Moto del día: Cagiva Raptor 650

Moto del día: Cagiva Raptor 650

Lo mejor de dos mundos


Tiempo de lectura: 5 min.

El peso de Cagiva en nuestro mercado en los últimos años es casi residual, y esto para los amantes del motociclismo da un poco de pena, ya que el grupo MV Agusta, propietaria de la marca, parece haber dejado en barbecho una marca en la que si echamos la vista atrás, podemos ver una gran cantidad de creaciones con ADN deportivo que han salido de su fábrica de Varese.

Nuestra compañera de hoy, la Cagiva Raptor 650, guarda un enorme parecido estético con la primera Ducati Monster, y esto no es de extrañar, ya que es obra del mismo diseñador, Miguel Angel Galluzzi. Esto es debido a que durante los años 90 Ducati, que se encuentra ahora a pleno pulmón mostrándonos numerosas novedades y modelos, fue en su día comprada por el grupo Cagiva, con Cagiva como marca matriz -las vueltas que da la vida-.

Bueno, la estética sabemos que no supuso una revolución a la hora de presentar el modelo, pero si somos sinceros, la Monster es uno de los modelos cuyas estilizadas líneas han soportado mejor la embestida del tiempo de nuestra historia reciente. Pero lo mejor de esta moto es que su propulsor es un viejo conocido de origen Suzuki, y que era y sigue siendo -ya que aún se sigue fabricando- alabado por su facilidad de uso, sus maravillosos bajos y su fiabilidad a prueba de bombas en modelos como la SV 650, Gladius o V-strom 650.

Cagiva Raptor 650 3
¡Menuda mezcla! Como comentaba, la moto tiene un diseño precioso, con uno de los mejores bicilíndricos de cilindrada media de los últimos años. Ya sólo nos falta saber si la parte ciclo acompaña al conjunto.

Y claro que sí, si por algo destacan las motos europeas es normalmente por la calidad de sus componentes, y sinceramente, me parece difícil de entender el porqué no se vendió realmente mas que la SV coetánea, ya que con el mismo motor que esta, los componentes eran superiores.

Para empezar, partimos de un chasis multitubular en acero, de una rigidez elogiada por todos los probadores de la época, que va unido a un basculante de aluminio mediante un monoamortiguador trasero de marca Sachs regulable en precarga. La horquilla invertida delantera es de marca Marzocchi y tiene un diámetro de barras de 43 mm, y aunque no dispone de regulación su tarado es bastante deportivo.

Cagiva Raptor 650 4

El apartado de frenos tiene un mordiente excepcional, con un equipo completo Brembo en ambos ejes. Delante tiene doble disco de 298 mm con pinzas de cuatro pistones, y atrás un único disco de 220 mm con pinza de un único pistón. Los neumáticos van acorde al uso polifacético de la moto y capacidad del motor, con 120/70 R17 adelante y 160/60 R17 detrás.

La posición de conducción es cómoda a pesar de tener un diseño a la Italiana, donde normalmente todo está orientado a ser bonito y poco funcional, y se descuida el confort de los usuarios. Aquí, consiguieron un conjunto vistoso y que cuida tanto de la postura del piloto como la del pasajero, que además al tener un asiento corrido -y bajito para los que tenemos una talla S de altura- y de generosas dimensiones querrá acompañarnos en nuestros viajes si le va la marcha.

Del motor poco voy a contar que no hayamos mencionado ya, es un estrecho bicilíndrico en V de 650 cc con doble árbol de levas en cabeza. Genera una potencia de 70 CV a 9.000 RPM y un par de 63,5 Nm a 7.000 RPM, lo que nos garantizará salir disparados de los semáforos y poder salir airosos como buen bicilíndrico si nos olvidamos de bajar una marcha, respondiendo sin quejas ni “toses”.

