Moto del día: Yamaha MT-07

Moto del día: Yamaha MT-07

El equilibrio perfecto


Tiempo de lectura: 4 min.

Hay veces que un fabricante da con la tecla y consigue el producto perfecto en el momento adecuado. Entonces el modelo se transforma instantaneamente en un éxito de ventas. Nuestra protagonista de hoy es la Yamaha MT-07 y, cuando llegó al mundo en 2014, fue una moto que nació con estrella.

La competencia no ha tardado en reaccionar y hoy en día el resto de marcas japonesas están ofreciendo modelos bastante similares en planteamiento, como la Kawasaki Z 650 o la Suzuki SV 650, pero la marca de lo diapasones fue la primera en dar con la fórmula y gracias a eso han conseguido mantener la delantera.

Al igual que ocurrió en su día con la Suzuki DL 650 V-Strom, el éxito de la Yamaha MT-07 no radicaba en hacer algo revolucionario, totalmente distinto, o rompedor; la marca de Iwata no reinventó la rueda con este modelo. El secreto fue conseguir el equilibrio perfecto entre cada una de las partes y aspectos del vehículo y ofrecerlo a un precio atractivo. La Yamaha MT-07 es una moto que cubre muchas necesidades, por lo que tiene muchos posibles compradores.

Yamaha MT 07 2

El motor es uno de sus puntos fuertes. Se trata de un bicilíndrico en línea de 690 cm3, que forma parte de la nueva gama de propulsores de Yamaha basados en la filosofía master of torque -de ahí viene el nombre MT-, y están desarrollados para entregar altas cifras de par a bajas y medias revoluciones, para así conseguir una respuesta más contundente e inmediata al puño del gas.

La potencia se sitúa en unos muy equilibrados 75 CV. Con la limitación para el carné A2 es una buena moto escuela para los conductores noveles, pero también es una cifra más que suficiente para que los conductores experimentados puedan darla un uso deportivo. Si no entras en circuito, créeme, que no hace falta más para pasártelo de miedo en carreteras de curvas.

Otro de los secretos de esta MT-07 es su peso. Con tan solo 164 kg en vacío, es una moto muy ligera y eso tiene numerosos beneficios. Los principiantes lo tienen más fácil para manejarla, los que busquen deportividad van a encontrarla ágil y dinámica, y en general por ciudad será una moto cómoda de maniobrar y con bajo consumo.

Yamaha MT 07 1

La faceta donde más arriesgó Yamaha con esta moto fue en el apartado del diseño, donde se buscó una imagen bastante transgresora con lo que se había estado haciendo hasta la fecha. Toda la gama MT destaca por sus formas angulosas e irregulares, y en general por el empleo de tonos oscuros para la mayoría de componentes, lo cual le confiere una personalidad sombría y algo gamberra a estos modelos. A su vez, toda la oscuridad del conjunto contrasta con las llantas de color fluor, que se han vuelto una de sus señas de identidad.

En resumidas cuentas, la Yamaha MT-07 es una moto polivalente que sirve tanto para noveles como para veteranos; funciona muy bien como moto urbana utilitaria para el día a día, pero también te lo puedes pasar de miedo con ella en las rutas de fin de semana.

Los puntos débiles de esta moto son dos. El primero es la nula protección aerodinámica -es una naked, qué esperabas- por lo que no resulta muy recomendable para viajar por autovía y hacer rutas largas. El segundo inconveniente es la calidad algo justa de algunos componentes.

Yamaha MT 07 4

Cuando se presentó el modelo en 2014, Yamaha quiso ofrecer esta moto a un precio rompedor, ideal para los tiempos de crisis que corrían por aquel entonces, y por menos de 6.000 euros que pedían por ella, vaya si lo consiguió. El problema es que para poder ofrecer esta tarifa, los de Iwata tuvieron que recortar en algunos componentes, principalmente en la suspensión.

Caando empiezas a apretar el ritmo, la horquilla delantera es lo primero que nos limita y, en parte, ensombrece un poco el buen hacer general de esta moto en conducción espirituosa. Este problema se ha ido corrigiendo con las diferentes actualizaciones que Yamaha ha presentando, donde se ha dotado al modelo de un tarado más firme.

Si te gusta esta moto, Yamaha vende el modelo de 2018 -que introdujo cambios en todos los apartados- por 6.800 euros. Son motos muy apreciadas y cotizan caro de segunda mano, por lo que en este caso es de las pocas veces que recomendaría comprar una unidad nueva de concesionario.

COMPARTE
Sobre mí

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Mario Jiménez