrás al salir de la misma, porque el tacto lleno de su propulsor te catapultará según la impetuosidad de tu muñeca derecha.

A nivel de practicidad, algo que suele venir de la mano en los scooter, no es donde más brille. Esto es debido a que no posee una gran capacidad de carga, ya que en su hueco bajo el asiento dispondremos del espacio justo para un casco integral y la documentación, echándose en falta sobre todo alguna guantera en su escudo frontal.

A nivel de protección aerodinámica si bien el carenado y su amplio escudo cubren perfectamente el torso y las piernas, la estilosa, pero baja cúpula nos desviará el viento a la zona alta de la cabeza, por lo que si habéis llevado alguna vez el primo de Gilera con su pantalla derivabrisas ajustable de manera eléctrica en diferentes posiciones lo echaréis en falta -y seguramente recurriréis a alguna pantalla derivabrisas de la industria auxiliar-.

Aprilia SRV 850 06

Sin ninguna duda, podemos decir que este scooter está a medio camino entre la deportividad y el segmento GT, ya que tiene un motor increíble y una estética que destila sabor a carreras, pero que por parte ciclo “blandita” estaría más enfocado dentro de la comodidad de los GT.

Así que si buscas un scooter rutero, vistoso, con un motor muy lleno y no quieres ir con el con el cuchillo entre los dientes, tienes en este Aprilia SRV 650 una opción más que recomendable, con la que dejar atrás a casi cualquier contrincante en los semáforos.

Calcula cuánto cuesta asegurar una Aprilia SRV 850 con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Jiménez