Menu

ARCH KRGT-1, una custom poco convencional

Tiene un motor de dos cilindros refrigerado por aire y más de 2.000 centímetros cúbicos

ARCH KRGT-1, una custom poco convencional

La ARCH KRGT-1 es una moto que difícilmente verás por la calle. De fabricación norteamericana, es una custom muy poco común, que busca combinar las típicas características de estas motos, con otras tomadas prestadas del segmento más deportivo. Así pensaba Keanu Reeves cuando en 2011 fundó esta marca de motocicletas junto a Gard Hollinger.

El famoso actor de Hollywood es un declarado fanático de las motos e incluso tiene una buena colección personal. No le hace ascos a nada y le gustan todas, o casi. Pero tener tu propia marca es otra cosa. Además, Keanu Reeves no solo pone dinero y su nombre, se implica mucho en cada aspecto de esta compañía con el objetivo de ofrecer algo especial y único.

La ARCH KRGT-1 es la última creación de la marca, una mezcla de custom y deportiva muy aparente, que recuerda en cierto modo a lo que hacía Victory, aunque llevado un paso más allá. Además, es muy americana en su concepción y en sus componentes. Así, emplea un motor V2 S&S con 124 pulgadas cúbicas, unos excelsos 2.032 centímetros cúbicos refrigerado por aire y capaz de rendir 122 CV aunque, en contra de lo que suele ser normal entre las custom, no dan cifra de par.

Arch Motorcycle KRGT 1 (7)

La línea de escape tiene un solencioso de fibra de carbono, material que también da forma a otras partes de la moto, como el guardabarros delantero y el trasero, así como las llantas de cinco radios firmadas por Blacksone Tek.

Toda la moto es un poco atípica para ser norteamericana. La suspensión delantera es una horquilla invertida Öhlins con barras de 48 milímetros de diámetro, totalmente regulable y con tecnología NIX. Atrás hay un basculante fabricado con aluminio 6061 con amortiguador Öhlins también totalmente regulable. El chasis es del tipo mixto, con una parte frontal tubular combinado una zona trasera compuesta por placas de aluminio que usan como parte estructural toda la parte trasera del colín y el asiento.

Los frenos también son de primer nivel, con discos de 320 milímetros delante de tipo flotante, con pinzas monobloque ISR de seis pistones. Atrás el disco es de 240 milímetros y la pinza se conforma con cuatro pistones.

«Se mantiene fiel a los principios de nuestra marca, una moto hermosa pero que también se maneja como ninguna otra. En curvas o rectas su aplomo transmite confianza, aunque también es confortable. Ofrece así una experiencia de conducción sin igual. Tampoco olvidamos que los acabados y cada detalle sean de una calidad excepcional, porque es algo que ha definido siempre a ARCH». Keanu Reeves

Esta ARCH KRGT-1 se fabrica de forma totalmente artesanal, como todas las motos de la marca y sus posibilidades de personalización son casi infinitas. Sólo se fabrican bajo pedido y requiere de tres meses de trabajo y los precios se establecen según requerimientos del comprador, aunque los precios no bajan de los 70.000 euros.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.