Moto del día: Honda CL 450

Moto del día: Honda CL 450

Cuando las scrambler peinan canas


Tiempo de lectura: 3 min.

La Honda CL 450 fue una moto japonesa que salió a la venta a finales de la década de los 60. El modelo estaba basado en la Honda CB 450, la naked clásica al uso que tan bien han sabido interpretar los diseñadores japoneses casi desde el comienzo de la firma.

Sobre esta Honda CB 450, la marca empezó a vender en 1967 un kit scrambler para personalizar y adaptar la moto a las exigencias y necesidades del mundo rural y del campo. Al final, alguien en la fábrica se dio cuenta de que había demanda por parte del mercado para comprar una moto así de serie, y es como nació la Honda CL 450 k1 en 1968, ya con una caja de cambios de cinco velocidades, por las cuatro que habían tenido las versiones “kit” hasta la fecha.

Las diferencias entre la Honda CL 450 y la Honda CB 450 de la que derivaba no eran muchas, pero se concentraban en puntos clave para hacer una moto más capaz a la hora de salir por el asfalto. La Honda CL 450 contaba con un manillar más elevado con refuerzo central así como un escape también elevado que discurría por el lateral izquierdo de la moto, con numerosas protecciones calóricas para evitar más de un susto y quemaduras al conductor.

honda cl450 2

Gracias a esta nueva ubicación del escape se conseguía una mayor altura libre al suelo. Mayor altura también tenía el guardabarros trasero, que iba más separado de la rueda para así evitar posibles atoramientos con el barro y la suciedad.

Por lo demás, había algunos cambios estéticos como el alojamiento del faro o la parte superior de las horquillas pintados ambos en color negro. La horquilla también recibía una pareja de fuelles de caucho para mantener el polvo y la suciedad lejos de los retenes de la misma y alargar su vida útil.

Sin embargo, el resto de la moto era idéntico que la Honda CB 450. Tenía el mismo motor bicilíndrico en paralelo refrigerado por aire de 444 cc y que erogaba la nada desdeñable cifra de 43 CV a 9.650 vueltas gracias a su avanzada culata DOHC de ocho válvulas.

honda cl450 5

La velocidad punta, sin embargo, no era nada del otro mundo, ya que la Honda CL 450 alcanzaba unos 110 Km/h de punta, en parte lastrada por unas relaciones de cambio más bien tirando a cortas y que estaban pensadas para priorizar el comportamiento de la moto en caminos de tierra y carreteras de asfalto estrechas y en mal estado. Sin embargo, muchos propietarios se animaban a colocar la transmisión de la CB 450, que al ser notablemente más larga conseguía un mayor agrado de uso y relax mecánico al circular de forma sostenida a altas velocidades.

La Honda CL 450 permaneció prácticamente inalterada desde que comenzó a venderse en 1968 hasta que se descatalogó en 1975. Los únicos cambios de las diferentes series fueron pequeñas modificaciones en la forma del tanque de combustible y en el tapizado del asiento.

honda cl450 1

Destacan su pareja de frenos de tambor para ambos ejes. Con el paso de los años, en 1970 su hermana naked recibió un novedoso freno de disco hidráulico para el tren delantero, pero los ingenieros no se atrevieron a equipar tan moderno adelanto en nuestra protagonista, por miedo a que el disco no tuviera un buen desempeño debido a la suciedad, polvo y barro que podía encontrarse la moto en un uso offroad. Tiempo después se vería que la nueva tecnología era perfectamente compatible con este tipo de uso.

La Honda CL 450 nunca fue una superventas como sí lo fueron sus hermanas pequeñas, las Honda CL 350 y Honda CL 360, sin embargo forma parte de esa extensa y abultada historia del fabricante del ala dorada en el mundo de las dos ruedas.

COMPARTE
Sobre mí

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Jiménez