Menu

Quiero una buena moto naked de 125, ¿qué modelo me compro?

Las naked de octavo de litro son una opción genial para iniciarte en el mundo de las dos ruedas

Quiero una buena moto naked de 125, ¿qué modelo me compro?

125 es la cilindrada de moda. Desde que se abrió la convalidación del carné A1 con tres años de antiguedad en el carné B, mucha es la gente que se ha decantado por una moto de octavo de litro; sobre todo como medio de transporte eficiente, rápido y barato para sus desplazamientos de rutina por la ciudad.

Las reinas de este segmento son las scooters, pero si queremos, también hay un montón de motocicletas convencionales -de marchas- para elegir. Hoy nos vamos a enfocar en las naked por ser las motos de marchas que, en mi opinión, más sentido tienen en esta cilindrada, eminentemente urbana y funcional.

A continuación, recogemos siete motos de fabricantes «tradicionales» que son muy representativas del segmento naked 125, analizamos sus principales características y qué es lo que ofrecen de distinto respecto a las demás. No son las más económicas, pero son de las mejores que hay a la venta.

Yamaha MT 125 5

Yamaha MT-125

Empezamos nuestra lista con la Yamaha MT-125, una moto de la que ya os hablamos en detalle hace unas semanas. La MT-125 es una octavo de litro premium. Tiene un motor monocilíndrico refrigerado por agua muy avanzado, que da el tope legal de potencia: 15 CV. La caja es de seis velocidades.

A eso hay que sumarle una parte ciclo de gran calidad para lo que suele ser habitual en estas cilindradas. Horquilla invertida, monoamortiguador trasero, bastidor fabricado en aluminio y pinza de freno radial son sólo algunas de sus caracteristicas. Estéticamente tiene una personalidad muy fuerte y marcada, que nos recuerda a sus hermanas mayores de la familia MT.

La MT-125 es una buena opción si apuntas al segmento alto de las 125 ya que es una de las mejores motos de esta lista. Su principal problema es el precio: 4.800 euros. La MT-03 vale a penas 500 euros más, y a cambio te llevas mucha más moto, pero claro, esa no la puedes conducir con el carné de coche. Por último con un peso que ronda los 140 kg lista para usar, es de las menos livianas de la comparativa.

Yamaha YS125 1

Yamaha YS 125

Sin salirnos de la marca de los diapasones llegamos a la Yamaha YS 125. Esta es la propuesta tradicional de Yamaha de cómo debería de ser una 125. Es la sucesora de la YBR 125, que a su vez heredaba de la saga SR, siglas que todos tenemos en la memoria porque nos han acompañado desde hace décadas y que nos recuerdan a nakeds populares y económicas pensadas para el día a día.

A diferencia de la MT, la YS 125 es una moto más sencilla y austera. Es la 125 lógica, ya que no la falta ni la sobra de nada para ser el vehículo utilitario perfecto. El motor es un monocilíndrico de carrera larga, refrigerado por aire y con dos válvulas. Sus 10,5 CV son suficientes para mover los 130 kg que pesa la moto con los llenos hechos. En este caso nos tenemos que conformar con una caja de cambios de cinco marchas. El consumo es de risa: poco más de 2 l/100 km.

En la parte ciclo tenemos un chasis tubular de acero de semi cuna en el que el bloque motor forma parte de la estructura. Una horquilla simpe para el eje delantero y amortiguadores gemelos para el trasero componen el esquema de suspensión.

Para los frenos se recurre a una sencilla pinza monopistón para la rueda delantera y un freno de tambor de 130 mm en la trasera. Por último, aunque es una moto sencilla por definición, Yamaha ha aprovechado la renovación del modelo hace apenas un año para incluir un indicador de la relación engranada así como un asistente de cambio de marchas, ideal para los más noveles.

La Yamaha YS 125 cuesta 2.800 euros. Por ese precio te llevas una 125 sencilla, pero de gran calidad de construcción y con una tecnología más que probada a lo largo de los años. Puede que no sea la más emocionante de la lista, pero sí una de las propuestas más honradas y racionales.

Suzuki Gsx S125

Suzuki GSX-S125

Sin salirnos de Japón llegamos a la Suzuki GSX-S125. Los de Hamamatsu han vuelto rencientemente al segmento de las 125, que tenían algo abandonado en los últimos años. La GSX S125 es un modelo que ataca a la zona alta de las octavo de litro aunque se queda un poco por debajo de las propuestas de otros fabricantes, tanto en precio como en algunos de sus componentes.

