Moto del día: Aprilia Pegaso 650

Moto del día: Aprilia Pegaso 650

La alternativa italiana a la BMW F 650


Tiempo de lectura: 6 min.

Mi compañero Gonzalo ya nos habló de la prima hermana de nuestra compañera, la BMW F 650, que comparte gran cantidad de elementos con la Aprilia Pegaso 650 de la que nos ocuparemos hoy. Os voy hablar de esta última debido a que es una de esas motos lógicas, que hacen todo -o casi todo- bien a un precio realmente contenido, sobre todo ahora que podemos encontrar unidades entradas en años en el mercado de segunda mano.

Las primeras unidades se desarrollaron conjuntamente con BMW a partir de 1993 y fueron producidas en la misma planta de Aprilia en Italia. Ambas tenían como diferencia principal el hecho de que el propulsor de la Italiana poseía una culata de cinco válvulas -que supuestamente le ayudarían a tener una mejor estirada, aunque como veremos la realidad no fue así- en vez de una culata de cuatro válvulas que montaba la de la firma alemana

Sin embargo, ambas usaban la misma base propulsora de la marca austriaca Rotax -menudo embrollo de nacionalidades para construir una moto-, un monocilíndrico refrigerado por líquido de 652 cc. A partir del año 2000 estos modelos de BMW y Aprilia tomaron caminos separados y desarrollos diferentes, aunque ambas marcas siguieron usando el propulsor Rotax unos años más.

Aprilia Pegaso 1993 2

Aprilia Pegaso (1993) – Fotografía: Gyori (Bikepics.com)

El primer modelo de Pegaso 650 prácticamente calcaba las formas de su prima bávara, aunque para mi gusto el diseño siempre estuvo un punto más refinado, con un faro algo más pequeño, un depósito de mayor capacidad -22 litros- y una horquilla delantera invertida de 40 mm de diámetro ajustable en precarga como diferencias fundamentales, aparte de la diferencia en la culata multiválvulas.

El propulsor Rotax es un monocilíndrico con doble árbol de levas en la cabeza -DOHC-, de cinco válvulas -tres de admisión y dos de escape-, alimentado por dos carburadores Mikuni BS con cuerpos de 33 mm, y eje de equilibrado para mitigar vibraciones. Es capaz de entregar una potencia de 50 CV a 7.000 RPM -unos 35 CV reales a la rueda- y un par de 59 Nm a 6.500 RPM unido a una caja de cambios de cinco velocidades y transmisión final mediante cadena.

A partir de 1997 Aprilia decidió introducir numerosos cambios en el modelo, haciéndolo mucho más vistoso, con unas formas más fluidas y dejando de lado el faro trapezoidal tan característico del primer modelo, a favor de uno de aspecto semicircular casi dividido por la mitad en su zona superior junto con un carenado mucho más voluminoso y envolvente, además de un asiento más bajo que el de la versión anterior, para hacer una moto aún más cómoda para circular por carretera pese a que perdiese algo de aptitudes camperas.

Aprilia Pegaso 1997 1

Aprilia Pegaso (1997) – Fotografía: Dusigaz (Bikepics.com)

Se realizaron también algunos cambios menores en la suspensión, que pasó a montar una nueva horquilla invertida Marzzochi, ahora de un mayor tamaño de 45 mm de diámetro, y se cambió también de alternador para evitar algunos problemas que daba en la primera versión, cambiando el de 190 W por uno de 240 W. El conjunto de frenos, en cambio, se mantuvo invariable con un disco delantero de 300 mm de diámetro y pinza de dos pistones axiales y un disco trasero de 220 mm mordido por una pinza de único pistón.

En el año 2003 aunque se mantuvo el diseño presentado en 1997, se realizaron cambios importantes como la adopción de un nuevo sistema de inyección EFI de doble inyector (i.E.) y un nuevo sistema de escape con catalizador, que le hicieron perder algún caballo, quedándose en un total de 47 CV. En la parte ciclo, curiosamente, se pasa a usar una nueva horquilla del mismo fabricante Marzzochi de 45 mm, pero en esta ocasión de tipo tradicional -no invertida como en las anteriores- y se rebajó aún más la altura del asiento.

