Moto del día: Victoria KR 25

Moto del día: Victoria KR 25

De los modelos más conocidos de esta desconocida marca alemana


Tiempo de lectura: 3 min.

A finales del año pasado os acercamos en nuestra Moto del día una moto muy particular. Se trataba de la Victoria Bergmeister V35 Sport, una de las motos más cotizadas de la actualidad debido a las pocas unidades fabricadas. En aquel artículo os contábamos brevemente la historia de esta marca alemana, desconocida para muchos. De igual forma, no hace demasiado hicimos un pequeño repaso de algunas de las motos usadas por el Ejército Alemán, como la Maico 250 B o la Hercules K 125 BW. Ahora unimos las dos historias y os presentamos la Victoria KR 25, uno de sus modelos más populares y que también tuvo su hueco en la Wehrmacht.

La Victoria KR 25 fue lanzada paralelamente a su hermana gemela más pequeña, la KR 20, en 1937. En ambos casos el motor fue diseñado por Richard Küchen, culpable de motorizar a muchas otras marcas como Aeros, Ardie, Atlantis, Carnielli, Meyra, Tornax. Fue también el responsable del bicilíndrico de la Victoria V35. Se trataba de un monocilíndrico de 67×70 mm y 247 cc refrigerado por aire. La potencia era de algo menos de 10 CV. Destacaba por su horquilla tipo Girder de chapa estampada.

Victoria Motorrad KR 25 Aero

Victoria Motorrad KR 25 Aero

Paralelamente se lanzó otra versión con el apellido “S”, diferenciada por una suspensión ligeramente mejor, el escape alto o el cambio de marchas en el pie (en la otra iba en el depósito, accionada con la mano). Estuvo en producción hasta 1940, momento que se dejó de fabricar para uso civil y pasó a destinarse el Ejército Alemán, tal y como se puede ver en estas fotos.

Una vez terminado el conflicto bélico y reanudada la producción en las fábricas, en 1949 se lanzo la Victoria K25 Aero, que rápidamente paso a montar una horquilla telescópica y cambio en el pie como la K25 S (aunque como opción, podía servirse con cambio de mano en el tanque para los amantes de lo clásico). También recibió un motor rediseñado por Albert Röder, de DKW, quienes habían adquirido la patente principal antes de iniciarse la guerra.

En 1951 llegaría el turno de la Victoria KR 25 HM. Las siglas responden al nombre de Hochleistungs-Motor, motor de alto rendimiento. Tenía un carburador mayor y notables cambios internos, lo que le permitió ganar potencia hasta los 10,5 CV, y una velocidad punta de 100 km/h. Otros detalles a destacar era la posibilidad de montar una suspensión de mejor rendimiento. Ambas llantas eran de 19″, montaba frenos de tambor y un depósito de 12,5 litros. El peso aproximado superaba por poco los 130 kg.

En este enlace podéis ver un montón de fotos, catálogos y detalles técnicos de la Victoria KR 25, que fue usada tanto en competición como para el ámbito diario por el centro de Europa.

Foto: Huhu Uet, Mein Onkel Comparador de seguros de coche

COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.