Así, por ejemplo, el motor es un monocilíndrico refrigerado por agua de carrera corta y 4 válvulas. La potencia ronda unos 13 CV y Suzuki ha hecho bien colocándole una caja de cambios de seis velocidades. En la parte ciclo cuenta con una horquilla convencional en la rueda anterior y un monoamortiguador detrás.

Para el sistema de frenado se recurre a discos hidráulicos en ambos ejes, siendo el anterior de generosas dimensiones y mordido por una pinza convencional de dos pistones. El ABS viene de serie. En cuanto al chasis, es de doble viga de acero. Como vemos, son especificaciones a caballo entre las 125 sencillas y las 125 «pata negra».

Personalmente soy un poco escéptico sobre la necesidad de pinzas de freno radiales u horquillas invertidas en estas cilindradas, por lo que a mi parecer, la GSX-S125 puede ser una muy buena opción. Cuesta 3.900 euros y por ese precio te llevas un motor muy avanzado, que casi es lo que más importa en las octavo de litro, ya que con estas potencias es difícil poner en aprietos a la parte ciclo, sea la que sea.

Honda CB125F

Honda CB 125F

La Honda CBF 125 es la rival natural de la Yamaha YS 125. La filosofia es la misma, las especificaciones parecen un calco y el precio de venta de ambas sólo está separado por un puñado de euros. Volvemos al mismo concepcto de naked sencilla y austera. Tiene justo lo necesario para ser un buen vehículo de rutina, muy práctico para el día a día.

El motor es un monocilíndrico refrigerado por aire de carrera larga y con dos válvulas. La caja tiene cinco relaciones. Esta mecánica tiene un tacto agradable y una buena provisión de bajos, aunque le falta la estirada final de las 125 4v. El consumo es lo mejor del modelo. Si tienes un poco de cuidado podrás hacer medias por debajo de 2 l/100 km fácilmente.

Para la parte ciclo se recurre a soluciones sencillas y archiconocidas. El chasis es tubular de semi cuna. La horquilla es convencional y atrás se recurre a una pareja de amortiguadores gemelos. El freno delantero corre a cargo de una pinza de dos pistones y un tambor de 130 mm en el eje trasero. Tiene un peso pluma de 128 kg incluidos los líquidos.

La idea de esta moto es idéntica a la de la YS 125. Una naked sencilla en especificaciones pero con gran calidad de construcción y una fiabilidad contrastada. Su precio es de 2.600 euros y a cambio te llevas una gran moto para el día a día que pocos distustos te va a dar a lo largo de los años.

Honda CB125R 2018

Honda CB Neo Sports Café

La Honda Neo Sports Café es la propuesta premium de Honda para las octavo de litro. Al igual que la Yamaha MT-125, esta moto busca diferenciarse del resto de competidoras tanto en las especificaciones técnicas, como apostando por una estética y personalidad propias.

En este caso Honda ha buscado una estética neoclásica. Auna elementos retro de las café racer, pero le da una vuelta al concepto incoporporando ideas claramente vanguardistas y modernas. He de reconocer que cuando descubrí el modelo por primera vez, la estética no me convenció demasiado; pero a medida que lo voy viendo cada vez me gusta más e incluso ahora mismo me parece que atesora una presonalidad fresca, diferente y sofisticada.

La mecánica es monocilíndrica, de dos válvulas y refrigerada por agua. La potencia alcanza los 13 CV a 10.000 RPM. Por prestaciones este motor está un poco a caballo entre los grandes propulsores de la categoría (Yamaha MT-125 y KTM Duke 125) y los motores de corte austero y racional refrigerados por aire.

En la parte ciclo tenemos un chasis de entramado multitubular y suspensión de horquilla invertida de 41 mm y monoamortiguador trasero. El freno delantero corre a cargo de una pinza radial firmada por Nissin de cuatro pistones. Atrás se recurre también a un freno de disco para detener el conjunto. El ABS es de dos canales y viene de serie en el modelo.

El peso de la moto en orden de marcha es de 126 kg, nada mal teniendo en cuenta todos los componentes que monta. La iluminación corre a cargo de diodos LED en todas las ópticas, dandole un aire más exclusvio al modelo. Su precio es de 4.200 euros. Es una cantidad importante, pero justificada si tenemos en cuenta la calidad general del modelo, el equipamiento que trae de serie y el mimo que se ha puesto en los detalles y la estética del vehículo.