El chasis en todas las versiones es prácticamente el mismo, aunque evolucionado convenientemente sobre todo en el paso del modelo lanzado en 1994 al lanzado en 1997, un chasis formado por una parte superior delantera de acero en la que se encuentra el depósito de aceite -el modelo tiene lubricación por cárter seco- y unas vigas de aluminio laterales que lo hacen lo suficientemente rígido, conteniendo el peso que se encuentra en torno a 175 kg según versión. Las llantas en todos los modelos montan un conjunto de 17 pulgadas en la rueda trasera con un neumático 130/80 y una delantera de 19 pulgadas con un neumático 100/90.

Aprilia Pegaso 1997 2

Aprilia Pegaso (1997) – Fotografía: Dusigaz (Bikepics.com)

A nivel dinámico es una moto que pese a ser de concepto trail -aunque eminentemente asfáltico- se mueve bien en carreteras secundarias de curvas, y permite rodar por autovía a ritmos legales con soltura, aunque no sea su hábitat natural. También es una moto con la que poder hacer turismo de aventura si no queremos hacer pistas especializadas, sobre todo por la buena respuesta del propulsor a cualquier insinuación del acelerador y su curva de potencia muy plana.

No todo es bueno, ya que pese a ser un motor con eje de equilibrado las vibraciones son evidentes, sobre todo por encima de 5.000 RPM o circulando con ella por encima de 140 km/h. Pese a esto, los buenos detalles como la postura de conducción muy natural con el manillar ancho y plano y unos estribos situados en una posición baja, además de una instrumentación muy completa la hicieron una opción muy interesante como compañera todo uso en el día a día en la ciudad, o con la que divertirse en las rutas del fin de semana con un consumo bastante contenido que puede bajar de 6 litros a los 100 km si somos cuidadosos con el mango.

En cuanto a fiabilidad, mucho se ha hablado de estas motos comparándolas con las BMW, que normalmente suelen salir mejor paradas, pero a excepción de un comportamiento algo más lleno de su propulsor en todo el rango de revoluciones, la verdad es que no hay grandes diferencias entre una y otra, a excepción de los servicios prestados por los servicios oficiales a la hora de afrontar una avería.

Así que si estáis buscando una moto del tipo de la BMW F 650 y vais algo justos de dinero, echadle un ojo a las Pegaso, que seguro estarán unos cuantos euros por debajo de estas.

Calcula cuánto cuesta asegurar una Aprilia Pegaso 650 con nuestro comparador de seguros.

Comparador de seguros de moto
COMPARTE
Sobre mí

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

2
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Gerardo
Invitado
Gerardo

Tiene un parecido a la suzuki freewing 650


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javier Costas

Me gustan los coches desde que tengo uso de razón (o antes), las motos siempre me han inspirado mucho respeto, y sin saber cómo, ya me han enganchado.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

J. Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi “cabeza de hormiga” y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.

Delco

Más que la Historia, me gustan las viejas historias que huelen a asfalto, carreras y gasolina.

Laura Salas

Quise ser periodista porque campeona del mundo de motociclismo ya no podía. De pequeña jugaba con los cochecitos de los huevos de chocolate y con cualquier coche que mi padre dejara desprotegido y a la vista. Le rompí la puerta a su miniatura de un Ferrari. Nunca volvió a ser el mismo (el Ferrari). Siempre intento aprender algo nuevo todos los días. Soy curiosa por naturaleza, qué se le va a hacer.

Enrique Delgado

Terminando la carrera de audiovisuales y empezando en el mundo del periodismo con el espíritu de aprender sobre motor. Siempre tengo un ojo para lo que ocurre en el mundo y otro en absorber todo el conocimiento que pueda sobre él para escribir literatura, mi hobby personal.