Moto del día: Honda SL70

Moto del día: Honda SL70

Pequeña pero adulta a la vez


Tiempo de lectura: 3 min.

La Honda SL70, introducida en el mercado en 1970, fue una pequeña motocicleta de calle y campo con un motor de cuatro tiempos y un chasis bastante capaz. Esta motocicleta era extremadamente popular entre los más jóvenes, quienes la usaban fuera de la carretera como una moto de trail sin ser un desastre en carretera. Algo así como lo que es hoy en día una scrambler.

A diferencia de muchas otras motocicletas dirigidas al sector más joven del mercado, la Honda SL70 era una máquina con todas las funciones que se podían pedir. Tenía un embrague de mano adecuado y un pedal de cambio de pie, dando a innumerables pequeños pilotos su primer gusto con una moto “adulta”. Al fin y al cabo, era una versión reducida de la gama SL de Honda para su uso off road.

Con mucho acierto, la Honda SL70 bebía directamente de la SL90 de 1969, con el mismo diseño en su esqueleto, su depósito de combustible de aluminio y la disposición del bloque motor (casi horizontal, también similar al de la Sport 90). En la época en la que fue presentada, estaba en la línea de los demás productos de la compañía y se veía bien. Una moto que estaba preparada y lista para enfrentarse de tú a tú con su rival directo, la Yamaha JT1 MX, alias Mini Enduro.

Honda SL70 (3)

Las características de diseño de Honda se centraban en hacer una moto realmente fiable y dura, pero los de Iwata ganaron por goleada en este aspecto. Mientras que esta última declaraba un peso en seco de 54,9 kg, la SL70 adolecía de una masa más elevada, de 69,4 kilos para ser exactos. Hay que tener en cuenta que era una moto de reducidas dimensiones, ideal para ser manejable en pistas de tierra por adolescentes aún en desarrollo.

Al ver que la Honda SL70 tendría que competir con la Mini Enduro, la firma del ala equipó su criatura con mejores componentes, entre los que destacaba una suspensión más cómoda y eficaz. Además, a diferencia de la Yamaha, la SL70 se podía conducir legalmente por carretera (hasta 1972 con la JT2 MX). Por el contrario, su manejo se hacía más difícil por su mayor masa y el mantenimiento del motor era más alto que el de su compatriota de dos tiempos.

En Norteamérica, el principal mercado de la Honda SL70, son motos que cambian de manos por una cuantiosa suma de dinero si están restauradas

Honda SL70 (2)

El bloque estaba formado por un solo cilindro de 70 cm3, capaz de desarrollar unos modestos 6,5 CV de potencia máxima que se enviaban a la rueda mediante una transmisión de cuatro velocidades y cadena. Contaba con distribución OHC y estaba refrigerado por aire. Al ser popular en el mundillo de las carreras, existían numerosos kits para elevar la potencia, en algunos casos incrementando la cilindrada hasta los 110 cm3.

La Honda SL70 sobrevivió en el mercado hasta 1974, cuando cambió su nombre por el de XL70. Aunque la realidad es que fue reemplazada por la XR75 en 1973, una máquina totalmente diferente, con una configuración de cilindro vertical y un peso más liviano de 63,5 kg. Fue un año importante para Honda, pues lanzó una serie de exitosos modelos como la CR 250 y CR 125.

COMPARTE
Sobre mí

Luis Blázquez

Aficionado al mundo del motor desde que fui concebido. Aprendí a leer con revistas de coches y, desde entonces, soy un completo enamorado de la gasolina. Como no se nace sabiendo todo, cada día es importante aprender algo nuevo y así ampliar los conocimientos. Este mundillo tiene mucho que ofrecer, al igual que un servidor a vosotros los lectores.

COMENTARIOS

avatar
2000
 
smilegrinwinkmrgreenneutraltwistedarrowshockunamusedcooleviloopsrazzrollcryeeklolmadsadexclamationquestionideahmmbegwhewchucklesillyenvyshutmouth
Foto
 
 
 
  Suscribir  
Notificar de


NUESTRO EQUIPO

Pablo Mayo

Ingeniero de profesión, la mayor pasión de mi vida son los coches, y ahora también las motos. El olor a aceite, gasolina, neumático...hace que todos mis sentidos despierten. Embarcado en esta nueva aventura, espero que llegue a buen puerto con vuestra ayuda. Gracias por estar ahí.

Javi Martín

Con 20 años no ponía ni una sola tilde y llegaba a cometer faltas como escribir 'hiba'. Algo digno de que me cortaran los dedos. Hoy, me gano un sueldo como redactor. ¡Las vueltas que da la vida! Si me vieran mis profesores del colegio o del instituto, la charla sería de órdago.

Miguel Sánchez

Todo vehículo tiene al menos dos vidas. Así, normalmente pensamos en aquella donde disfrutamos de sus cualidades. Aquella en la que nos hace felices o nos sirve fielmente para un simple propósito práctico. Sin embargo, antes ha habido toda una fase de diseño en la que la ingeniería y la planificación financiera se han conjugado para hacerlo posible. Como redactor, es ésta la fase que analizo. Porque sólo podemos disfrutar completamente de algo comprendiendo de dónde proviene.

Ángel Arias

La historia del automóvil está llena de grandes emprendedores, de ideas arriesgadas, curiosas casualidades, irreconciliables enemistades y muchos fracasos. Es un mundo intenso y fascinante del que muchos hemos quedado cautivados. Cualquier vehículo con un motor me parece interesante, ya sean motocicletas, automóviles, camiones, aviones o barcos; es estupendo sentir la brisa del viento en la cara sobre uno de ellos. Si estáis aquí es porque compartimos afición.

Alejandro Delgado