Moto del día: Suzuki GT 750

Moto del día: Suzuki GT 750

La primera dos tiempos japonesa


Tiempo de lectura: 4 min.

Hoy toca repasar una moto histórica, pues tiene el honor de haber sido la primera japonesa en contar con un motor refrigerado por agua. Hasta entonces, ningún modelo nacido en el país del Sol Naciente había dado este paso, pero Suzuki se sirvió de sus conocimientos en cuatro ruedas para importar esta tecnología. La Suzuki GT 750 fue toda una precursora, y se batió en duelo durante los años 70 a otras motos míticas como la Honda CB 750 Four o la Kawasaki H2 750 Mach IV.

Si sois de los que tenéis buena memoria, es probable que os acordéis de la GT 750, pues hablamos de ella someramente cuando os mostramos la bonita Suzuki-SAIAD 750 Vallelunga. Fue la moto usada como base para la preparación de carreras, y es que ya de serie tenía un más que interesante potencial. Una de las cosas más curiosas de la GT 750 (llamada Le Mans en USA y Canadá, y con código interno GT 750J), era “el mote” que le pusieron los usuarios, diferente en función de los mercados donde se vendía. En Estados Unidos la llamaban “búfalo de agua”, en Gran Bretaña “hervidora” y en Australia “botella de agua”.

Suzuki GT750 Cooling

El primer prototipo fue presentado en el 17º Salón de Tokio (1970), y fue lanzada en Japón un año después, en septiembre de 1971. Para su concepción partieron del bicilíndrico de la Suzuki T 500, a la que añadieron un tercer cilindro y un sistema de refrigeración con un radiador de aluminio. No lo hemos dicho, pero se trataba de una moto de dos tiempos. Este tres cilindros de 738 cc (70×64 mm) no era un motor que se usase de forma habitual, pero para Suzuki no era algo desconocido ya que la división de automóviles había montado uno similar en el Suzuki Fronte 800.

Desarrollaba 67 CV a 6.500 vueltas y 75,5 Nm a 5.500 RPM. Pero son caballos de un motor de dos tiempos, que por sensaciones cuentan el doble (guiño). En su momento publicitaban el motor de la Suzuki GT 750 como el equivalente a un motor de seis cilindros y cuatro tiempos, dado su equilibrio y finura de funcionamiento. Estaba alimentado por carburadores Mikuni de 32 mm y montaba una caja de cambios de cinco velocidades.

Suzuki GT 750 Le Mans

No solamente fue innovadora por el hecho de llevar la primera japonesa de refrigeración líquida. Fue también la primera moto de dos tiempos, a nivel mundial, que usaba un sistema de recogida de gases que reducían el humo que salía por los escapes, pues parte de él era reconducido a las cámaras de combustión. Se denominaba SRIS, acrónimo de Suzuki Recycle Injection System. Una EGR, para entendernos.

Si sois unos lectores avispados, habréis visto que estamos hablando de un motor de tres cilindros pero realmente lleva cuatro escapes. Esto es debido a que el cilindro central cuenta con un escape 1-2 (los otros dos son 1-1). Además de darle simetría vista desde la parte trasera y aportar más lujo (era una GT, Gran Turismo), Suzuki decía que con esta configuración se mejoraba el par a bajas vueltas en torno al 30 %.

La velocidad punta se cifraba en 180 km/h, pero una versión preparada para carreras consiguió llegar en Daytona a la increíble cifra de 276 km/h.

Suzuki GT 750 Patroller

A nivel de parte de ciclo, la Suzuki GT 750 también fue innovadora. Contaba con una horquilla telescópica y sendos amortiguadores traseros. Hasta aquí nada fuera de lo común, pero la primera versión usaba frenos de tambor en ambas ruedas, contando el delantero con un sistema de doble zapata a derecha e izquierda para aumentar el mordiente y la potencia.

En vez de un sistema de doble leva unida, llevaba una a cada lado. Con llantas de 19″ delante y 18″ detrás, era una moto bastante pesada, dando 235 kg en la báscula sin gasolina ni aceite (17 litros de combustible y 1,8 litros de aceite).

La siguiente generación, lanzada en 1973 (GT 750K), eliminó el freno de tambor y montó por primera vez un sistema de doble disco delantero de 295 mm. Hasta entonces nadie había utilizado una configuración así. Con la GT 750L de 1974 los carburadores pasaron a ser unos Mikuni de 40 mm. Se rediseñaron los laterales y añadió un indicador de marchas. En el escape, se eliminaron los conos finales y el sistema 1-2 para el cilindro central. La potencia llegó hasta los 70 CV. Le siguieron los modelos GT 750M (1975), GT 750A (1976) y GT 750B (1977) con cambios menores.

Como curiosidad (otra más), la GT 750 se usó como moto policial (GT 750P), siendo una de las últimas motos de dos tiempos que fue utilizada por la policía. En España es posible encontrar alguna Suzuki GT 750 a la venta, con precios que rondan los 8.000 o 9.000 euros.

Calcula lo que cuesta asegurar una Suzuki GT 750 con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de coche
COMPARTE
Sobre mí

Ender

Japan Rules!!

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto :  ¡Gas amigas!