Moto del día: Sherco HRD 50 Enduro/SM

Moto del día: Sherco HRD 50 Enduro/SM

Dos versiones de gran calidad para este ciclomotor nacional


Tiempo de lectura: 5 min.

A mediados del 2002, Sherco se hacía, previa compra, con los servicios de HRD Company, otra fábrica francesa centrada en los modelos de enduro y trial. La “trialera” Sherco, asentada en la localidad barcelonesa de Caldes de Montbui, fue fundada y dirigida por Marc Teissier, antiguo piloto profesional de trial. Esta adquisición permitió a la marca catalana que pudiera también centrarse en el diseño y construcción de ciclomotores, generalmente de campo, gracias a modelos que ya tenía en su lista de ventas la marca francesa y que ahora portaban también el nombre de la firma española.

Para ello, Sherco ponía en este primer ciclomotor, Sherco HRD 50, toda su experiencia para mejorar y garantizar un producto al nivel del resto de motocicletas fabricadas por la marca, con elementos como un chasis de doble cuna anodizado en color negro y apoyado sobre un basculante posterior fabricado en acero de sección rectangular. Se lanzó en dos versiones, HRD 50 Enduro y HRD 50 SM.

En su bastidor la marca española albergaba el conocidísimo propulsor italiano Minarelli AM6 refrigerado por agua, cambio de seis relaciones y arranque eléctrico, disponiendo también de arranque por pata para cualquier “urgencia”. El pequeño motor de este ciclomotor era capaz de entregar una potencia cercana a los 8 CV, así que podía alcanzar perfectamente velocidades reales en torno a los 80 km/h -deslimitándolo-.

Sherco HRD 50 Enduro 4

Sherco HRD 50 Enduro

El Sherco HRD 50, en versiones Enduro y SM, representaba el pistoletazo de salida de la marca de Caldes de Montbui en el segmento de los ciclomotores

Como ya hemos comentado, para este ciclomotor la marca se centró en dos versiones diferenciadas en las que básicamente variaban su equipo de llantas y neumáticos, así como un tarado acorde en las suspensiones para cada variante. También el manillar era diferente en ambas, siendo reforzado en la Enduro y con puente de horquilla para la SM. Por último, un guardabarros delantero recortado delataba a la versión destinada al asfalto.

En cuanto a las mencionadas suspensiones, Sherco optó por emplear una horquilla convencional firmada por Paioli, así como un monoamortiguador trasero regulable en la precarga también suministrado por la marca italiana. La frenada era otro punto fuerte del ciclomotor español, donde se habían instalado un disco de 240 mm en su frontal y otro de 220 mm en la parte posterior, siendo espléndido su comportamiento en este apartado.

El equipamiento de estos ciclomotores venía compuesto por elementos como una parrilla trasera portabultos, que a su vez servía de agarradera, así como caballete lateral con desconexión eléctrica, que no nos permitía arrancar con la pata puesta. También un cuadro de instrumentos compuesto de velocímetro y varios testigos luminosos formaban parte de la dotación de serie de los Sherco HRD 50.

Con este ciclomotor la marca quiso entrar por la puerta grande gracias a elementos de primer nivel, que evidentemente se veían reflejados también en el precio final

 

Con un peso declarado en seco de apenas 83 kilogramos en ambas versiones, la capacidad de sus depósitos quedaba cifrada en casi 8 litros de combustible, 7,8 l para ser más exactos. La altura del sillín en la versión Enduro se situaba en los 920 mm, siendo algo más baja en la SM, con 890 mm de recorrido entre la base del asiento y el piso.

Para el año 2008 la marca daba un pequeño restyling a nivel estético manteniendo tanto la parte ciclo como el propulsor. Unas fibras rediseñadas con nuevas decoraciones, donde podíamos observar una careta frontal a modo de doble óptica, eran los cambios más reseñables de la fase final de este ciclomotor, que pasaría a emplear únicamente el nombre de la marca española, perdiendo el “HRD” del nombre, por lo tanto desde aquel momento se llamaron Sherco 50 SM y Sherco 50 Enduro, a secas.

El precio final de estos sofisticados ciclomotores, en el inicio de su fabricación, quedaba algo por encima de la media, con una tarifa de 2.410 euros para la opción de Enduro y 2.448 euros para la SM, impuestos incluidos. A partir de 2008 deberíamos abonar 2.690 y 2.757 euros, respectivamente, si queríamos hacernos con la version de campo o la enfocada a la carretera.

Dentro del segmento podíamos encontrar otras apuestas con las que iniciarnos en el mundillo, entre las que podíamos destacar la Rieju MRX 50 –disponible también en versión 125– con un precio de 2.114 euros, o la exclusiva Honda CRM 50, que superaba la tarifa de todas ellas, situando su precio base en 2.672 euros y quedando al alcance de unos pocos afortunados.

Calcula cuánto cuesta asegurar una Sherco HRD 50 Enduro o una Sherco HRD 50 SM con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.