Honda MSX 125

Honda MSX 125

Honda nos sorprendió a muchos hace unos años cuando anunció la MSX 125. Los japoneses se salieron de lo estabelcido con esta propuesta y presentaron una moto muy poco convencional por estas tierras. Esta naked destaca por su tamaño XS. Todo en ella es pequeño: mide tan solo 1,7 metro de largo y calza unos neumáticos de 12 pulgadas, una medida súmamente extraña fuera del segmento escúter.

Gracias a su tamaño diminuto y a su peso de tan solo 101 kg en orden de marcha ya os podeis imaginar cómo es conducir este modelo. Estamos ante un auténtico juguete que hará las delicias del conductor cuando la lleve por la jungla urbana. Esta moto cabe por cualquier hueco y con esas medidas es capaz de dar la vuelta sobre un pañuelo.

Mucho ojo también a sus prestaciones. El motor es un monocilíndrico refrigerado por aire de 125 cm3 y dos válvulas. Es un propulsor derivado de la familia Innova, con el pistón colocado horizontalmente hacia el frente. El cambio es de cuatro velocidades manual. Es sorprendente que Honda incopore una maneta de embrague en vez de recurrir al clásico cambio semi-automático que montan estos motores y que tan bien funciona. El consumo es otra de sus bazas fuertes: homologa 1,52 l/100 km en el ciclo WMCT.

La Honda MSX 125 es un soplo de aire fresco en el segmento naked. Si no piensas andar mucho por carretera es una muy buena opción. En mi opinión es la mejor urbana de esta lista. El propulsor es sencillo, robusto y fiable, pero no es lo que se podría llamar tecnología punta. Por el contrario, la parte ciclo está muy conseguida con una horquilla invertida de 31 mm delante y un monoamortiguador atrás. Para los frenos se recurre a discos hidráulicos en ambos ejes y sistema ABS de serie. Su precio, un poco caro, es de 3.400 euros, pero esa exclusividad y un ADN 100% urbano bien lo merecen.

KTM 125 Duke

KTM Duke 125

La KTM Duke 125 es la enemiga natural de la Yamaha MT-125. KTM nos propone un plato con ingrendientes de primerísima calidad y una presentación muy cuidada y agresiva, con una marcada personalidad Ready to Race, como no podía ser de otra forma en la casa austriaca.

El motor es un monocilíndrico de cuatro válvulas y refrigerado por agua. La potencia llega al tope legal permitido: 15 CV a 10.500 RPM. La caja de cambios por otra parte cuenta con seis velocidades, algo vital en estos motores a los que no les gusta caer de vueltas. La parte ciclo es de primer nivel con un chasis de acero tubular tipo trellis que pŕacticamente comparte con sus hermanas mayores de 200 y 390 cm3.

La horquilla invertida de 43 mm está firmada por WP, al igual que la suspensión trasera, donde se recurre a un monoamortiguador central. Para el sistema de frenado se recurre a un disco de 300 mm y una pinza de freno de cuatro pistones con anclaje radial. Su peso en seco es de 137 kg. Se nos antoja un poco elevado, pero como ya pasaba con la Yamaha MT-125, tener componentes de alto rendimiento y capacidad tanto en frenos, como en suspensión, como en chasis -más rígido-, hacen que todo eso sume kilos.

Esteticamente la Duke tiene una personalidad muy marcada y similar a sus hermanas mayores. El foco delantero es de tipo LED y con una linea muy característica que recuerda a un gran insecto enfadado. La carrocería es muy minimalista y apenas hay paneles que oculten los órganos mecánicos de la moto, algo muy de agradecer para los que nos gusta ver «las tripas».

Si estás buscando lo mejorcito de las 125 y el dinero no es un problema, la KTM Duke 125 puede ser tu elección. Cuesta 4.500 euros, lo cual es un poco menos que la Yamaha MT-125. Además, con el paso de los años KTM ya ha corregido los errores de juventud que tuvo este modelo en sus primeras series, cuando se presentó hace ya algo más de seis años.

Macbor Stormer R 125

Y con la dukesa, acaba nuestro repaso a las principales naked de los fabricantes de motos «tradicionales». Pero esto no es todo. Desde Asia son muchas las firmas que se están animando a fabricar y comercializar nuevos modelos en nuestro país: Hanway, Macbor, Riya, Keeway… Aunque a priori podrían parecernos motos low-cost o de baja calidad, hay algunas propuestas muy dignas entre estos fabricantes y que repasaremos en una segunda entrega de las naked 125 a la venta en nuestro país.

COMPARTE
Sobre mí

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo Gallego

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!