Moto del día: BMW F 700 GS

Moto del día: BMW F 700 GS

La GS más urbana


Tiempo de lectura: 4 min.

La BMW F 700 GS es una moto un tanto… incomprendida. El modelo se puso a la venta en 2013 y venía a ser la sustituta “mejorada” de la BMW F 650 GS bicilíndrica, una moto que nunca encontró su sitio en el mercado, en mi opinión porque en Baviera tampoco tenían mucho interés en que eso ocurriese.

Por contextualizar, en 2008 los alemanes presentaron sus nuevas Gelände Straße de acceso. Estaban basadas en el novedoso motor bicilíndrico Rotax de 800 cc y venían a sustituir a la anterior BMW F 650 GS monocilíndrica que se había vendido como churros desde comienzos de siglo.

Los alemanes dividieron la gama en la BMW F 800 GS y la BMW F 650 GS bicilíndrica. Esta última parecía una versión “capada” de prestaciones y precio reducidos de la F 800 GS, que era la moto grande y seria que todo el mundo aspiraba a comprar.

BMW F 700 GS 2

A decir verdad, la diferencia era que la 800 estaba más enfocada en offroad y pistas mientras que la 650 tenía una vertiente más asfáltica y práctica en el día a día, pero el público lo que vio es que si te comprabas una 650 era porque no te alcanzaba para la otra. El hecho de “robarle” 150 cc a la moto en la denominación comercial tampoco parecía la mejor técnica de marketing precisamente.

Así que en 2013, tras cinco años en el mercado, BMW aprovechó para darle un lavado de cara al modelo y mejorar algunas cosas aquí y allá para hacer una moto más completa y apetecible, a ver si de esta forma la gente se planteaba su compra al estar ahora más cercana a la hermana mayor, la 800.

El motor seguía siendo el mismo bicilíndrico en línea refrigerado por agua y con 8 válvulas DOHC de 798 cc, solo que se le apretaba un poquito para dar 4 CV más que en su predecesora, hasta alcanzar los 75. Seguían siendo 10 menos que la F 800 GS full power, que llegaba hasta los 85 CV. Junto con el incremento de potencia también llegó un segundo disco de freno al tren delantero cuya ausencia en la F 650 GS solo podía deberse a un intento de ahorrar costes algo torticero por parte de BMW.

BMW F 700 GS 4

De esta forma, la BMW F 700 GS pasaba a ser “más moto” y gracias a su filosofía de vehículo polivalente, del día a día y cercana a lo que necesita un usuario medio cosechó un gran éxito de ventas en el viejo continente. Las principales diferencias entre ambos modelos, a parte del ya citado gap de potencia, tenían que ver con la ciclística.

La BMW F 700 GS venía con unas llantas de aleación de aluminio en vez de las más camperas de radios de su hermana y además el aro delantero era de 19 pulgadas por las 21 de la 800, buscando un comportamiento más ágil en ciudad y carreteras reviradas a costa de perder eficacia por lo marrón. Las suspensiones también eran algo más sencillas y con menor recorrido entre topes, con la misma idea de civilizar y urbanizar la propuesta.

Una de las grandes bazas de esta moto era su frugal consumo de combustible. De casta le viene al galgo y es que la anterior BMW F 650 GS monocilíndrica era todo un “mecherín”. En este caso los consumos rondaban los mismos valores con medias reales de 4 y pico, nada mal si tenemos en cuenta que respecto a la vieja GS esta moto tenía un pistón y 150 cc extra, por no hablar de un mayor peso y envergadura.

BMW F 700 GS 1

El modelo sufrió varias renovaciones a lo largo de su vida comercial. En 2016 se renovó la estética general de la moto con nuevas fibras y una apariencia más cercana a la de su hermana mayor, la BMW R 1200 GS, mientras que también se incorporó nuevo equipamiento tecnológico. Un año después vendría la adaptación a la normativa anticontaminación Euro4, sin merma en las prestaciones (al menos sobre el papel).

Con estos mimbres la BMW F 700 GS aguantaría lo poco que le quedaba de vida comercial sin mayores cambios y modificaciones hasta que recientemente, en 2018 se presentó su sucesora, la BMW F 750 GS que renovó por completo el concepto al ser un modelo totalmente nuevo tanto en el ámbito de motor como de chasis.

El modelo se vendió bien, y de segunda mano hay mucho entre lo que escoger. Desgraciadamente para los que tengáis ganas de compraros una, trail y BMW son dos palabras que juntas ahuyenta la devaluación por lo que las cotizaciones no son precisamente bajas. Las unidades más baratas se sitúan en el entorno de los 5.000 euros, demasiado quizá por una moto que no deja de ser el pack “básico” y que ya cuenta con siete años a sus espaldas. Respecto a la fiabilidad del modelo, la 700 está libre de pecado y ese motor Rotax rivaliza de tú a tú en dureza con el de una Citroën C15.

Calcula cuánto cuesta asegurar una BMW F 700 con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

3
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Pedro Ivan
Mecánico
Pedro Ivan

Pues una moto por la que me interesé en su día, y en el concesionario de BMW empeñados en venderme la 800 y la 1200, era como si no existiera esta buena 700, ojo la anterior 650 bi ya me gustaba mucho. Pero ya se sabe, aunque sea para ir a la “ofi”, burro grande…


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.