Menu

Triumph Bobber TFC, solo 750 unidades

Una vuelta de tuerca al concepto bobber con componentes de muy alto nivel

Triumph Bobber TFC, solo 750 unidades

El estilo bobber es muy particular, cargado de personalidad pero también, en ocasiones, un tanto radical. Sobre todo porque su principal característica es la ausencia de equipamiento en busca de un peso muy reducido. Sin embargo, los tiempos cambian y marcas como Triumph, auténtica especialista en modelos vintage, han dado una nueva vida al concepto.

Inspirada en los modelos que daban forma al catálogo de la marca, Triumph lanzó la Bobber en 2017. Una reinterpretación del concepto Bonneville cargado de carácter, con una suspensión trasera camuflada para imitar un chasis ‘hard tail’ y un asiento monoplaza del tipo flotante realmente auténtico. Un modelo que ahora recibe una versión especial limitada a 750 unidades, llamada Triumph Bobber TFC (Triumph Factory Custom).

Se une así a las Triumph Thruxton TFC y Triumph Rocket 3 TFC, con un estilo clásico, más propio de motos de la década de los 60, pero con detalles que no dejarán indiferente a nadie. Es puro estilo vintage multiplicado hasta su enésima potencia, potenciado por los colores disponibles: Carbon Black y Matt carbon Black.

Triumph Bobber TFC 2020 10

No obstante, combina esa esencia vintage con tecnología y materiales modernos. Hay fibra de carbono por aquí y por allá, suspensiones Öhlins totalmente regulables, frenos Brembo con pinzas monobloque M50 con anclaje y bomba radial y, como detalle muy llamativo y bastante radical, se han instalado unos semimanillares y una tija superior con placa numerada y de aspecto espectacular.

Como corazón de esta montura británica con aires yankees, está el bicilíndrico High Torque con inercias reducidas un 39%, lo que permite aumentar el régimen de giro en 500 rpm y llegar así a las 7.500 rpm. La potencia es de 87 CV a 6.250 rpm, el par de 110 Nm a 4.500 rpm y dispone de tres modos de funcionamiento: Road, Rain y Sport. Lo remata un terminal de escape firmado por Arrow.

La Triumph Bobber TFC incorpora, como paquete de serie especial, un libro personalizado que documenta el diseño de la Bobber TFC, funda exclusiva para guardar la moto, cartera para la documentación y una mochila de piel con el logo TFC. El precio de esta montura es de 19.400 euros.

El estilo bobber, originalmente llamado bob-job, apareció por primera vez en la década de los 20 y se centraba en quitar peso a las viejas Harley-Davidson J, a rebajar su altura y recortar su distancia entre ejes. Este tipo de preparación se hizo muy popular y en la década de los 30, las carreras eran su ambiente habitual. Como otras tendencias, ha ido evolucionando y la Triumph Bobber es una clara reinterpretación del concepto en pleno Siglo XXI.

Galería de fotos

COMPARTE
Sobre mí

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.