Moto del día: Rieju Pacific 125

Moto del día: Rieju Pacific 125

Sencillez y economía en este scooter español "made in China"


Tiempo de lectura: 4 min.

A mediados de septiembre de 2007 fue el momento en que Rieju decidía presentar parte de su gama para la siguiente temporada, 2008. En el Museo del Faro en Tossa de Mar (Girona), desvelaba entre otros modelos el Rieju Pacific 125, un scooter que la empresa de Figueres decidía producir en su totalidad en China, buscando por encima de cualquier otro aspecto reducir todo lo posible los costes de su fabricación.

No por ello aquel scooter carecía de calidad o equipamiento; nada más lejos de la realidad. De hecho, venía con una dotación bastante completa. Además, gozaba de una línea bien resuelta y conjugaba de una manera certera un uso en ciudad y la conducción en carreteras de extrarradio, gracias a su monocilíndrico cuatro tiempos y refrigerado por aire de 125 cc.

Con unas cotas internas de diámetro por carrera de 52,4×57,8 mm, el pequeño propulsor del octavo de litro era capaz de generar una potencia final en torno a los 10 CV y lograba superar la barrera de los 100 km/h, por lo que nos garantizaba unas prestaciones holgadas una vez nos lanzáramos a la carretera en nuestros desplazamientos diarios.

El Rieju Pacific 125 completaba la gama de la marca española para la temporada 2008 dentro del segmento de los scooter destinados al carné A1. También hubo versión ciclomotor

A nivel de parte ciclo venía ensamblado con componentes sencillos, pero de calidad contrastada, para tener un comportamiento eficiente, ya fueran sus suspensiones con horquilla telehidraúlica delantera, conformada por sendas barras de 31 mm, o el amortiguador trasero de tipo monoshock, así como en la frenada, en la que recurría a un disco de 180 mm de diámetro en el tren delantero y un tambor anclado en su llanta trasera de 110 mm.

Con un peso en seco declarado de 89 kilogramos y unas cotas que lo convertian en un scooter compacto y de fácil manejo, el Rieju Pacific 125 además estaba dotado de un buen equipamiento y acabados en general, donde destacaban entre otros un faro frontal con óptica poliepsoidal e iluminación halógena, así como un doble catadióptrico lateral ubicados en su guardabarros delantero.

También disponía por ejemplo de hueco bajo el asiento con capacidad para guardar un casco tipo jet, y donde se ubicaba también junto a este el depósito de combustible, con una capacidad de 6 litros. Esto, unido a un consumo medio de apenas 2,5 litros cada 100 kilómetros recorridos, nos garantizaba una buena autonomía y el despreocuparnos de repostar durante bastante tiempo.

Rieju Pacific 125 4

Sencillez y economía eran las bases sobre las que se había diseñado el Pacific 125, convirtiéndolo en una opción muy interesante para quien buscara un scooter ciudadano

Caballete central y pata lateral, doble espejo retrovisor o una parrilla portabultos en su parte posterior ,que servía además de asidero, también formaban parte del equipamiento de serie del Rieju Pacific 125. Este quedaba completado además por un cuadro de instrumentos muy completo con doble esfera en fondo blanco.

En una encontrábamos el velocímetro tarado hasta los 120 km/h y cuentakilómetros. En la otra el nivel de combustible, así como testigos luminosos de reserva, intermitencia y posición de luz de cruce. Por último, entre ambos relojes disponíamos de un reloj digital y los pulsadores para su manejo.

Lo mejor sin duda del Rieju Pacific 125 era su precio, que se situaba en los 1.499 euros, una tarifa prácticamente imbatible y en la que además se incluía todo lo mencionado, hecho que ya nos ponía en preaviso de que la producción mundial en la mayoría de motos de 125, más pronto que tarde, terminaría dándose en el país asiático.

Calcula cuánto cuesta asegurar un Rieju Pacific 125 con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.