Menu

Macbor Eight Mile 125, una scrambler con sabor español

Lo barato no sale caro: 2.599 euros

Macbor Eight Mile 125, una scrambler con sabor español

Motos Bordoy lo está petando con la marca Macbor, que desde que salió al mercado en 2017 ya se ha colado entre las marcas más vendidas en España de motos de marchas. Su catálogo de 125 cc ofrece motos para casi todos los gustos, y la última en incorporarse ha sido la gama Eight Mile, de clara inspiración scrambler no solo a nivel estético, también al funcional.

Su desvelo al público fue durante el Salón de Barcelona, la semana pasada

Como ocurre con casi todas las motos que hay a la venta ahora, hay detalles tecnológicos, y no solo los obligatorios. Para darle el toque neo retro, la Eight Mile cuenta con iluminación LED. Lleva neumáticos CST mixtos 110/90 R18 y 130/80 R17 en llantas de radios, con un sistema de frenos de disco con acción combinada (CBS). El motor es el probadísimo diseño de la YBR 125, con una potencia de 10,6 CV (7,8 kW) a 8.000 RPM y un par máximo de 9,5 Nm a 6.500 RPM. Según ficha, alcanza los 115 km/h.

La parte ciclo está adaptada para circular fuera de carretera, con horquilla telescópica invertida de 41 mm de diámetro y fuelles protectores, y sendos muelles traseros ajustable en precarga. La salida de escape marca una gran diferencia con otras scrambler económicas, está muy elevado y convenientemente protegido para evitar quemaduras accidentales. Completan los detallitos scrambler el manillar alto y plano y las placas laterales que llevan números de dorsal, todos con el «8».

Cuatro combinaciones de colores están disponibles, con un tratamiento visual muy bonito para el depósito y tapas laterales: amarillo, negro mate, verde metalizado y rojo metalizado. Por cierto, tiene una capacidad de 12,5 litros de gasolina, por lo que si se cumple el consumo homologado de 1,9 l/100 km, recorrer más de 600 kilómetros sin darle de beber es técnicamente posible. Tiene palanca de arranque mecánico si se desea arrancar a patada, pero el encendido es eléctrico.

La instrumentación es la misma que podemos encontrar en las Lord Martin y Johnny Be Good, sendas esferas analógicas con tres testigos cada una, la izquierda indica velocidad y odómetro, la derecha el tacómetro. Le ocurre lo mismo que a otros motos de origen chino con estos marcadores, algunos testigos no se aprecian encendidos o apagados si hay mucha luz.

A la izquierda del asiento, cerca del intermitente, tiene una cajita negra donde se pueden guardar herramientas básicas (incluidas) y la documentación

¿Una «moto china» más? No lo parece. Macbor tiene por detrás a un especialista en el negocio de la moto, Motos Bordoy, que tiene un control de calidad más estricto, y en la propia fábrica. Por lo que piden por ella, 2.599 euros, no se puede exigir más. Como alternativas podemos citar la Brixton BX 125, Hanway Scrambler 125, Leonart Tracker 125, Mash Seventy 125, MH Bogga Rocker 125, Orcal Sirio 125 o UM Renegade Scrambler 125, en una horquilla de 2.000 a 3.000 euros.

Macbor Eight Mile 125 3

Los compañeros que asistieron a la presentación nacional a finales de marzo están hablando bien de ella, y tan pronto como tengamos en nuestras manos una unidad de prensa, os transmitiremos nuestras sensaciones. En el canal de Youtube de Macbor quedó colgado un vídeo con pilotos profesionales disfrutando de la arena en una zona casi virgen, por si os habéis quedado con ganas de más.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo Gallego

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!