Motorama Madrid no ha remontado el vuelo en 2021

Motorama Madrid no ha remontado el vuelo en 2021

La asistencia ha caído bastante y la superficie de exposición se redujo a un tercio


Tiempo de lectura: 3 min.

El Salón Comercial de la Motocicleta, denominado este año Motorama Madrid 2021, ha vuelto a ver reducida su asistencia de forma importante a pesar de que las medidas sanitarias han permitido cierto nivel de normalidad. La organización ha informado de una asistencia de 11.000 personas los tres días que se celebró el evento, del 4 al 6 de este mes, viernes a domingo.

Hay que resaltar que es el primer evento motero de cierta importancia en un periodo de 15 meses tras el aluvión de cancelaciones debido al COVID-19. Es más, el Motorama de 2020 se celebró el fin de semana anterior al primer estado de alarma y el confinamiento general, y ya sufrió una caída notable de visitantes respecto al Motomadrid 2019 -así se llamaba- porque empezaba a calar en la población el temor al coronavirus.

En nuestra crónica del año pasado informamos de que la asistencia había caído un 30 %, hasta 28.000 visitantes, frente a los niveles de 2019, cuando la cita madrileña tuvo una asistencia de 39.100 personas. Pecando un poco de ingenuos, tanto nosotros como la organización creímos que el Motorama 2021 se celebraría en las mismas fechas, segunda semana de marzo, este año. Obviamente no fue así.

Motorama Madrid 2021 6

No solo el tráfico de visitantes ha caído a su cuarta parte en un plazo de dos años, también se ha notado una bajada importante de la superficie de exposición. Mientras el año pasado había tres plantas completas del Pabellón de Cristal de la Casa de Campo, este año solo se ha ocupado la superficie del piso superior, además de las tradicionales carpas en exteriores.

La organización ha respetado todas las medidas sanitarias y de aforos, con especial cuidado por la ventilación del espacio, pero es evidente que hay una caída muy importante también de expositores. Es más, durante la primera mitad de la jornada del viernes, que estuvimos allí, ya notamos una afluencia de público muy inferior a la esperable en un evento de estas características.

La media de asistencia de los últimos años (pre-pandémicos) era en torno a 40.000 personas

Entre las marcas con representación podemos citar a Aprilia, Moto Guzzi, Benelli, Brixton, Keeway, Wottan, Hyosung, Segway, UM, Polaris, Linhai, Voge, y Lambretta. También había motos disponibles para probar de las marcas Harley-Davidson, Triumph, Super SOCO o Brixton, entre otras. No había una demanda especialmente alta para pruebas, de hecho, apenas tuvimos que esperar para probar un par de modelos. En función del tráfico, fueron recorridos de 15 a 25 minutos, aproximadamente.

Motorama Madrid 2021 8

Novedades en el sentido de primicias no vimos ninguna, aunque novedades a secas sí podían verse. Kawasaki ZX-10R, Harley-Davidson Pan America 1250, Aprilia RS 660 (que probamos hace unos meses), Triumph Trident 660 o Zontes M310 estuvieron a disposición del público al menos para poner las posaderas sobre sus sillines. El puntito exótico lo puso un sidecar Ural M-72, la evolución “moderna” de una reliquia que se diseñó en los años 30.

Como siempre, hubo descuentos para unidades nuevas o con pocos kilómetros, algunos puestos donde comprar material y equipación a precios muy atractivos, asociaciones y exposiciones -ya vistas, eso sí- de motos de Policía, algunas clásicas, etc. Pero no fue suficiente para atraer al público que cabría esperar, incluso considerando la situación actual de la pandemia.

A fin de cuentas la Comunidad de Madrid y autonomías limítrofes no ponían ya pegas a los desplazamientos, de hecho, unas pocas poblaciones tienen confinamientos en España hoy día y son muy específicos. Tampoco era un problema el precio de la entrada -12 euros-, ni la restricción de aforos, tampoco fue un impedimento el clima. Al menos los asistentes pudieron beneficiarse de todo lo bueno de una baja asistencia: las colas no fueron un problema.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

J. Rubio

Soy un enamorado del motor en general y de los vehículos clásicos y motocicletas en particular. Dedicado al mundo de la automoción desde hace unos años, disfruto probando toda clase de vehículos y escribiendo mis impresiones y experiencias sobre ellos.

Luis Martínez

Cuando era un niño, no podía pasar una semana sin el nuevo número de mi revista de coches favorita. De adolescente, descubrí que me apasionaba escribir, divulgar y comunicar ideas. Ahora me encuentro dando mis primeros pasos en la profesión que me apasiona de la mano de la afición que ocupó buena parte de mi infancia, toda una suerte que demuestra las vueltas que puede dar la vida.

Elena Lebrón

Soy Elena Lebrón, una joven periodista que desde los 16 años bucea entre grasa y aceite. A los 20, tuve un grave accidente de moto y entendí que faltaban mujeres que hablaran de velocidad y seguridad, y sobre todo mujeres que aportaran información útil y diferente sobre el motor. El motor siempre ha sido una cosa de hombres y las mujeres también tenemos mucho que decir así que toca gritar bien alto :  ¡Gas amigas!