Fernando Simón se revela como el motero de moda

Fernando Simón se revela como el motero de moda

"Fui ángel del infierno en mi juventud", confiesa el epidemiólogo a El País Semanal


Tiempo de lectura: 4 min.

Aunque el doctor Fernando Simon lleva ocho años ejerciendo como Director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), lo cierto es que antes de 2020 apenas sabíamos de su existencia, su papel en la crisis del ébola (2014) fue mucho más discreto. Esta vez, su labor en la gestión del coronavirus en España le ha hecho un personaje público, para lo bueno y para lo malo.

Mañana domingo, El País Semanal publicará una entrevista a Simón, y la portada de la publicación se hizo viral en cuestión de horas. espíritu RACER moto ha tenido acceso anticipado a las páginas y podemos adelantar algunos de los pasajes que se verán en la entrevista.

El epidemiólogo posa con su vieja Suzuki GS 500, la cual utiliza habitualmente para ir a trabajar. Simón ha sido acusado de ser uno de los principales vendedores de motos del Gobierno, pero respondió a eso que “estoy contento con la mía, me la quedo de momento, todavía tiene para aguantar”. Las dos ruedas no son una novedad para él, en su juventud fue ángel del infierno, aunque con una modesta custom de 250 cc. Y la afición a las motos le impactó como un virus.

Ante la pregunta de cuál es su canción favorita, respondió “Highway to health”. Su truco favorito en el GTA 3 es “Gesundheit” (en alemán, salud), pero su videojuego favorito es el “Theme Hospital”. Afirma que todas las relaciones que ha tenido fueron sanas, excepto cuando el vicepresidente Pablo Iglesias le contagió el coronavirus. ¿El peor momento de su vida? Cuando una almendra le jugó una mala pasada en plena trazada, pero salió airoso con contramanillar y la utilización equilibrada del freno, “todavía no se me ha ido la pinza”, añadió.

Fernando Simón es consciente del peso de la fama por su último éxito musical versionando a Junco, y de la cantidad de gente de toda condición sexual que puede sentirse muy burra con su foto en “chupa” de cuero. De hecho, incluso a Javier Negre le supuso tanta impresión que tomó la vieja Suzuki por una Harley-Davidson y a Simón como James Dean en un reciente episodio de “Estado de alarma”. Pero el polémico periodista sigue manifestándose heterosexual en plena celebración del Orgullo, y está con Simón en la fase de odio. Todavía.

Ante la pregunta de por qué aparece sin guantes, ni mascarilla, ni casco, Simón argumentó que “es que si no, no me va a reconocer nadie, y hay que ser transparentes, aunque sea en exceso”. El epidemiólogo, ya hablando de motos, comentó que “los [moteros] que se han caído son casi todos asintomáticos y no siempre los detectamos”, en alusión a los que se han caído, pero no lo admiten.

“Creo que este año Marc Márquez ganará una o dos carreras”, comentó sobre el de Cervera

Tras todo este jaleo, Simón está pensando en comprarse más adelante una BMW R 1250 GS, con su buen eje cardán, porque “con todo lo que ha pasado, esto de tener una moto con cadena de transmisión y corona ya no es lo mismo”. Preguntado acerca de la Vyrus Alyen 988, dijo que le provocó una sonrisa y luego pidió perdón. También reaccionó con simpatía ante la pregunta de si se cruza habitualmente con la Guardia Civil, “casi todos los días”, aunque matizó “pero no por mi forma de conducir”.

Finalmente, indicó a El País Semanal que la siguiente pandemia a batir es el reggaeton, “dado su potencial infeccioso y nivel de transmisión comunitaria entre personas jóvenes, causando daños permanentes en el sistema nervioso”.

Esto y mucho más podréis disfrutarlo mañana en vuestro kiosko.

NOTA: lo que acabas de leer es una noticia ficticia, total o parcialmente, únicamente con propósitos humorísticos. espíritu RACER se ampara en la figura legal del animus iocandi, es simplemente humor, chanza y coña. Cualquier persona nombrada, hecho o situación que coincida con la realidad es pura coincidencia.

COMPARTE
Sobre mí

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

1
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Pablo Mayo
Editor

Como tenga tanta visión en moto como Director de alertas sanitarias, se estampa en la primera curva.


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.