Moto del día: Moto Guzzi 500/4 Supercharger

Moto del día: Moto Guzzi 500/4 Supercharger

Cuatro cilindros sobrealimentados para una moto de 1931


Tiempo de lectura: 2 min.

Hace unas semanas, cuando hablábamos sobre la Moto Guzzi 500 Four, comentamos que esa había sido el segundo modelo de la firma del águila en apostar por un motor de cuatro cilindros. Es lógico hablar entonces de su predecesora, enfocada al mundo de competición pero cuyo motor “de calle” terminó en la Gilera Rondine 500/4. Un motor muy avanzado para la época y extremadamente potente, más de lo que los chasis podían soportar por aquel entonces. Así fue el reinado efímero de la Moto Guzzi 500/4 Supercharger.

Estamos en 1931, y Moto Guzzi busca una moto que le pueda dar una ventaja competitiva. Para ello recurren a una solución poco ortodoxa por aquel entonces, y es utilizar un motor de cuatro cilindros en línea. Este propulsor tiene su origen en la genialidad de Piero Remor y Carlo Gianini quienes, primero en CNA (Compagnia Nazionale Aeronautica) y luego en OPRA (Officine di Prezisione Romane Automobilistiche), desarrollaron este motor con culata refrigerada por agua. Toda una proeza allá por 1929.

Este propulsor fue el que acabó en la Moto Guzzi 500/4 Supercharger. Pero como podéis intuir por su nombre, con el añadido de un sistema de sobrealimentación británico Cozette. El motor de 500 cc y distribución OHV (dos árboles de levas con varillas de empuje externas) tenía los cilindros casi horizontales, como era habitual en la época. Con un sistema de alimentación formado por un solo carburador, era capaz de extraer unos 45 CV a 8.000 vueltas con el compresor soplando a 0,75 bar. La caja de cambios era de tres velocidades con accionamiento manual.

PA 2011 Guzzi500 4 001

Aunque el chasis, suspensiones y frenos era lo mejor de aquella época, había problemas para hacer que la moto aguantara todo su potencial, que podía ser incluso superior. Los 165 kg tampoco ayudaban. Es por ello que solo fue puesta en pista en una sola ocasión, en el GP de Monza de 1931, teniendo que abandonar las tres motos que pusieron en la parrilla de salida.

En total solamente se fabricaron cuatro unidades de la Moto Guzzi 500/4 Superchargerpero sirvió para desarrollar el siguiente motor de tres cilindros y con ello, su siguiente motor sobrealimentado de competición que llegó años después.

En esta extensa galería de Phil Aynsley podéis ver muchos detalles de esta increíble Moto Guzzi.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Jiménez