Cagiva Raptor 650 2

Su hábitat natural son las carreteras reviradas, en las que su corta distancia entre ejes, de tan solo 1.438 mm, te harán disfrutar en curvas cerradas en las que su aplomo, agilidad y su bajo peso de 180 kg te harán sacar una sonrisa debajo del casco. En ciudad también se sentirá a gusto, aunque la posición de sus retrovisores únicamente nos informará de la situación de nuestros brazos, así que tendremos que ir buscando el ángulo adecuado para ver lo que tenemos detrás.

El modelo se puso a la venta el año 2000, y en el año 2005 se realizaron algunos cambios estéticos y se puso a punto el motor, que pasó a incluir un sistema de inyección electrónica en vez de los dos carburadores Mikuni que utilizaba hasta entonces. También se vendió una variante denominada Cagiva V Raptor de diseño futurista, con un frontal “semi carenado” con aspecto de insecto.

Como comentaba, me parece curioso que un modelo que en general parece ser superior a su rival y hermana de propulsor -y me refiero a la SV 650- y que tenía un precio de tarifa inferior a 7.000 euros, se vendiese mucho menos que éste. Aunque supongo que el servicio postventa -con concesionarios prácticamente inexistentes en nuestro país-, así como una historia de escasa fiabilidad de las motos Italianas durante las décadas anteriores tuvieron algo que ver.

Así que si estáis buscando una naked de bonito diseño, poco vista y de precio atractivo en el mercado de segunda mano, es vuestra moto.

COMPARTE
Sobre mí

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

6
COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
el más nuevo el más antiguo
Notificar de
Ignacio
Invitado
Ignacio

Buenas, tengo una suzuki sv 650 s del 2000 y el motor es una maravilla potente y fiable sin lugar a dudas, estoy pensando en comprarme la cagiva raptor 650 precisamente por su motor, porque la postura de conducción de mi sv 650 s semicarenada me cansa mucho la espalda y muñecas pues hago salidas de 500 kilometros con frecuencia, por eso busco esta moto porque es el mismo motor com mejores frenos y horquilla además, imagino que con mejor postura de conducción. Pero tengo dos dudas sobre ella, La primera es: si realmente será mas erguida la posición de… Leer más »

Borja
Invitado
Borja

a mí me encanta esta Moto. De hecho ya tengo una vista con poquitos kilómetros y un precio imbatible. Me está echando un poco para atrás el tema de los recambios. Supongo que cualquier taller medio decente será capaz de meterle mano. O tendré que buscarme una oficial de Suzuki?. Cagiva en Sevilla qué es mi ciudad, no he encontrado ninguno.

Pedro Ivan
Mecánico
Pedro Ivan

Que decir de la Raptor 650!!!, tuve una durante casi 7 años, a la que hice 48.000 kilómetros sin el más mínimo problema, resulta curioso como a día de hoy muchos motoristas recomiendan buscar una por “aunar lo mejor de dos mundos” y en su día fue algo denostada, más bien por la fama del importador, aunque las rebajaron al máximo, en enero de 2007 mi Cagiva Raptor nueva costo 6.595€. Y anda que no se escuchaba aquello de “me mola la Monster pero me da miedo su fiabilidad”, o la no menos común, “la SV tiene un gran motor,… Leer más »

image (10).jpg


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

Gonzalo Lara Camarón

Ingeniero de software a tiempo completo y apasionado del motor en mis ratos libres. Los coches me gustan desde que tengo memoria, pero fue descubrir las motos y la “enfermedad” fue a peor. Mi sueño es recorrer todos los rincones del mundo sobre dos ruedas.

Jesús Guillermo Pozo

Nací entre las historias de mi abuelo sobre su Derbi 125 Especial y el terrorífico sonido del escape 4 en 1 de la GPX 600 de mi tío y la belleza de su Vmax 1200. Mi padre, fue mi primer profesor con su viejo SEAT 127, y mi madre, cuenta que aprendí las marcas de los coches antes que el alfabeto.

Ender

Japan Rules!!

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto la charla sería de órdago. Pero aquí estoy, escribiendo sobre mi pasión donde me dejan. Si hace unos años me dicen que terminaría así, las carcajadas se habrían escuchado hasta en Australia, pero ahora no sabría vivir sin ello.