Moto del día: Piaggio Medley

Moto del día: Piaggio Medley

En el término medio está la virtud


Tiempo de lectura: 4 min.

Hoy toca hablar de scooters, en concreto del Piaggio Medley 125, buque insignia de los italianos en el siempre disputado segmento del octavo de litro. Esta moto busca ser nuestra aliada en nuestros desplazamientos diarios por ciudad, pero además lo hace con un punto extra de elegancia, tecnología y calidad.

Estamos hablando de un scooter de rueda alta (16 y 14 pulgadas para el tren delantero y trasero, respectivamente) que busca tener un toque Premium, de producto bien rematado y con un amplio abanico de gadgets y equipamiento. Sin embargo, no se va a la zona pantanosa de los grandes y torpes scooters GT. Aquí se ha decidido mantener un conjunto fino, ágil y lo más ligero posible que hará las delicias de nuestros desplazamientos por ciudad.

Hablar de Piaggio es hablar de la marca que inventó el scooter, allá por la década de los 40 con la mítica Vespa. Sin embargo, hoy en día su catálogo luce un poco desmejorado y en mi opinión le falta cubrir algunos segmentos de producto importantes, más aún cuando hablamos de scooter, que es la motocicleta reina por la porción de mercado que representa y el número de ventas que supone a los fabricantes.

Piaggio Medley 125 2

Hoy en día, en 125 cc los italianos solo ofrecen dos propuestas: la siempre combativa y dura Piaggio Liberty, la herramienta de trabajo de muchos mensajeros y repartidores, y la más refinada y elegante Piaggio Medley. Se echa de menos un scooter GT de gama alta, lo que antes era el Beverly 125, pero que hoy día solo se puede comprar con el motor de 300 cc; y si me apuras creo que también habría algo de hueco por debajo para ofrecer un scooter más espartano, asequible y ratonero que el Liberty. Quizá una Piaggio Zip 125 o algo así.

Sin embargo, estas son las cartas con las que Piaggio tiene que jugar la partida en el mercado actual de los scooters. Otros fabricantes, como Honda, le pasan por encima en cuanto a variedad de producto, por no hablar de los coreanos y también los chinos, que cada vez vienen pisando más fuerte.

De todas formas, el Piaggio Medley tiene argumentos más que suficientes para convencer, ya que marca perfil propio. En un mercado atestado de propuestas orientales de ojos rasgados, la Piaggio Medley es un soplo de fresco diseño italiano. Sus líneas curvas y sugerentes dicen: “Piaggio, la Italia!” por los cuatro costados. Es inconfundible.

Piaggio Medley 125 7

Pero no solo de belleza vive el hombre. Los italianos luchan por no quedarse atrás respecto a una competencia japonesa que cada vez viene pegando más fuerte y con tecnología y equipamiento que antes solo nos imaginaríamos en motos de mucha mayor cilindrada.

El motor es un monocilíndrico i-GET de 125 cm3. Con su refrigeración líquida y cuatro válvulas por cilindro eroga 12 CV de potencia a 8.500 vueltas, y además trae consigo un aluvión de novedades. El radiador de agua va montado directamente en un lateral del cárter del motor, por lo que se ahorra agua y también manguitos y tuberías, lo cual radica en un mejor aprovechamiento de la energía en la mecánica.

Hablando de aprovechamiento, cuenta con un sistema stop&start en el que es el propio alternador el que hace las veces de motor de arranque. Este sistema para el motor en los semáforos si este está en temperatura de funcionamiento y la batería tiene buen nivel de carga. No bajará más que unas décimas el consumo, pero estas motos “tragan” tan poco que cualquier ayuda, por pequeña que sea, tiene un alto valor relativo en la reducción de combustible y emisiones contaminantes.

Piaggio Medley 125 6

Además del motor, el Piaggio Medley también trae ABS de dos canales, a diferencia de la Liberty, que solo monta el antibloqueo en el tren delantero. Por lo demás, cuenta con disco de freno en ambas ruedas y un enorme cofre bajo el asiento que tiene espacio para dos cascos integrales. A cambio se pierde el suelo plano que tanta comodidad aporta en este tipo de motos.

Una pega “gorda” que tiene la Medley es que el asiento se sitúa a 800 mm del suelo, lo cual puede ser demasiado para el público femenino (de estatura media más baja) o para gente que no ha tenido contacto previo con las motos y por ende tampoco tienen experiencia ni confianza, y una altura tan alta puede echarles para atrás a la hora de adquirirla.

La Piaggio Medley cuesta 3.000 euros y es una motaza si estás buscando algo más que el típico scooter de batalla que vale lo mínimo y te lleva a todas partes sin protestar. Esta aporta un extra de refinamiento y de confort que bien justifica los 800 euros que hay de diferencia con la Liberty.

Calcula cuánto cuesta asegurar una Piaggio Medley 125 con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Jaime Peralta

Me llamo Jaime Peralta Sánchez y soy estudiante de Comunicación audiovisual en la Universidad Rey Juan Carlos.